Estos son los riesgos y enfermedades que produce no usar hilo dental

Una mala salud oral aumenta el riesgo de sufrir diversas enfermedades y problemas de salud.

Archivado en:

Dentistahilo dentalSalud
El uso regular del hilo dental remueve la placa. Además, también ayuda a prevenir la caries y reducir el riesgo de desarrollar enfermedad de las encías. (Foto Prensa Libre: Servicios)
El uso regular del hilo dental remueve la placa. Además, también ayuda a prevenir la caries y reducir el riesgo de desarrollar enfermedad de las encías. (Foto Prensa Libre: Servicios)

La forma en la que limpia sus dientes son determinantes no solo para su salud bucal y dental, sino también para su bienestar general.

Acorde al doctor Joseph Mercola, las personas que no se cepillan los dientes al menos dos veces al día, podrían ponerse en riesgo de enfermedades cardiacas,1,2 y una enfermedad avanzada en las encías puede aumentar hasta 10 veces el riesgo de un ataque cardiaco fatal. Asimismo asegura que las personas con enfermedades de las encías tienen una incidencia 700 % más alta de diabetes tipo 2.

Otros efectos en la salud relacionados con una mala salud oral incluyen un mayor riesgo de mal aliento, enfermedades renales y disfunción eréctil.

Al remover la placa y exceso de partículas de comida que usted podría no ver en el espejo o en otras áreas donde el cepillo dental no alcanza, el uso del hilo dental hará que sus dientes luzcan mejor y goce de una buena salud bucal.

La odontóloga de Clínicas Sonríe Claudia Godoy recomienda utilizar una vez al día el hilo dental, de preferencia en la noche. El modo de uso varía según el paciente. “Normalmente se recomienda iniciar utilizando el hilo dental y continuar con el cepillado que debe durar entre dos y tres minutos. Sin embargo, en caso de personas que tienen mucha placa, se aconseja iniciar con el hilo dental, continuar con el cepillado y finalizar de nuevo con el hilo dental”, explica.

La profesional de la salud dental explica que utilizar el hilo correctamente debe tomar alrededor de un minuto y debe hacerse desde los 8 meses de edad, cuando aparecen los primeros dientes. El niño se irá acostumbrando a la sensación y posteriormente aprenderá a hacerlo por sí mismo. De lo contrario, al intentar fomentar esta práctica cuando esté mayor, es muy probable que se resista y no quiera hacerlo.

En cuanto a qué tipo de hilo utilizar, Godoy recomienda uno grueso para jóvenes que no han sido sometidos a mucho proceso de restauraciones (rellenos o coronas) porque limpian más. A las personas que cuentan con varias restauraciones o padecen de sensibilidad se les sugiere los hilos encerados y delgados.

¿Cuál es la forma correcta de uso del hilo dental?

El doctor Joseh Mercola sugiere utilizar un pedazo de hilo dental de aproximadamente 15 a 18 pulgadas de largo y envolver cada extremo en sus dedos índice. El siguiente paso será deslizar el hilo entre los dientes y envolverlo alrededor por un costado del diente en forma de “C”.

Una vez allí, el siguiente paso es frotar el área al mover el hilo hacia arriba y hacia abajo, y hacia atrás y hacia adelante. Asegúrese de frotar ambos lados de los dientes adyacentes antes de pasar a la siguiente línea.

 

La paciencia al hacerlo y la frecuencia con que utilice el hilo dental serán clave para que obtenga buenos resultados. (Foto Prensa Libre: Servicios)

¿Cómo afecta a la salud no utilizarlo?

El cepillo dental tiene ciertos límites a la hora de realizar la limpieza. La acumulación de placa bacteriana provoca caries en medio de los dientes. Además, la formación de sarro, que es cuando la placa se endurece sobre los dientes, al borde de las encías y debajo de ellas, puede causar gingivitis.

Los síntomas clásicos de la gingivitis son las encías rojas, hinchadas y sensibles que en ocasiones sangran con facilidad. La gingivitis no tratada puede provocar periodontitis, la cual puede llegar a causar la pérdida de las piezas dentales.

“Si una persona tiene un relleno y no utiliza hilo dental dentro de su rutina de higiene, puede formarse una caries en la orilla del diente, debajo de donde se hizo el relleno y podría perderse la pieza”, explica Godoy.

 

Contenido relacionado:

> ¿Comer carne roja en realidad aumenta el riesgo de cáncer? 

> Un estudio demuestra que nuestra lengua también puede detectar olores (y cómo eso podría ayudar a combatir la obesidad)

>¿Realmente es necesario consumir azúcar?

0