Hotel, Hostal, Airbnb o Couch Surfing, ¿cuál le conviene?

Escoger en dónde hospedarse podría ser una tarea difícil si no conoce las condiciones de cada servicio. ¿Cuál le conviene? Esto es lo que debe considerar.

Publicado el
¿En dónde hospedarse? Busque la opción que se adecúe mejor a su viaje. (Foto Prensa Libre: Servicios)
¿En dónde hospedarse? Busque la opción que se adecúe mejor a su viaje. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Sin importar el motivo de su viaje – de negocios, por placer o de visita familiar – lo ideal es que lo planifique con semanas de anticipación. En este proceso, además debe tomar en cuenta el destino, el presupuesto y las actividades que llevará a cabo, debe decidir en dónde hospedarse.

Al efectuar una búsqueda en línea, se dará cuenta de que existe diversidad de opciones de alojamiento y podría resultar tedioso (hasta confuso) encontrar tantas alternativas y no poder escoger una. “¿Qué es mejor?”, se preguntan muchos viajeros.

No se trata de que una sea superior a otra, sino de cuál se acopla mejor a los objetivos de su viaje, de sus expectativas y de su recurso económico. “Es necesario conocer el perfil de la persona que viaja para ofrecerle el lugar adecuado”, indica Rolando Sosa, asesor de Viajes Tívoli.

Si está pensando en viajar, le ofrecemos las características de distintas modalidades de hospedaje para que evalúe cuál se adecúa a lo que necesita y tenga una experiencia agradable:

Hotel

Aunque existen hoteles de diferentes categorías – desde los que cubren las necesidades básicas hasta los que ofrecen lujosos servicios – Sosa dice que la característica principal de estos es que el alojamiento es seguro, individual y cuenta con baños privados.

Los hoteles suelen ser más caros que otras alternativas, pero cuentan con privacidad, desayuno y servicios de limpieza, lo cual representa ventajas para el viajero. (Foto Prensa Libre: Servicios).

“Generalmente, para la juventud la prioridad es lo económico y no necesariamente la seguridad. En su mayoría, incluye el desayuno, lo cual es importante para los viajeros”, agrega el asesor de viajes.

Las personas que se están proyectando a pasar por lo menos dos o tres noches en el lugar, podrían optar por un hotel, donde es posible dejar sus pertenencias y documentos importantes bajo llave, sin tener que empacar nuevamente.

Para David Maldonado, viajero, si el objetivo de su traslado es de negocios, lo recomendable es que busque un hotel. Es probable que, en este caso, tenga una agenda ocupada, con poca disponibilidad para pasear y convivir con otras personas.

Hostal

A diferencia del hotel, un hostal consiste en una habitación comunal equipada generalmente con literas ocupadas por personas que no necesariamente van de viaje juntas. Igual que sucede con la habitación, otros espacios como el baño, la sala y el comedor se comparten.

Para quedarse en un hostal, debe tener la disposición de compartir las instalaciones con otras personas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

No es aconsejable que alguien con un itinerario rígido se hospede en un hostal, ya que dependerá de otras personas para hacer uso de las instalaciones: “solemos ocupar el baño por las mañanas y, si no tomamos en cuenta que debemos compartirlo, podríamos atrasarnos”, añade Sosa.

Este tipo de alojamiento se adecúa mejor a quienes van de paso y las personas deben estar en la disposición de acoplarse a esta modalidad, opina el experto. Todo dependerá de la manera en cómo piense, si está abierta a este tipo de aventuras.

Los pasajeros que optan por un hostal deben estar conscientes de todas las implicaciones. “Comparado con un hotel, existe una alta diferencia económica, el ahorro es alto”, dice Sosa. Desde su experiencia, Maldonado señala que, aunque podría costar $10 dólares la noche en un hostal, debe recordar que no siempre incluirá el desayuno y esto deberá anotarlo en su presupuesto.

Maldonado opina que un hostal es un lugar donde se convive pocas horas y las relaciones interpersonales son superficiales comparadas con experiencias de otras modalidades.

Airbnb

Esta opción se trata de una plataforma en la cual personas de diferentes localidades ofrecen sus inmuebles para alquilarlos por un tiempo. “Hay quienes ofrecen una casa o solamente una habitación mientras que hay más personas viviendo allí. Esta información se aclara en el sitio web”, indica Sosa.

Con Airbnb puede alquilar una casa solo para usted. Suele ser más económico que un hotel. (Foto Prensa Libre: Servicios).

“Este lo asocio con un hotel porque la relación es sobre todo económica, no se da una experiencia intercultural. Las personas se limitan a ofrecer sus casas o pagar el alquiler, según sea el caso”, dice Maldonado.

Sosa explica que para los clientes es una modalidad conveniente porque existe un precontrato en la que conoce las condiciones del lugar, las reglas de la casa y, si llena sus expectativas, lo toma.

En cuanto al presupuesto, el asesor de viajes comenta que es más económico que quedarse en un hostal. Si su recurso económico es un tanto limitado, un Airbnb es una buena opción. Recuerde que podría ocupar una casa completa o solamente una habitación. Busque aquello que se acople a sus necesidades.

Couch surfing

Couch surfing es un término que ya se utilizaba para denominar a quienes iban de casa en casa hospedándose gratuitamente, podía ser con amigos o familiares. Hay una plataforma con ese nombre que conecta a couch surfers – viajeros – con personas que ofrecen sus casas con este propósito”, explica Maldonado.

Si lo que busca es un intercambio cultural, vivir experiencias con personas locales y visitar lugares atractivos, el couch surfing es una alternativa ideal. (Foto Prensa Libre: Servicios).

El sitio funciona con membresía donde los usuarios, según sus características y necesidades, son vinculados entre sí. De esta manera inician la comunicación para que el viajero conozca las condiciones del lugar, las reglas de la casa y la disposición de la persona anfitriona.

“Es una página segura porque los datos de los usuarios son verificados por la plataforma. Solicitan información como la identificación personal, dirección de la residencia y número de teléfono. Para cerciorarse de tener una experiencia segura, verifique las recomendaciones de los demás”, amplía Maldonado.

Al considerar que no tendrá que gastar en hospedaje, podría pensar que es una opción bastante económica. Esto no es del todo cierto porque el objetivo principal de un couch surfing es tener un intercambio intercultural entre el viajero y la persona local, lo cual implica salir a conocer las atracciones de su destino.

“Las personas llevan a los viajeros a sus lugares favoritos, a ser parte de la cultura y les presentan a sus amigos. Esta modalidad de viaje es para quienes disfrutan las aventuras, buscan conocer nuevas personas y crear relaciones interpersonales más profundas que en un hostal”, comenta Maldonado.

Un couch surfing no es recomendable para personas que cuentan con poco tiempo y deberá acoplarse a las reglas de la casa. Tenga presente que no funciona como un hotel, donde recibe el servicio de limpieza, por ejemplo. Para aprovechar esta experiencia al máximo, Maldonado opina que debe quedarse por lo menos tres días para conocer a las personas, vivir la cultura y conocer los lugares atractivos.

Tome en cuenta las características de cada modalidad de hospedaje para saber cuál se acopla mejor a sus expectativas. Recuerde, no es que una sea mejor que otra. Debe saber escoger.

 

Contenido relacionado:

>Las medicinas indispensables para viajes largos

>Tips viajeros: cómo soportar largas esperas en los aeropuertos

>Airbnb: cuál es la casa más “popular” de la app en el mundo (y cuáles son las ciudades de América Latina con mayor demanda)

Archivado en:

hospedajeviajarviajes