Cómo sobrellevar las crisis de celos en la pareja

¿Qué tanto los celos afectan el caminar de la pareja? Conozca aquí qué hacer frente a estas crisis.

Publicado el

Archivado en:

celosParejapsicología
Una de las crisis más grandes de las parejas se dan por celos.  (Foto Prensa Libre: Servicios).
Una de las crisis más grandes de las parejas se dan por celos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Una pareja que vive a la sombra de los celos tiene todo tipo de historias.  En algunos casos el mínimo detalle podría hacer detonar una III Guerra Mundial.  ¿Salir de ese círculo es posible?

La psicóloga Gabriela Minera, de PsicoSalud explica que este sentimiento surge bajo la sospecha que la persona amada siente amor o cariño por otra, o cuando siente que otra persona prefiere a una tercera en lugar de a ella.

Estos se convierten en una respuesta emocional que surge cuando una persona percibe una amenaza hacia algo que considera “propio”.

En casa o fuera de ella

¿Por qué aprendemos a ser celosos?  Minera, hace énfasis en que diferentes factores llevan a una persona a comportarse de manera celosa.

“No se nace siendo celoso sino se aprende a “ser celoso.” Como seres que desde pequeños aprendemos a imitar las conductas de las personas que nos rodean, las personas más cercanas a nosotros, de una u otra forma estos patrones de celos los vemos y los copiamos para sentirnos, en cierto grado, como símbolo de pertenencia”, explica la psicóloga.

En ese proceso aparecen los sentimientos de inferioridad o abandono, también influye la historia personal de infidelidad vividas.

Los celos pueden aparecer en distintas etapas de la vida, por ejemplo, en la infancia con la llegada de un nuevo hermano o durante la adolescencia o edad adulta pueden surgir por imitación o experiencias vividas, como se menciona con anterioridad.

Desde pequeños se aprenden estrategias para conseguir atención de los padres o familiares cercanos y éstas sirvan para satisfacer las necesidades de esa etapa.

Es muy probable que ante la pérdida de estas importantes fuentes de atención, cariño y al mismo tiempo satisfacción de las necesidades aparezcan de manera espontánea y gradual sentimientos de celos y abandono (dejar de ser algo importante para el otro) por ejemplo, la venida de un nuevo hermano.

Existen distintas teorías que buscan explicar por qué se desarrollan los celos. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Minera aclara que esto lleva constantemente al menor a querer llamar la atención a toda costa de los padres o familiares cercanos para prevenir el alejamiento del ser querido y no lo hace como manipulación sino con el fin de mantener cerca a estas personas que brindan amor, atención y cobijo en cualquier situación que le suceda al niño.

Si el adulto no le da la debida atención a los sentimientos negativos del menor y no muestra empatía y afecto hacía éstos, seguramente se traducirán en sentimientos de celos cuando el niño sea adolescente y adulto.

Es por ello importante en casa trabajar el tema de la libertad y el respeto, así como el desapego.  Puntos esenciales que hacen individuos más estables emocionalmente.

Fuera de lugar

Existe un grado normal de sentir celos cuando se quiere a alguien. Los celos adaptativos son una respuesta normal y muy comprensible que pueden surgir en cualquier relación  en la que los sentimientos entran en juego.

Estos celos se consideran de baja intensidad o poco malestar ante breve o poca atención de la persona amada o bien el rompimiento de la relación por cualquier causa, incluye familiares, pareja o amigos, dice Minera.

La psicóloga Deborah Lima, agrega que en los diferentes niveles de celos también están aquellos que se convierte en un tema patológico cuando estos imposibilitan las acciones de la otra persona.

“El otro podría sentirse invadido y los grados más serios es cuando se llegan a temas de violencia al limitar la libertad de elección de la otra persona o  limitando su manera de expresión”, agrega Lima.

