Fallece Siang Aguado de Seidner y deja aportes a la educación de Guatemala

La profesional falleció el pasado jueves 29 de octubre. Una de las más reconocidas educadoras y promotora de la historia y la cultura.

despedida Siang Aguado de Seidner
Siang Aguado de Seidner, dejó un legado en la educación guatemalteca. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca).

Siang Aguado de Seidner era exdirectora del departamento de Educación de la Universidad Francisco Marroquín. Según detalles de esta casa de estudios superiores, la educadora coordinó las carreras de Profesorado de enseñanza media en literatura y ciencias sociales e Historia del arte y Licenciatura en enseñanza de la historia y enseñanza de la lengua y la literatura.

Historiadora egresada de la Universidad de San Carlos de Guatemala. También era  académica numeraria de la Academia de Geografía e Historia de Guatemala y miembro correspondiente de la Real Academia de la Historia de España y de las Academias de Venezuela, Argentina, Uruguay, Puerto Rico y Honduras. Además fue parte de la junta directiva en la Alianza Francesa y miembro del Consejo Directivo de INCAE entre el 2007 y el 2018.

Ingresó en la Academia en 1988 con el trabajo Reflexiones de cómo una generación entiende e interpreta su circunstancia histórica sobre la auténtica y genuina independencia de Guatemala.

Es la autora del libro Juego de Espejos publicado en 2007.  Este libro trata sobre historia, literatura y una serie de ensayos.  En la introducción explica que no se trata de ninguna manera de ser una exhaustiva investigación académica teorizante, ni la exposición de una sola idea, sino simplemente el muestrario de meditaciones, sondeos y reflexiones escritos con espontaneidad.

Portada del libro Juego de Espejos, escrito por Siang Aguado de Seidner. (Foto Prensa Libre: Hemoroteca).

En el 2018 se hizo entrega de las Palmas Académicas, una condecoración que instituyó Napoleón I desde 1808 para honrar a quienes por méritos personales difunden la cultura y la educación francesa en el mundo.

En esa ocasión, durante la entrega del reconocimiento, ella destacó que desde muy joven sus padres le enseñaron el amor por la cultura.  Su padre, el filólogo Salvador Aguado, le mostró el camino del placer de la lectura de las grandes obras literarias, y de esa manera abrió sus ventanas espirituales y sintió la belleza del pensamiento, de las ideas y de la palabra, así lo describió durante la entrega de la distinción y que es posible ver en un vídeo publicado en la página de la Universidad Francisco Marroquín.

“En cuando a mi oficio, es la historia mi vocación, amo la historia porque me ha permitido acercarme a la humanidad entera…es una disciplina amplia que abarca muchos pensamientos porque la historia es vida y preocupación, y todo ser humano que se preocupa es un ser libre…Por otro lado mi entusiasmo y fascinación es la literatura con la que entro a otros mundos y experiencias, dudas y amplio mis conocimientos y enriquezco mi vocabulario;  y en cuanto a mi devoción es la enseñanza, la educación pues ser maestro es una hermosa y enorme tarea que revaloriza los valores éticas y culturales”… dijo en esa ocasión.

Aguado de Seidner estaba casada con Jacques Seidner, tuvo tres hijos José Andrés, Henriette, Emmanuel y seis nietos.

“Mi profesión es la historia, mi devoción es la literatura y mi amor es la educación”, Siang Aguado de Seidner .

Una mujer sin egoísmo

La muerte de Aguado de Seidner también ha dejado un vacío en el mundo académico.  Geraldina Baca-Spross, fundadora y presidenta de la Organización para las Artes y directora del Auditorio Juan Bautista Gutiérrez, de la Universidad Francisco Marroquín expresó “Siang llenó las aulas de estudiantes ávidos por escucharla.  Pero los que tuvimos la alegría  de ser sus amigos, conocimos el otro lado de esa mujer excepcional, dadivosa y gentil.  Recordaba todos los detalles que hacían la diferencia entre una gran amiga y una persona agradable.  Siang se ha ido y con ella una época. Pero no se irá nunca  de nuestras mentes que empapó con su exquisito saber y fino trato”.

Grecia Aguilera, poeta guatemalteca, comenta que la amistad entre ellas comenzó desde jóvenes por la cercanía entres los padres de ambas.  Aguilera la describe como una gran profesional y entregada a la educación.  “Era generosa en amistad y en especial no tenía ningún egoísmo en compartir sus conocimientos con los demás”, dice Aguilera.

Ana María de Eskenasy, presidenta de la Asociación de Mujeres Periodistas y Escritoras de Guatemala Ampeg, comenta que la reconocida historiadora fue asesora de esta organización por más de 50 años y su casa fue sede de las reuniones durante décadas, “ella fue  un ejemplo para todas las generaciones con quienes compartió y cultivó en la juventud el amor por la cultura e historia”, reconoce la presidenta.

En la página de la Universidad Francisco Marroquín encuentra diversidad de conferencias que Siang Aguado de Seidner desarrolló.  ¿Cómo hacemos historia? Descubrimiento y conquista, son algunos de los títulos, entre otros acontecimientos relevantes.