Estos son los médicos que debería visitar cada año, para prevenir enfermedades crónicas

Aunque no se tiene la costumbre de acudir al médico cuando nos sentimos bien, es importante visitar a algunos especialistas que determinarán el estado de nuestra salud.

Publicado el
Estos son los médicos que debería visitar cada año, para prevenir enfermedades crónicas
Las visitas al médico cada año pueden prevenir que enfermedades que aún no presentan síntomas se detecten. (Foto Prensa Libre: Gustavo Fring en Pexels).

La mayoría de las personas estamos acostumbramos a visitar al médico cuando sentimos alguna molestia. Sin embargo, los expertos indican que la mejor medicina es la prevención, por lo que recomiendan que cada año se realicen chequeos médicos para prevenir enfermedades. Además de las visitas que se realizan cuando ya se tiene algún malestar.

Diagnosticar algún problema en etapa temprana permite comenzar el tratamiento a tiempo para evitar que la enfermedad se agrave y ocurran daños mayores en el organismo. Además, la inversión económica será menor. Entre muchas de las enfermedades que se pueden prevenir por medio de revisiones médicas constantes están la diabetes, colesterol alto, infartos, accidentes cerebrovasculares, trastornos hormonales y alimenticios, y algunos tipos de cáncer, entre otras.

“Es importante destacar que hacernos chequeos constantes no nos hará inmunes a todo, porque es imposible. Sin embargo, puede hacer que, en vez de estar varias semanas enfermos, estemos menos tiempo. Para lograrlo, debemos ir una vez al año a una revisión médica completa para que nos digan qué hábitos mejorar, cuáles mantener y qué debemos tomar en cuenta”, dice Miguel De León, médico internista.

Ante esta recomendación es válido cuestionarse a qué médicos se debe visitar y qué chequeos se deben realizar al menos una vez al año para practicar la medicina preventiva.

Pediatra

Para llevar un control adecuado de la salud de los niños también es recomendable llevarlos al pediatra una vez al año. Los bebés deben ser vistos de 3 a 5 días después del nacimiento, luego a los 1, 2, 4, 6, 9 y 12 meses. Después, se sugiere a los 15, 18 y 30 meses. Cuando el niño ya tiene 3 años puede iniciar su rutina de visitar a su médico cada año.

En estos chequeos el médico revisa los signos vitales, por medio de un dispositivo plástico pequeño e indoloro con el que medirá el nivel de oxígeno, controlará la frecuencia cardiaca y temperatura. También se pesa y mide al menor de edad para determinar el índice de masa corporal y se hace una revisión completa de sus oídos, corazón, pulmones, piel y ojos.

Además, es importante que como padre de familia platique con el médico y resuelva cualquier tipo de dudas respecto a los hábitos de su hijo; así como llevar al día el esquema de vacunación.

Lea también | Qué evaluaciones médicas debe hacerle a su hijo con regularidad

Dentista

La salud bucal también debe ser una prioridad al momento de buscar su bienestar físico. Por medio de buenas prácticas de limpieza, como el cepillado de dientes tres veces al día y una buena alimentación se puede evitar la aparición de caries o problemas en las muelas.

A este especialista se le debe visitar constantemente para hacer una limpieza y chequeo general, así como consultar si la rutina de limpieza es la adecuada o si se requiere alguna específica para la protección de las caries.

A partir de los 40 años es vital acudir una vez al año para limpieza, ya que las piezas dentales se deterioran.

Oftalmólogo

Es quien se especializa en el tratamiento de las enfermedades oculares, además de la estructura del ojo. También trata desde afecciones oculares graves que requieran cirugía hasta exámenes simples que determinan si se requieren lentes para tener mejor vista.

Muchas afecciones oftalmológicas son silenciosas en su inicio y evolución, es decir, para cuando se perciben síntomas o molestias, la visión puede estar alterada de forma grave e irreversible, como los daños en la retina o el glaucoma, dice Gabriela Aldana, oftalmóloga.

Algunas de las molestias que se tienen en la vista son señales de otras enfermedades. Aunque no siempre son signos graves, es importante acudir al médico también cuando se tiene visión borrosa, visión doble o pérdida repentina de la visión. Lo ideal es tomar esta rutina de chequeos médicos si tiene entre 40 y 54 años.

Quizá le interese | Exámenes médicos que todas las personas deberían realizarse luego de cumplir 40 años

Dermatólogo

Puede ayudar a problemas con el acné, eczemas, piel rosácea, psoriasis y cambios de la piel que se relacionan con el envejecimiento, ya que es el encargado de tratar problemas de la piel, pelo y uñas.

“Estamos muy expuestos al sol en cualquier época del año, aunque muchas veces sentimos que nos hace bien, cuando la exposición es en exceso la consecuencia es el cáncer de piel, uno de los tipos de cáncer más frecuente. Lo bueno es que es curable en la mayoría de los casos, pero su pronóstico depende de una detección temprana”, afirma Julio Salazar, dermatólogo.

Cardiólogo

Cuando se tiene historial familiar de enfermedades cardiovasculares es recomendable visitar a un cardiólogo para evitar sorpresas desagradables. En la primera cita suelen abundar las preguntas por parte del especialista, ya que este necesita conocer todo su historial para descartar cualquier anomalía, así como saber si en algún momento usted ha tenido molestias como fatiga o cansancio intenso, presión en el pecho, palpitaciones, etc.

También debe conocer sus hábitos para hacer las evaluaciones respectivas y así evitar enfermedades como insuficiencia cardiaca, infarto miocardio o hipertensión arterial.

Médico internista

“La medicina interna es la encargada de atender aquellas enfermedades que afectan a diferentes órganos del cuerpo. Además, también se ocupa de las enfermedades sistémicas. Se podría decir que nosotros reunimos las funciones de varios especialistas y cuando se trata de un caso más severo, entonces ya referimos con uno en específico, como un cardiólogo, endocrinólogo, etc.”, explica Miguel De León, médico internista.

El internista le ayudará a detectar posibles enfermedades comunes, a recomendar hábitos de vida saludables o a dirigirlo con un especialista cuando el caso lo requiera. Con este especialista puede hacer un chequeo completo de salud y evaluar pruebas de triglicéridos, de orina, presión arterial, entre otros, que darán una vista completa de su organismo.

Ginecólogo o urólogo

Las mujeres deben llevar un chequeo ginecológico anual. Es recomendable que la primera vista se haga a los 13 y 15 años y luego ir cada año y cuando se tenga alguna molestia. A partir de los 25 años es recomendable hacer una citología – prueba en la que el ginecólogo extrae células del cuello uterino para detectar lesiones precursoras del cáncer de cuello de útero o infecciones vaginales-.

En el caso de los hombres, cuando no tienen ninguna molestia, los expertos recomiendan al urólogo por primera vez a partir de los 45 o 50 años, ya que se comienza a desarrollar algunas patologías relacionadas con el proceso natural de envejecimiento. El principal motivo de visitar a este especialista es la prevención del cáncer de próstata.

A partir de los 40 años, es recomendable que los hombres y mujeres se realicen chequeos médicos generales cada 1 o 2 años y se sometan a exámenes de próstata y mastografía, respectivamente. La mamografía debe ser anual.