Los reyes magos encierran misterios

“Habiendo nacido Jesús en Belén de Judá, durante el reinado de Herodes, vinieron unos Magos de oriente a Jerusalén, y preguntaron: Dónde está el rey de los judíos que ha nacido, porque hemos visto su estrella en oriente y venimos a adorarlo”, Mateo 2, 1-2. Así inicia el relato del nacimiento de Jesucristo y el único pasaje bíblico donde mencionan a los magos, —o reyes magos— cuyo día, en muchas partes del mundo, se celebra el 6 de enero.

El 6 de enero se celebra en el mundo cristiano el Día de Reyes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El 6 de enero se celebra en el mundo cristiano el Día de Reyes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En varios países, entre ellos, México, la celebración incluye una torta de Reyes, y, también se le entregan regalos a los niños. La creencia dicta que a los pequeños que se han portado mal, los reyes magos les entregan carbón.

Su historia

En la actualidad, estos misteriosos personajes son un referente ineludible de la Natividad. “La cultura popular ha diversificado la figura de los magos, los volvieron reyes y se supone que fueron tres, por las tres ofrendas que menciona la Biblia, oro, incienso y mirra”, indica la historiadora Andrea Pineda.

Las ofrendas tienen un significado más simbólico que numérico. “Todos los elementos que ofrecen al Niño Dios son regalos que se le hacen a los reyes, tanto el oro, como la mirra tienen significado real. El incienso, por su escasez en aquellos lugares, tenía un valor alto y ceremonial”, indica el investigador Osberto Gómez.

Tres visiones

La cultura popular le asignó nombres a los magos que llegaron a Belén a ser testigos del nacimiento del Mesías, pese a que las escrituras no los mencionan. “Los evangelios apócrifos hablan de tres magos y les asigna el nombre de Gaspar, Melchor y Baltazar”, agrega Gómez.

En la creencia popular los reyes magos llegan a visitar el pesebre en un caballo, un camello y un elefante. “A los magos se les asignan rasgos blancos, árabes y africanos porque para entonces eran el total de las culturas conocidas”, indica Pineda.

Magos en el arte

La figura de los reyes magos llega hasta el arte medieval y aparecen representaciones de ellos en pinturas expuestas en la Cripta della Madonna, en el cementerio de los santos Pedro y Marcelino, en Roma, que datan del siglo II.

El sarcófago de Aurelio, en las catacumbas de San Lorenzo Fuori le Mura, alberga un altorrelieve en mármol de lo magos, que es un arte que se remonta al siglo IV.

Ya en el milenio pasado la figura de estos personajes aparecen en diversas representaciones pictóricas. “Lienzos como La adoración de los reyes magos (1609), de Rubens, y la de Diego Velázquez, en 1619, son las más conocidas e incluye tres personajes”, agrega Pineda. Rembrandt y Giotto también tuvieron pinturas que representaron a los magos.

¿Cuántos eran?

El número de magos no lo especifica la Biblia, en la iconografía de los siglos III y IV aparecen dos, tres y cuatro personajes. Algunas fuentes indican que fueron hasta 12 magos que representaba a las 12 tribus de Israel. En el siglo III, el teólogo Orígenes (185-254) indicó que los reyes magos eran tres por los regalos llevados al pesebre.

Pese a las distintas versiones, la católica Biblia Latinoamericana explica que los magos no eran reyes, sino adivinos y sacerdotes de una religión pagana (…). Esto representa que Jesús es el salvador de todos los hombres ,y no solo de los que se encuentran en una iglesia.