Así de extravagante se vestirá la Navidad

Cada año los integrantes de muchas familias se ponen de acuerdo acerca de cómo decorar el hogar para disfrutar de una Navidad fuera de lo convencional y que llame la atención pero sin perder la esencia de la época.

La tendencia este año es al estilo shabby-chic,  que consiste, principalmente, en mezclar elementos antiguos con modernos, al reutilizar objetos y darle nueva vida, explica Marco Ceballos, encargado de diseños de temporada de Cemaco. Botellas o recipientes de vidrio con luces etn su interior y jaulas con rasgos de antigüedad con esferas son algunos ejemplos. 

En contraposición, la Navidad también respira un aire de modernidad, como indica el diseñador Edwin García, de Kalea. De ahí que se adorne el hogar con colores neutros como negro o gris en candelabros, esferas o estrellas. También está la decoración nórdica o escandinava, que emplea la madera blanca o en colores naturales. Sobrio, pero sofisticado.

De cabeza ¿Quién no quedará sorprendido al encontrar en una casa un árbol con el pico hacia abajo? Esta original idea pertenece a un jardín en el Reino Unido, quien aconseja tener el espacio idóneo para acoplar un árbol "que puede resultar perturbador" y el tiempo para recibir comentarios de las visitas.

La profusión de cristales en la decoración atraerá con más intensidad la iluminación en el hogar, explican expertos de Casa Casa. Pequeñas figuras de cristales swarovski, además de ser elegantes, aportan la originalidad que se busca.

Escenas europeas poco conocidas en nuestro país también atraerán las miradas, como un Santa Claus que se transporta en una canoa en lugar de un trineo.

En el mundo

La imaginación pasa a formar parte de la realidad con excéntricos adornos de la época. Todo depende de las aficiones que salen a relucir, por ejemplo, con adornos de personajes de filmes o héroes favoritos.

El árbol, elemento obligatorio e indiscutible representante de la época, puede tomar formas insospechadas con materiales poco habituales.