¡Cuidado! Estas frases nunca debe decirle a sus hijos

El lenguaje que utilizamos y la manera en que nos comunicamos con los niños tiene un gran impacto a nivel psicológico y emocional, lo cual repercute en su autoconcepto. Entonces, antes de llamar su atención o corregirlo, piénselo dos veces y busque las mejores alternativas para comunicar el mensaje que desea darle y así lograr su objetivo. Esto dicen las expertas:

La manera en que se comunica con sus hijos es relevante para su desarrollo, autoconcepto, autoestima y otros aspectos a nivel psicológico y emocional. (Foto Prensa Libre: Servicios).
La manera en que se comunica con sus hijos es relevante para su desarrollo, autoconcepto, autoestima y otros aspectos a nivel psicológico y emocional. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Sea para orientar a sus hijos, para educarlos o elogiarlos, la comunicación es una herramienta indispensable y esta debe ser asertiva para obtener el efecto esperado. ‘Muchas veces comunicamos, pero no lo hacemos de la mejor forma y, como consecuencia, obtenemos un mal resultado’, expresa Doriss Oliva, psicopedagoga y especialista en problemas de aprendizaje. Por lo tanto, si no nos expresamos apropiadamente, se da una falla en la comunicación.

Cabe recordar que los niños aprenden a comunicarse como lo hacen los adultos. Es decir que ellos normalizan lo que ven y toman las acciones de los mayores como un patrón a seguir. ‘Si en casa se utilizan expresiones peyorativas, ellos lo reproducen. Así que los padres deben estar atentos a las actitudes que tienen consigo mismos, porque sus hijos las podrían repetir’, agrega Oliva.

Entonces, para comunicarse con sus hijos, debe tener presente qué desea lograr al hacerlo, utilizar el tono de voz adecuado y el lenguaje apropiado para la edad del niño, dice la psicopedagoga. Además, Oliva recomienda que se respete la individualidad del niño. ‘Aunque haya sido un solo ser con su madre en el desarrollo del embarazo y en los primeros meses de vida, es una persona individual con sus propios gustos y preferencias, lo cual no implica que haya una mala comunicación, sino que se da a conocer como es’, expresa.

El impacto de las palabras en los niños

Las palabras que utilizamos para dirigirnos a los niños pueden tener un efecto importante en su vida. De acuerdo con Brenda Cifuentes, psicóloga infantil, ‘los niños van creando su autoconcepto a partir de la forman en que nos comunicamos con ellos’. Según como se exprese, su hijo podría formar una idea errónea o reforzar ideas equivocadas obre sí mismo. ‘Gran parte del lenguaje que escuchamos forma nuestra valía personal, nuestra estima. Si me dicen que no hago nada bien, mi autoestima se daña’, explica Cifuentes.

Si utilizamos las palabras adecuadas, podríamos tener un impacto positivo en la vida de nuestros hijos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

‘Si hacemos una retrospectiva, nos daremos cuenta de que nuestros padres nos han impactado con sus palabras, las cuales se han quedado en nuestro inconsciente y, en la adultez, nos expresamos como ellos’, dice Oliva, quien concluye que el lenguaje debe utilizarse apropiadamente. Además, las palabras también son una herramienta para elogiar a los niños y reconocer sus características positivas, pero esto debe hacerse de forma equilibrada, dice.

De igual forma, sucederá que los hijos pasan por momentos de frustración y de tristeza, entonces es una oportunidad de utilizar un lenguaje de ánimo y acompañamiento para superar los problemas. ‘No hay que pintarles que todas las historias tienen finales positivos, sino que debemos crear un canal de comunicación abierto y respetuoso’, agrega Oliva.

La psicopedagoga refiere que existen estudios en los cuales se ha demostrado que los niños que han sido maltratados a nivel verbal no se desarrollan de la misma manera que los niños que han recibido un círculo de apoyo por medio del lenguaje. ‘Los niños necesitan sentirse seguros, contenidos, amados y respetados. La labor de los padres es corregir conductas que no estén en su lista de valores, porque el niño será un adulto que responderá a las demandas en su sociedad’, explica Oliva, experta en problemas de aprendizaje.

Cuando su hijo necesite apoyo, bríndelo a través de las palabras correctas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Parte del lenguaje apropiado para los niños, es utilizar un vocabulario adecuado a su edad y madurez, sugiere Oliva. Así que evite utilizar palabras abstractas o de difícil comprensión para los pequeños, para lograr una comunicación efectiva.

