El 2020: una oportunidad para ser la mejor versión de sí mismo

Conocerse a sí mismo y trabajar en el amor propio, el manejo de las emociones, las fortalezas y las debilidades, nos permite tener un crecimiento personal. El año nuevo es una excelente oportunidad para iniciar este proceso.

Archivado en:

Año nuevoMetas
El año nuevo es una oportunidad para trabajar en mejorarse como persona. (Foto Prensa Libre: Servicios).
El año nuevo es una oportunidad para trabajar en mejorarse como persona. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Plantearse metas cada 31 de diciembre es una costumbre que practicamos para estar cada vez más cerca de cumplir aquello que anhelamos. “En efecto el año nuevo trae muchas oportunidades, sin embargo, siempre es importante ir acompañando estos nuevos años con conocimiento sobre nosotros mismos” expresa Ana María Valle, psicóloga clínica.

Aunque pueda resultar un tanto difícil, es importante conocerse, pues, de lo contrario, caeremos en una suerte de ciclo y cada fin de año nos encontraremos en la misma posición que en la que finalizamos el año anterior, según explica la experta.

Por ello, debemos hacer una pausa para reflexionar sobre la manera en que vivimos. “Tomar la decisión de empezar un proceso de profundizar en nosotros nos abre la posibilidad de que realmente el año nuevo sea nuevo y hacer un corto circuito a los patrones que repetimos año con año”, indica Valle.

Así que, si damos este paso, habrá algo nuevo en nosotros que hará que el año sea diferente. Para Valle, adquirir un saber puede tratarse de un aspecto personal pequeño pero significativo, “es decir que sea lo bastante importante para trazar nuevas rutas en la vida”.

Cómo llevar este proceso

Cuando deseamos profundizar a nivel personal, debemos tener presente que se trata de un proceso y que no debemos exigirnos tanto ni frustrarnos al no ver resultados instantáneamente. Según Valle, hay diferentes maneras para llevar a cabo este proceso, pues depende del estilo de cada persona. Lo recomendable es que lleve un acompañamiento de profesionales en psicología.

Es importante que se lleve acompañamiento de profesionales en psicología, cuando las personas lo requieran. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Parte de conocerse a sí mismo es tener conciencia de la relación que tiene con sus pensamientos, sentimientos y el manejo de las emociones ante las distintas situaciones que se nos presentan, dice Elizabeth Caravantes, psicóloga clínica. “Debemos preguntarnos cómo estamos con nuestro diálogo interno”, indica.

Este proceso implica saber cuáles son nuestras fortalezas y debilidades. “Si apreciamos la naturaleza, si somos creativos, si es la esperanza al saber que siempre hay una luz al final del camino. Debemos indagar y conocer qué nos interesa genuinamente”, expresa.

Para lograrlo, debemos probar cosas nuevas, llevar a cabo distintas actividades y atreverse a todo, según aconseja la experta. “Hay que identificar qué nos apasiona”, añade. Asimismo, en la adolescencia solemos pasar por una crisis de identidad y es la etapa en la cual debemos poner esto en práctica con el apoyo de los padres.

Mentalidad de crecimiento

“Al tener una mentalidad de crecimiento, la persona sabe que puede cambiar y esto empieza a partir de que toma conciencia. No es aconsejable tener una mentalidad negativa en la que diga ‘ya no pude’, evite los juicios”, dice Caravantes.

Conózcase y aprenda a manejar sus emociones. (Foto Prensa Libre: Servicios).

En este caso, debe tener presente de que no se tiene el control de las situaciones pero que usted es un agente de cambio, por lo tanto, puede dar lo mejor de sí. Entonces debe tener la capacidad de reconocer cuando ha actuado de forma incorrecta y, de esta manera, poder ejecutar ese cambio.

No se trata de una exigencia

Al hablar del proceso de trabajar en su mejor versión, Valle aconseja no confundirlo y evitar tomarlo como “una exigencia hacia la propia persona, desde la orientación psicoanalítica podríamos decir, una exigencia superyoica, que puede traducirse en esa voz que nos dice: ¡Sé la mejor mamá!, ¡Sé el mejor empresario/a, ¡Sé el mejor estudiante!”.

Lo mejor es plantearlo como una construcción de su persona, de construir lazos sanos con sus seres queridos, de un proceso que nos lleve a disfrutar, amar y reducir los niveles de ansiedad.

 

Contenido relacionado:

>¿Es usted de las personas a las que le cuesta decir “No”?

>Actividades productivas que pueden llevar a cabo las personas cuando se jubilan

>Consejos para no perder la autonomía al estar en una relación de pareja