Dormir bien, el secreto para trabajar mejor

Mantener un equilibrio entre el tiempo que trabaja y el tiempo que da a su cuerpo para recuperarse es clave a la hora de tener éxito. Le contamos cómo hacerlo.

Dormir bien, permitirá un mejor rendimiento en el trabajo.
Dormir bien, permitirá un mejor rendimiento en el trabajo.

Me asombré al saber hace unos años que el 40 % de las personas en el mundo tienen problemas de sueño. ¿Cómo esto era posible? He visto de primera mano como mejorar nuestro sueño puede mejorar todos los aspectos de nuestra vida. Cuando dormimos mejor, nos sentimos mejor.

Hay diferencias entre pasar una mala noche y tener  un problema de sueño, hablaré del primer caso, en el que ocasionalmente por estrés, ansiedad o malos hábitos se altera el buen dormir. Si lleva más de una semana con problemas de sueño debe visitar a su médico para que evalué el caso e identifique qué lo está alterando.

El mundo actual en el que corremos todo el día, cuando estamos cansados acudimos a bebidas energizantes o al café en grandes cantidades alterando el funcionamiento de dos sistemas muy importantes: el simpático y el parasimpático, los cuales son como el acelerador y el freno de nuestro cuerpo, que hacen parte el sistema nervioso autónomo y generan respuestas que todos hemos vivido.

En  esos días en los que a pesar de haber dormido 8 horas nos levantamos cansados, esto se debe a que la cantidad de sueño reparador probablemente ha sido baja y hemos tenido una respuesta de estrés en nuestro cuerpo a pesar de estar dormidos. Cuando esto ocurre, activamos sensaciones de lucha y huida, alterando los niveles hormonales y cambiando los patrones fisiológicos básicos como respiración y frecuencia cardíaca, e incluso llegando a la apnea del sueño en algunos casos.

El cansancio mental es consecuencia del estrés y por no dormir bien. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Estas situaciones son fruto de un sistema simpático hiperactivo, nuestro cuerpo está reaccionando como si un tigre estuviera a punto de atacarnos en el momento en que tenemos que responder un reto cotidiano, generando estrés y ansiedad diariamente.

El problema, es que la mayoría de las personas no conocen la contraparte de nuestra respuesta de lucha o huida: se llama respuesta de descanso y relajación, también conocida como la rama parasimpática del sistema nervioso autónomo. Ella nos permite descansar, recuperar la energía, estar en calma y enfocarnos, por lo que vale la pena aprender a activarla, ya que es vital para nuestra salud física y bienestar psicológico.

Entre otras cosas, esta rama es la encargada de regular el sueño,tener buena memoria, el estado de ánimo, reducir el estrés, mantener el peso estable y tener un buen rendimiento laboral, por mencionar algunos beneficios. Por lo tanto, necesitamos mejorar nuestra relación con el  descanso  para restaurar el equilibrio en nuestro organismo y poder sentirnos bien.

Necesitamos: descansar, recuperar la energía y ser productivos, en ese orden es como realmente funciona. Hay muchas pequeñas acciones que al sumarlas le pueden ayudar a estar mejor solo que requieren de esfuerzo sostenido, tomar mejores decisiones y decidir actuar diferente.

Lo primero es reconocer que en muchos casos, hemos olvidado cómo relajarnos y aquietar nuestras mentes y necesitamos aprender ¿cómo  estar en calma?, para esto puede apoyarse en técnicas que han cambiado la vida de miles de personas en todo el mundo y que con un poco de dedicación usted también puede incorporar a sus estrategias para cultivar el bienestar.

El punto de partidapiense en su mente como un mar y conteste ¿cuál es el estado de su mente? calmada, agitada; ahora revise el contenido de esta: ¿qué ocupa su mente en este instante?pensamientos futuristas, quejas del pasado, divagaciones entre varias ideas, rumiación de preocupaciones, o le angustia el pensar en que si no duerme bien mañana estará muy cansado.

Tener claridad ante sus pensamientos le ayudará a elegir la técnica que más se ajuste a sus necesidades.

Micropasos

  • Aprenda y practique ejercicios de relajación que le ayudarán a dormirse más fácilmente (respiración atenta, baños de agua tibia, disfrutar de una bebida de plantas aromáticas).
  • Tenga horarios regulares para acostarse y cúmplalos.
  • Reduzca la cafeína en la segunda mitad del día.
  • Haga pausas para respirar lentamente y activar el sistema parasimpático.
  • Evite mirar televisión o navegar por Internet en las dos horas antes de irse a la cama.
  • Utilice una libreta para escribir todo lo que le preocupa antes de acostarse y cierre con “esto lo resolveré mañana) así su mente sabrá que no es hora de rumiar.
  • Visualice el movimiento del mar en calma. Esta imagen induce muy bien el sueño.
  • Practique la técnica 4-7-8 en la cual inhala contando hasta 4, sostiene el aire dentro contando hasta 7 y exhala lentamente contando hasta 8.

Mantener el equilibrio entre el tiempo que dedica a trabajar y en el que se recuperas es fundamental para tener tu cerebro en forma. La mejor forma de comprobar si estas técnicas funcionan es poniéndolas a prueba, así que lo invito a que las practique y vea cómo le ayudan a transformar su vida de manera positiva.

 

*En alianza con Forbes Colombia, artículo de Blanca Mery Sánchez.