Las habilidades que desarrollamos con los juegos de mesa

Los juegos de mesa, además de ser una actividad compartida y entretenida, también nos ofrecen beneficios como el desarrollo de habilidades. Esto dicen los expertos:

(Foto Prensa Libre: Servicios).
(Foto Prensa Libre: Servicios).

Seguramente, alguna vez pasó un domingo en familia o, por qué no, un sábado por la noche entre amigos, jugando juegos de mesa. Resultó una actividad muy entretenida, compartieron risas, fueron cómplices y también rivales entre todos, sin perder la armonía (o tal vez sí). Pero ¿alguna vez se preguntó sobre los beneficios que los juegos de mesa nos ofrecen?

Estos, además de ser actividades entretenidas que compartimos con los seres queridos, “tienen una serie de elementos que nos permiten desarrollar ciertas habilidades”, dice Jaime Estuardo Reyna, psicólogo clínico. Dichas habilidades, según el juego del que participe, pueden ser de memoria, concentración, paciencia, trabajo en equipo y creatividad, entre otras.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Para Reyna, es importante cuando el juego se lleva a cabo teniendo un objetivo específico y tener una actitud “que permita aprender varias cosas como la tolerancia, la práctica, la disciplina y la compresión”. Y agrega que, al jugar y estar relajados, “nuestra mente tiene conexiones nerviosas más espontáneas, lo cual la hace más ágil”.

Las habilidades que desarrollamos con los juegos de mesa

Las actividades lúdicas, los pasatiempos y los juegos son actividades que tienen un peso importante en nuestras vidas, dice Reyna, pues, además del trabajo y el descanso, es necesario jugar para el desarrollo de habilidades; asimismo, se trata de la manera con la que aprendemos en la etapa temprana de la vida y con la que podemos seguir desarrollando el cerebro.

Los juegos de rompecabezas con piezas tridimensionales, permiten el desarrollo de la motricidad gruesa. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Seguimiento de instrucciones

Como todo juego de mesa, debemos recordar que cuentan con reglas o instrucciones que se deben seguir para lograr el objetivo. Al introducir a los niños pequeños a un juego de esta categoría, ellos aprenden la importancia de seguir instrucciones, ya que “los niños actúan por deseos o impulsos de aquello que les llama la atención”, explica Reyna.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Según el tipo de juego, el psicólogo dice que las personas, y especialmente los niños, pueden aprender a desarrollar distintas cualidades como la paciencia y la tolerancia. Esto al esperar su turno, al ver que no necesariamente le va tan bien como a otro jugador y algo tan importante como la ética, al aprender que en un juego no se debe hacer trampa.

Memoria

Las dificultades de los juegos se van presentando de forma gradual y por ello vemos que estos están clasificados por rangos de edades. En la edad temprana, a partir de los 3 años, uno de los juegos recomendaos es la ‘Memoria’. Seguramente alguna vez en su infancia participó de este juego, que consiste en formar parejas de cartas idénticas.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Además del desarrollo de la memoria, como el nombre lo dice, este juego permite desarrollar una habilidad para el reconocimiento de imágenes, así como la motricidad fina al momento de tomar las cartas.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Área espacial

De igual forma que el juego de memoria, los rompecabezas son juegos de mesa que podemos introducir desde la etapa temprana de nuestras vidas y que nos ayuda a desarrollar esta habilidad tan importante. Asimismo, la motricidad fina forma parte del juego, pero también el desarrollo de la habilidad espacial.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Según Reyna, al tomar las piezas del juego se da una coordinación entre el ojo y la mano. “Esta coordinación es justamente la que le da las habilidades espaciales”, dice y explica que, cuando somos pequeños, es difícil aprender a medir distancias y profundidades, lo cual lo hacemos con nuestro cuerpo. “El cerebro empieza a grabar esas distancias y profundidades”, agrega.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Asimismo, al lograr armar el rompecabezas, la persona tiene una sensación de satisfacción, pues un rompecabezas es un juego de varios intentos para terminarlo. Cuando se trata de un niño, este aprende que no todas las cosas se logran al primer intento y, al terminarlo, se siente bien consigo mismo, reforzando su autoestima.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

 

‘Jenga’ es otro juego que permite desarrollar la motricidad y habilidades espaciales. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Lenguaje

Existen juegos de palabras que presentan mayores dificultades como los crucigramas y el famoso ‘Scrabble’, que consiste en armar palabras y sumar puntuaciones. Con estos, los jugadores se ven obligados a tener presentes muchas palabras en su mente y ampliar su léxico.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

En el caso de los crucigramas, lo más importante es conocer las palabras y su significado. Al conocer la descripción será más fácil llenar los espacios y completarlo.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Otro juego que permite expresarnos y desarrollar nuestra motricidad gruesa, es la ‘Mímica’. Este juego consiste en describir, con nuestro cuerpo, una palabra que otro jugador debe adivinar. Actualmente hay versiones en línea y suele ser una actividad muy entretenida y de aprendizaje para vivir nuevas anécdotas con los amigos y la familia. En este juego, es importante conocer las palabras, utilizar el lenguaje corporal y, sobre todo, divertirse.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Estrategia

“Hay juegos de estrategia donde hacemos otros tipos de elaboraciones mentales que se relacionan con prever, planear y adelantar pasos y posibles rutas de los otros jugadores”, dice Reyna. Uno de estos juegos es ‘UNO’, que consiste en deshacerse de todas las cartas antes de que los demás jugadores lo hagan.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Con esto, el jugador corre con su propia suerte, pero, al estar pendiente del juego, podrá predecir lo que otros harán, prevenir para deshacerse de sus cartas y hacer que los demás acumulen más y más.

Otros aprendizajes

Asimismo, existen juegos de mesa que son temáticos, es decir, que se especializan específicamente en geografía, ciencias sociales, matemáticas, biología y lenguaje. Un juego muy completo, aunque un tanto tardado, es el ‘Monopoly’.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Con este juego de mesa, los jugadores aprenden asuntos más específicos como geografía y economía. Los participantes deben comprar, vender y alquilar propiedades, aprender a administrar su dinero y desarrollar su motricidad fina al tomar billetes, títulos de propiedad y casitas.

 

Contenido relacionado:

>Plantas que son fáciles de cuidar y que puede tener en su oficina

>Las propiedades del aceite de coco y cómo puede usarlo

>Qué es la sobreestimulación en niños y cómo identificar si lo está haciendo con sus hijos

0