Frases o expresiones que nunca debe decirle a sus hijos

1. ‘Deberías de ser más como Fulano’, ‘a tu edad no hacía eso’.

Evite caer en comparaciones con hermanos, compañeros de clase o incluso con ellos (los padres). De acuerdo con Oliva, lo correcto es reconocer la individualidad de su hijo, que es una persona distinta. Si le molesta determinada actitud, debe preguntarle a su hijo por qué actúa de esa manera.

Respete la individualidad de su hijo. (Foto Prensa Libre: Servicios).

2. ‘Eres muy malo en esto’, ‘eres un inútil’, ‘qué tonto eres’

Cifuentes explica que no todas las personas somos habilidosas en todas las cosas, así que no debe expresarse de este modo porque creará la idea en su hijo de que no puede lidiar con determinada situación o que no tendrá la capacidad de lograr una meta. Lo ideal, es decir: ‘Sé que diste tu mejor esfuerzo. Si continúas practicando, podrás mejorar’. Oliva agrega que debe evitar el lenguaje peyorativo porque este puede ser muy doloroso; opte por decir: ‘podemos hacerlo mejor’.

Sea comunicativo y motive a su hijo a ser una mejor persona y a desarrollarse en cada aspecto de su vida. (Foto Prensa Libre: Servicios).

3. ‘Me avergüenzas’

En realidad, lo que quiere expresar es que determinada actitud de su hijo lo ha avergonzado. Si se expresa de ese modo, provocará en su hijo un sentimiento de insuficiencia, de vergüenza de sí mismo, de que no vale o no es capaz. Entonces lo correcto es hacerle ver que es la actitud la que lo ha avergonzado y no él. Pregúntele qué sintió en esa situación y cómo puede ayudarlo. ‘Si su hijo se ha hecho pipí en público, por ejemplo, recuérdele que es algo que no debería de hacer’, dice Cifuentes.

Hágale ver a su hijo la actitud que le incomoda. (Foto Prensa Libre: Servicios).

4. ‘Ya no te quiero’

Hay padres que utilizan esta expresión ante las actitudes que le han molestado de sus hijos, pero esto ocasionará que los pequeños se confundan y crean que el amor es condicionado. ‘Si hago esto, entonces mis padres me van a querer’. Ante esto, los niños podrían pensar que no son amados por quienes son, sino por lo que son capaces de dar de sí mismos, explica Cifuentes. Por lo tanto, lo que debe hacer es comunicarle qué le ha molestado.

5. ¡Vete a tu cuarto!

Esto, según Cifuentes, es una forma de desvincularse de su hijo. ‘No se trata de quitárselo de encima porque está molesto, sino de darse un espacio para calmarse’. Entonces, lo correcto es comunicarle que, pese al enojo, está con su hijo. ‘Cuando te calmes, regreso y conversamos’, sugiere la psicóloga.

6. ¡Haz lo que quieras!

Cuando esa frase se dice  para dar a entender que no se está de acuerdo con la acción que desea hacer el hijo, es una forma de lenguaje agresivo pasivo, dice Cifuentes, pues, aunque no lo insulte, deja de intervenir en la situación y esto afecta psicológicamente a su hijo porque ya no sabe si está bien o mal, y por qué.  Entonces usted debe ser capaz de enfrentar el problema.

7. El silencio también es un mensaje con consecuencias

De acuerdo con Cifuentes, hay padres que dejan de hablarle a sus hijos, aplicándoles la ley del hielo. ‘Esto merma mucho a nivel emocional y cognitivo porque no les da herramientas a sus hijos para solucionar el problema. Tenga cuidado con estas técnicas de corrección, porque es una forma de desvincularse’, explica.

No evada los problemas con sus hijos, esta no es la solución. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Tenga presente que el uso del lenguaje es fundamental para el vínculo emocional con sus hijos y que la forma de comunicarse tendrá repercusiones a nivel psicológico y emocional. Busque ayuda profesional, en caso de ser necesario.

 

Contenido relacionado:

>Demostraciones (intangibles) de amor en pareja

>Tips prácticos para empezar bien el día

>¿Mascotas en la oficina contra el estrés? Puede ser buena idea

0