El tomate: sus beneficios, usos gastronómicos y 3 recetas

Hay muchas razones para incluir este alimento en su dieta, sobre todo por todo lo que aporta al organismo. Además, un experto chef nos comparte tres recetas imperdibles.

Sin importar su variedad, el tomate siempre aporta sabor. (Foto Prensa Libre: Alex Ghizila / Unsplash)
Sin importar su variedad, el tomate siempre aporta sabor. (Foto Prensa Libre: Alex Ghizila / Unsplash)

Salsas, purés, ensaladas, pan, tartaletas, mermeladas, pastas, sopas, etc… El tomate es un alimento que sorprende por su versatilidad en la comida y sus aportes nutricionales, pero también causa asombro en muchas personas quienes descubren que se trata de un fruto, no de un vegetal, como suele creerse.

Su nombre científico es Solanum lycopersicum y proviene de la tomatera, una planta de la familia Solanaceae, nativa de Sudamérica. El nombre se deriva del náhuatl xitomatl, que significa “fruta hinchada”, y fue cultivado por los aztecas.

Debido a su sabor y su textura, es común confundirla con una verdura, sobre todo porque su uso en la cocina es para platos salados; sin embargo, se trata de un fruto -de la familia de las papas, la berenjena y el pimiento- rico en vitaminas y minerales que aporta un sinnúmero de beneficios que van desde la protección de la visión hasta el mejoramiento de la circulación sanguínea.

En la cocina, por siglos se ha empleado para una gran variedad de platillos y es especialmente popular en los fogones europeos. Se dice que a mediados del siglo XV el tomate fue introducido en Italia y el primer recetario napolitano se dio a conocer en 1692.

¿Qué aporta al organismo?

El tomate es rico en vitaminas A y C, explica la nutricionista Ana Carolina de Barrascout, directora de Qílife Smart Nutrition. También aporta minerales, de los cuales “destacan el potasio, fósforo y magnesio”, y agua, “alrededor de 94 por ciento”, dice la experta.

Su color rojo intenso es debido al licopeno, “un potente antioxidante que ejerce protección contra radicales libres, ayudando a prevenir el daño de las células del cuerpo. Incluso, hay evidencia de que este tipo de antioxidantes pueden ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer, tales como el de próstata”, añade.

Otra de sus cualidades es que es bajo en sodio, por lo que es muy recomendable para personas con presión alta. Y, de acuerdo con De Barrascout, también puede ayudar al proceso digestivo. “Esto se debe a su contenido de fibra (especialmente si se consume con todo y cáscara) y de sales orgánicas ácidas, conocidas como malatos y citratos”, explica.

Al preparar una buena ensalada no pueden faltar los tomates. (Foto Prensa Libre: Dennis Klein / Unsplash).

Otras propiedades del tomate:

  • Debido a que es rico en vitamina A, el tomate podría ayudar a proteger los ojos de algunas enfermedades.Al tener hierro también, este fruto es beneficioso para la sangre.
  • También se ha hablado de que este alimento beneficia la circulación sanguínea y puede ayudar a prevenir infartos.
  • Los bajos niveles de sodio del tomate ayudan a evitar la retención de líquidos.
  • Es bajo en calorías (18 calorías por cada 100 gramos de tomate, aproximadamente), por lo que es ideal para incluir en planes de alimentación balanceada y controlar el peso o quemar algunas libras.

Algunos mitos y sus realidades

Una de las preguntas que muchos se hacen es si el tomate se desaconseja para ciertas personas debido a problemas médicos. “Existen ciertos mitos en relación al consumo del tomate y a la alimentación en general. Por ejemplo, muchas personas creen que si padecen cálculos renales, no pueden consumir tomate debido a su contenido de oxalatos. Sin embargo, la cantidad de oxalato en los tomates es muy baja como para provocar cálculos renales, a menos que se consumieran todos los días y en grandes cantidades”, dice De Barrascout.

El tomate es rico en vitaminas y minerales. (Foto Prensa Libre: Dennis Klein / Unsplash).

Según la nutricionista, también se cree que si se tiene problemas de ácido úrico o gota no se puede comer tomate. “Sin embargo, las tablas de composición de alimentos indican que los tomates aportan 0% de ácido úrico y purinas, mientras que sí contienen fibra y vitamina C que, por el contrario, se han asociado a una menor incidencia de hiperuricemia (ácido úrico elevado) y gota”.

En cuanto si existe una manera ideal para preparar el tomate y recibir su mayor cantidad de nutrientes, la experta indica que “frescos y con cáscaras”, recordando siempre buenas prácticas de higiene en la manipulación de los alimentos.

“Al pelarlos, eliminamos la fibra y los micronutrientes que se encuentran en la cáscara. De manera similar, al cocinarlos, se pierden ciertos nutrientes por someter los alimentos a altas temperaturas”, comenta.

Otro de los mitos es que hay algunos alimentos con los que no se debe combinar el tomate, debido a que puede causar ciertas molestias o dolencias. Sin embargo, esto es falso.

