Perdimos a dos grandes: Jesús Martín Barbero y Albert Bandura

Su perspectiva de la educación, comunicación y aprendizaje social son un legado en el contexto del covid-19.

Publicado el
Perdimos a dos grandes
Estas líneas aportan un escenario general de cómo el legado de estos dos grandes referentes pueden lograr cambios sociales. Foto Prensa Libre: Myriams-Fotos/ Pixabay

En junio del presente año fallece Jesús Martín Barbero (1937-2021), español de nacimiento y nacionalizado colombiano; doctor en filosofía, antropólogo y semiólogo; experto en identidad y cultura. Su base teórica se centra en la educación desde la comunicación. Se le cataloga como uno de los principales críticos latinoamericanos en referencia a la comunicación masiva centrada en el discurso y el poder.

Un mes más tarde, en julio, perece Albert Bandura (1925-2021), psicólogo y pedagogo canadiense que se podría considerar el precursor de la transición del conductismo (el condicionamiento) al Sociocognitivismo (se aprende observando, por refuerzo, motivación y atención).

Uno de los aportes significativos de Bandura lo constituye su Teoría del Aprendizaje Social (TAS) que propone que las personas se comprometerán a cambiar siempre y cuando se sientan capaces de adoptar la conducta; indica que unas personas aprenden de otras a modelar su conducta y la influencia que el medio ambiente ejerce. A esta interacción (persona, conducta y medio) le denominó determinismo recíproco.

Las teorías de ambos son bastante amplias,  en este espacio se considerarán algunos elementos para centrarlas en la Comunicación para el Cambio Social y de Comportamiento. En el caso de Barbero  su aporte de Comunicación Educativa en el cuál expresaba “Si comunicar es compartir la significación, participar es compartir la acción. La educación sería entonces  el decisivo lugar de su entrecruce.”

Con respecto a la teoría de Bandura, se destaca la introducción de la habilidad “para que la gente pueda tener un mayor grado de influencia en lo fortuito (motivación/actitud) y se puede hacer que las oportunidades ocurran siendo más activo”.

De la teoría a la práctica: El contexto de la pandemia un aprendizaje social

Parafraseando el pensamiento de Bandura que todo pasa por alguna razón y  “la gente puede tener mayor grado de influencia en lo fortuito”,  se podría concluir que   “el covid-19 vino a retarnos a nivel individual, comunitario y social”.

Por su parte, Martín-Barbero con su consigna: “La Sociedad de la Información no es entonces sólo aquella en la que la materia prima más costosa es el conocimiento, sino también aquella en la que el desarrollo económico, social y político, se hallan estrechamente ligados a la innovación, que es el nuevo nombre de la creatividad y la invención”, nos permite develar que la educación ejerce una interacción significativa en la comunicación y viceversa, para sobre pasar situaciones complejas en nuestros países, pero que esto no se ha logrado aún. Cabe mencionar que Martín-Barbero falleció de covid.

Karina Arriaza, comunicadora y docente

Comunicación y comportamiento

Karina Arriaza, comunicadora y docente

A pesar de los avances tecnológicos nos dimos cuenta que con un clic no podemos ejercer el control sobre el covid en la humanidad.

Del 2020 a la fecha, hemos aprendido el valorar lo que pasaba desapercibido: un abrazo, la importancia de seguir instrucciones, el descubrir la creatividad y habilidades para trabajar en casa, para re inventar el giro de los negocios; así como cambiar nuestras prioridades: que la decisión de mantener el distanciamiento físico y lavado constante de manos es “por amor a la vida”; que  las mascarillas y el alcohol en gel ahora son parte de la canasta básica.

Estas líneas aportan un escenario general de cómo el legado de estos dos grandes referentes –Martín-Barbero y Bandura- pueden lograr cambios sociales significativos en nuestras sociedades marcadas por la Pandemia, pero el reto radica en involucrarnos activamente desde diferentes espacios.

La familia es la base de la sociedad, surge la interrogante ¿cuál es la principal contribución individual, familiar y comunitaria  para que la sociedad guatemalteca aprenda a sobrevivir con un virus que vino para quedarse? La respuesta no es una sola, sino la diversidad de opciones de los diferentes sectores permitirá que la interacción entre educación, comunicación, conciencia, motivación, participación, creatividad e innovación hagan la diferencia.

Referencias: Fundación W.K. Kellog. (2001). Manual de comunicación social para programas de promoción de la salud de los adolescentes. Washington: Organización Panamericana de la Salud. Bandura, A. (2008). Entrevista con Albert Bandura. (E. Bunge, Entrevistador). Barbero, J. M. (2002). La Educación desde la Comunicación. Norma. El Universal. (12 de junio de 2021). Muere por COVID-19 Jesús Martín Barbero, teórico de la comunicación. México. Triglia, A. (2021). La Teoría del aprendizaje Social de Albert Bandura. Obtenido de Psicología y Mente: https://psicologiaymente.com/social/bandura-teoria-aprendizaje-cognitivo-social