¿De dónde proviene la costumbre de los huevos y el conejo de Pascua?

Cuando en Guatemala nos regocijamos de la Resurrección de Jesucristo, el Domingo de Pascua, en algunos países es costumbre regalar huevos, que, según la creencia, son traídos y escondidos por un conejo. Pero ¿cómo surgió esta tradición?

Los huevos y el conejo de Pascua tenían su origen en festivales paganos.
Los huevos y el conejo de Pascua tenían su origen en festivales paganos.

Los orígenes de esta costumbre se remontan a festejos paganos, cuando en tiempos prehistóricos las personas celebraban los equinoccios y los solsticios como períodos sagrados, al asociarlos con los patrones de la naturaleza.

Con el surgimiento del cristianismo, el período de Pascua comenzó a relacionarse con la resurrección de Cristo. En los dos primeros siglos después de este acontecimiento, las celebraciones en la nueva iglesia cristiana se vinculaban con festivales paganos, dice la profesora Carole Cusack, de la Universidad de Sídney, Australia. “Los festivales sobre el tema de la nueva vida y el relevo del frío invierno con la primavera se conectaron explícitamente a Jesús que venció a la muerte para resucitar después de la crucifixión”, añade.

Muchas de las costumbres paganas asociadas a la celebración de primavera eventualmente fueron absorbidas dentro del cristianismo como símbolos de la resurrección de Jesús.

Lea también: Este es el significado del Domingo de Ramos

Los huevos, como símbolo de una nueva vida, se convirtieron en la representación de la resurrección; después de los fríos meses de invierno, la naturaleza renacía, dice Cusack.

Durante la Edad Media, las personas comenzaron a decorar los huevos y comerlos como un bocadillo en el Domingo de Pascua, después de haber ayunado durante la Cuaresma. Los conejos también están asociados a la fertilidad y fueron símbolos vinculados con la diosa Eostre.

Eostre u Ostara, nombre de la antigua divinidad germánica de la primavera.

La primera asociación del conejo durante las celebraciones de Pascua fue mencionada en un libro del profesor alemán de Medicina George Franck von Franckenau, publicado en 1722.

George Franck von Franckenau, científico alemán (1643-1704)

“Él rememora una costumbre folclórica que habla sobre las liebres que esconden coloridos huevos para que los niños los busquen, lo cual sugiere que ya a principios del siglo XVIII los huevos decorados eran escondidos en jardines”, añade Cusack.

La comercialización durante el siglo XIX convirtió a los conejos en un símbolo popular de la Pascua, con un crecimiento acelerado en la industria de tarjetas.

“Compañías como Hallmark se volvieron famosas al lanzar tarjetas con imágenes de conejitos y huevos de Pascua”, dice la profesora. Los primeros conejitos comestibles de repostería fueron elaborados en Alemania en el siglo XIX.  Entre las compañías que comenzaron a elaborar huevos de chocolate estaba Cadbury, en Inglaterra, a partir de 1875.

Empleadas de Cadbury elaboran huevos de Pascua de chocolate, en la fábrica de Bournville, Inglaterra, en 1932.
Los primeros huevos de Cadbury se hacían con chocolate negro, y en 1923 apareció el primer chocolate cremoso.

Contenido relacionado

¿Por qué la ceniza es el inicio de la Cuaresma?

¿Cómo fue la crucifixión de Jesús y por qué se recuerda en Viernes Santo?

El significado de Semana Santa para los niños

0