Cómo prevenir estrías durante el embarazo

Es inevitable que note que su cuerpo cambia durante el embarazo, pero puede poner especial atención para cuidarlo con el objetivo de que no dejen secuelas.

Las estrías son cicatrices que aparecen en la superficie de la piel debido a la rotura de las fibras elásticas. (Foto Prensa Libe: Servicios)
Las estrías son cicatrices que aparecen en la superficie de la piel debido a la rotura de las fibras elásticas. (Foto Prensa Libe: Servicios)

Los cambios hormonales propios de la gestación afectan de alguna u otra manera los cuerpos de las mujeres y, por tanto, el tejido cutáneo.

La demartóloga Jennifer López explica que debido a que el volumen del abdomen de la madre aumenta conforme crece el bebé durante el embarazo, la piel se estira y aunque en realidad es elástica, el cambio es tan gradual y rápido que el cuerpo no tiene la capacidad para reponer el colágeno de forma inmediata, causando las estrías. Estas molestas cicatrices suelen aparecer alrededor del ombligo, en la zona abdominal, senos, caderas y muslos.

Los cambios hormonales y el aumento de estrógenos también hace que la piel se vuelva más reseca y frágil.  (Foto Prensa Libre: Servicios)

 

Las características visibles y el pronóstico de las estrías dependerán de la fase evolutiva en las que se encuentren: fase inflamatoria o fase cicatricial. La primera etapa es cuando una estría es reciente y tiene un aspecto rojizo. En ese momento la aplicación de un tratamiento que por ejemplo, podría ser una crema tópica, podrá ayudarle a mejorar el aspecto de la cicatriz, hasta hacer que sea difícil de percibir.

Por otro lado, la fase cicatricial es cuando la estría ha evolucionado por un tiempo y adquiere un color blanco.  En esta fase el tratamiento tópico es muy poco eficaz.

El color de una estría determina el tiempo que lleva formándose en la piel. Las de color rojizo son más recientes y fáciles de tratar, mientras que las blancas pueden mejorar con tratamiento pero es muy probable que no suelen desaparezcan totalmente. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Por supuesto, lo más recomendable es prever para poder evitarlas. Es por eso que ante la noticia de un embarazo (y preferiblemente desde su planificación) es muy importante enfocarse en incrementar la elasticidad de la piel a través de la hidratación con los siguientes consejos:

  1. Beba abundante agua para mantener su piel hidratada desde el interior. Se recomienda beber dos litros de líquidos al día, entre agua, infusiones o zumos naturales.
  2. Enfóquese en mantener una dieta sana y equilibrada, rica en frutas y verduras porque estos alimentos aportarán las vitaminas y minerales necesarios para estimular la producción de colágeno en su cuerpo. Alimentos que contengan vitamina A, la cual hace que la piel esté más elástica y con mejor textura, y ayuda a la regeneración de la piel y alimentos con vitamina E, que es antioxidante por naturaleza, deben ser incluidos en su dieta.
  3. Utilice cremas o tratamientos preventivos recetados por su dermatólogo.
  4. También puede aplicar en su  piel aceites esenciales de lavanda, romero o caléndula, los cuales además de aliviar y desinflamar, regeneran las células.
  5. Procure dormir un mínimo de ocho horas diarias, porque descansar adecuadamente estimula la producción de colágeno.
  6. Proteja su piel de la exposición directa al sol porque las estrías podrían adquirir un color más fuerte y anti estético.
Beber abundante agua y alimentarse adecuadamente le ayudarán a prevenir las molestas estrías. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Contenido relacionado:

>Lo que toda embarazada debe saber para estar saludable

> Consejos para disfrutar del verano si está embarazada

> 5 cosas poco conocidas que se relacionan con los problemas de fertilidad

0