Elabore y disfrute de sus propios champús y jabones artesanales

Anímese a experimentar a preparar estos productos y dele a su baño un toque natural y fresco. Aquí le explicamos cómo.

La hora del baño es un momento para relajarse y disfrutar.  Preparar el ambiente incluye el uso de diferentes productos y si quiere llevar la experiencia más allá, podría prepararlos en casa.

María Luisa Ruíz, aprendió a elaborarlos en talleres y cursos, desde hace seis años, esto ha sido parte de su vida y ahora también da cursos para enseñar este proceso.

Una de las ventajas que ha encontrado en ello es el aprender a conocer la naturaleza y aprovecharla y así convertir ingrediente como el romero, la manzanilla y el berro en parte de sus propuestas.

Las plantas aromáticas son sus favoritas.   Entre los ingredientes que utiliza está el tomillo, menta y lavanda.

Para Claribel Ayala, naturópata, existe diferentes beneficios de fabricarlos en casa  porque no  contienen contaminantes industriales, son productos  agradables y la piel los recibe bien . Además son frescos porque su duración es de tres a cuatro meses.

“Este tipo de producto ayuda a la renovación celular y tienen un aroma natural”, agrega Ayala. Ella lleva una década de elaborarlos en su hogar y ha recibido cursos en Guatemala y México.

Podría interesarle: Estos ingredientes son peligroso para el cabello 

La especialista explica que estos productos ayudan a disminuir el exceso de acidez de la piel.

Elaborarlos es acercarse a procesos descubiertos por los ancestros, agrega Ayala.  Existen diferentes fórmulas y métodos para hacer jabones artesanales.

Uno de los más famosos que todavía se realiza en Guatemala es el conocido jabón negro conocido como jabón de coche.  Este se utiliza no solo para bañarse sino para lavar ropa.  También se le atribuye ser beneficioso para tratar acné, evitar la caída del cabello , entre otras.  Ayala explica que se elabora con grasa, ceniza y en ocasiones con cal.

En general el jabón es un producto que se usa desde casi 2500 a. C., en la antigua Mesopotamia. Ha pasado por varios procesos en diferentes culturas hasta llegar a las  variedades actuales.

¿Cómo se elaboran?

Existen diversas formas y métodos de prepararlos.  Las que se presentarán a continuación están entre los más sencillos y que se pueden realizar de una manera práctica.

El jabón artesanal

Los jabones pueden tener diferentes formas atractivas.  (Foto Prensa Libre: Pixibay)

El jabón artesanal tiene una base neutra, quiere decir que se usa una base de jabón que no tiene color ni aroma artificiales ni perfumes y otros agregados. Esto se adquiere en las farmacias y es lo que se utiliza para la fabricación.

Se pone a calentar en una olla con poco de agua, un jabón de 100 gramos por ½ taza de agua.  Al estar derretido se le agrega un exfoliante, podrían ser cuatro cucharadas de avena y una de miel, las combinaciones podrían ser diversas entre diferentes ingredientes naturales.

Esta mezcla se pone en un molde plástico o de silicón previamente engrasado con aceite de oliva.  Evite hacerlo en moldes de metal.  Déjelo secar en un lugar ventilado sin que le pegue el sol directamente.  Este último proceso llevará mínimo 24 horas.

Lea más: Experimente con jabones de glicerina

Después puede cortarlo y empacarlo hasta que lo use.

Un champú y jabón sin químicos

(Foto Prensa Libre: Pixibay)

Para ello se utiliza una semilla conocida como jaboncillo que se encuentra en algunos mercados comunales.  Por lo regular crece en  áreas calientes como Retalhuleu y se trata de unas bolitas rojas que cuando son secas son cafés.

Se pone una libra de jaboncillo, en agua a hervir.  Estas tienen que rajarse un poco antes de agregarlas en tres tazas de agua durante 10 o 15 minutos.

Sale una gel, se manipula con la mano cuando está frío, se cuela y se deja a temperatura ambiente.  Con esta gel puede hacer un jabón para hidratar el cuerpo al agregarle media taza de sábila.  La sábila se licúa y se pone a hervir, al estar fría se integra a la gel.

Lo puede usar en el cabello, agregue al gel dos cucharadas de aceite de oliva y una miel.  Puede ponerle diferentes mezclas.

Otras combinaciones
La mezcla de avena y miel también la puede cambiar según las necesidades.  Compartimos algunas ideas.

  • La esencia de las plantas se logra al poner las hojas o flores en un poco de agua.  Es como hacer un té, pero con poco líquido y suficiente planta picada.  Esta se debe guardar en frascos de vidrio para que no se pierda.
  • Los aromas naturales son mejores.  La manzanilla es relajante, al igual que la flor de naranja y de limón.  Estos ingredientes purifican la piel.
  • El romero es aromatizante  y desinflamante.  Para hacer una versión medicinal utilice la esencia de romero fresco en un poco de agua.  Agréguele fenogreco.
  • Una versión hidratante en jabón se logra con tres cucharadas de leche en polvo con una de miel
  • También podrían hacer jabones de macuy o aloe vera.

 

Contenido relacionado

>Toallas desechables vs. secadores de aire: ¿qué forma se de secarse las manos es la más saludable?

>Por qué es importante ducharse antes de entrar en la piscina (y no es sólo por higiene)

>Agua y jabón contra virus y bacterias

0