“Hay muchas teorías hoy en día que hablan acerca de combinaciones de alimentos, pero lo cierto es que ninguna de ellas tiene un fundamento científico sólido. Son tendencias y modas que muchas personas han adoptado, pero que no se basan en evidencia científica formal. En este caso, no existe, por norma, ningún alimento ‘prohibido’ para combinar con los tomates”, aclara la nutricionista.

Consejos para la cocina

Una vez conocidos los beneficios del tomate y despejados los mitos acerca de su relación con la alimentación, es momento de conocer los múltiples usos de este fruto en la gastronomía.

Aunque muchos lo asocian con las salsas para las pastas -que si se preparan con ingredientes naturales pueden ser saludables-, la verdad es que el tomate ha sido adaptado para cocinas de muchas culturas.

“El tomate es un producto muy noble, del cual se le puede aprovechar el cien por ciento y sirve para muchos fines: salsas, sopas, ensaladas, o hasta bebidas alcohólicas como el Bloody Mary. Se puede comer caliente, crudo, cocido…”, dice la chef Isabella Quijada.

De acuerdo con la experta, este fruto también “brinda distintas experiencia según como se prepare” y presenta “varias clases de tomate que permiten innovar en las recetas”.

Uno de los usos más extendidos del tomate en la cocina es para la elaboración de platillos con pasta. (Foto Prensa Libre: Heather Ford / Unsplash)

Tres recetas a base de tomate

Aproveche al máximo las propiedades del famoso fruto rojo y deleite su paladar y el de sus invitados con estas tres maneras de utilizarlo en la cocina.

Todas las recetas, creadas por el chef Luis Castillo, de la academia Chefs Center Alta Cocina, son fáciles y rápidas de poner en práctica.

Crema de tomate

Rinde para 2 porciones. Tiempo de preparación: 30 minutos

Ingredientes:

12 tomates , cortados en brunoise (en pequeños dados de 2 a 3 mm de lado)
1 diente de ajo picado finamente
3 salchichas, cortado en rodaja
3 chorizos, cortado en rodaja
3 longanizas, cortado en rodaja
1 taza de lentejas, precocida
1 cebolla banca, cortado en brunoise
1 chile pimiento, cortado en brunoise
3 cucharadas de cilantro, picado finamente
3 cucharadas de hierba buena, picado finamente
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta

Procedimiento:

Ponemos a calentar el aceite en una olla, y cuando esté listo sofreímos la cebolla, ajo, chile pimiento, tomates, chorizo y longaniza. seguidamente incorporamos las lentejas junto con la sal y pimienta mezclamos y dejamos cocinar durante 15 minutos.
Cuando esté listo servimos y decoramos con cilantro y hierbabuena.

Sugerencia del chef: “Servimos con gajos de aguacate y tamalitos blancos”.

Tip culinario: Podemos sustituir los embutidos por pollo o pescado.

Ensalada mixta con aderezo

Rinde para 4 porciones. Tiempo: 45 minutos.

Ingredientes:

1 taza de mayonesa
½ taza de cilantro
½ taza de perejil
1 cucharada de vinagre
½ taza de agua
1 taza de lechuga mixta
1 pepino, cortado en rodajas
½ taza de tomate cherry
1 cucharada de comino
2 limones
Sal y pimienta

Procedimiento:

En un bol incorporamos el jugo de limón, sal, pimienta, comino y las pechugas de pollo; dejamos reposar y llevamos a la plancha durante 15 minutos cada lado.
Para el aderezo utilizamos la licuadora añadimos la mayonesa , cilantro, perejil , vinagre, agua, sal y pimienta cuando esté listo retiramos y reservamos.
Armamos la ensalada colocando una capa de lechuga mixta, pepino y tomate cherry seguidamente del aderezo.

Sugerencia del chef: “Acompañamos con pepitoria dorada”.

Tip culinario: Para una mejor consistencia podemos sustituir el vinagre por aceite.

Salsa de tomate

4 porciones. 35 minutos.

Ingredientes:

12 tomates
4 miltomate, entero
2 tomates , entero
½ cebolla blanca
1 cucharada de perejil cortada finamente
1 cucharada de cilantro cortado finamente
½ taza de agua
Sal y pimienta

Procedimiento:

Ponemos a calentar una olla con agua; cuando esté listo añadimos el miltomate, cebolla, tomate, perejil y cilantro durante unos 10 minutos. Seguidamente, llevamos a licuar; cuando esté listo añadimos sal y pimienta, retiramos y dejamos cocinar.

Sugerencia del chef: “Decoramos con queso duro y rodajas de pan”.

Tip culinario: Debemos recordar que para la fritura del empanizado la temperatura del aceite debe de ser alto.

Contenido relacionado:

>Los beneficios del aguacate

>Cómo usar la linaza 

>Propiedades de los arándanos y recetas fáciles

0