Una persona insegura no es capaz de pensar con claridad al sentir celos, agrega Minera, “se deja llevar por sus propios pensamientos obsesivos y negativos, no ve lo que realmente es y muchas llega a cometer actos soeces, abusivos o groseros contra un familiar, pareja o amigo. Puede llegar a sentir celos patológicos y estos llevar a un abuso físico y emocional hacía otra persona (insultos, golpes, agresiones) incluso puede llegar hasta matar por la misma inseguridad que maneja”, aclara.

¿Podriamos salvar una relación que vive en los celos?

Las especialistas consultadas expresan que esto depende del caso y del trabajo de la persona celosa y la pareja.

Ir en búsqueda de un cambio requiere de un trabajo personal. No se puede obligar a la otra persona a cambiar. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Lima expresa que se necesita replantear la relación cuando no se avanza y ninguno de los dos son felices.

Un cambio se consigue con mucha dedicación y esfuerzo de ambos y la ayuda de un profesional.  Es esencial aceptar que se tiene un problema.

La terapia en pareja busca superar orientar para superar inseguridades y mejorar el manejo de emociones.

Es importante reconocer que para el celoso su vida gira entorno a los celos que siente por su pareja. La pareja pasa a ser la presa principal, dejando a un lado sus aficiones y relaciones sociales porque constantemente está escuchando del celoso que seguramente se le engaña o se le va a dejar.

La frustración ocupa un sentimiento importante en la pareja del celoso, “puede sentir enojo y hasta ira por lo que vive y muchas veces incluso se vuelve dependiente de celoso y puede hasta gustarle que le celen, esto es totalmente negativo ya que no permite al celoso darse cuenta de sus sentimientos erróneos y negativos”, afirma Minera.

En algunos casos las relaciones no tienen futuro.  Cuando existe violencia se requiere de otro tipo de apoyo y seguimiento para evitar situaciones mayores de maltrato o que ponen la vida en peligro.

Existen diversas leyes que podrían orientar como la Ley de Femicidio y otras formas de violación contra la mujer, la Ley contra la violencia sexual, explotación y trata de personas, y la Ley para prevenir y erradicar la violencia intrafamiliar.  Si no sabe qué hacer podría llamar al 1572, del MInisterio Público para recibir más orientación.

Podría interesarle: Ocho mil mujeres han llamado al 1572 por violencia física

¿Se puede “desaprender” a ser celosos?

Sí es posible aprender a dejar a un lado los celos por medio de un trabajo personal.  La orientación de un profesional, ir a grupos de apoyo y otras técnicas podrían ayudar en este cambio.

Las profesionales insisten en la búsqueda de la historia propia, esto permitirá encontrar el origen de los celos y trabajar en ello.

El cambio se puede dar con total seguridad cuando el que desea hacerlo se compromete totalmente al tratamiento psicológico y muchas veces psiquiátrico, dice Minera.

Una observación interna es fundamental para trabajar en un cambio personal. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Al acudir a terapia psicológica ayudará a la pareja a sentirse mejor, les ayudará a encontrar herramientas para manejar diferentes conflictos, se cambia pensamientos y emociones negativas y se encuentran técnicas para convivir en más armonía.

Un ejercicio al que se podrá enfrentar es llevar un diario donde la persona apunte cada vez que sienta celos, reconozca el motivo, duración de la molestia y cómo se logró superar.  Existirá un proceso a seguir de cambio, Minera explica algunos de los puntos principales:

  1. Reconocer que se es celoso
  2. Tener voluntad para cambiar
  3. Detectar los celos
  4. Pensar de manera realista
  5. Trabajar en uno mismo
  6. Confiar en la pareja
  7. Qué es lo que le causa celos
  8. Olvidar el pasado
  9. Concentrarse en lo positivo de la relación
  10. Mejorar la comunicación con la pareja
  11. Acudir constantemente a terapia psicológica

Compartimos también una entrevista en vivo con la psicóloga Inés Zepeda.  Ella profundiza más en cada uno de los aspectos mencionados.

Contenido relacionado:

<Una nueva vida después de un divorcio
>¿Eres ahorrador o derrochador? 4 razones por las que nos peleamos por dinero con nuestra pareja o amigos
>Los pequeños engaños de tu pareja, ¿cuentan como infidelidad?