Las plantas medicinales que debe tener en su casa y qué enfermedades puede aliviar con ellas

Un huerto medicinal podría ser un proyecto importante para la familia y comunidad.

Las plantas tienen diversos beneficios para la salud. (Foto Prensa Libre: Servicios).
Las plantas tienen diversos beneficios para la salud. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Un huerto medicinal en casa nos da la oportunidad de estar en contacto con la sabiduría de la naturaleza y en buscar a través de su cuidado un momento de unión familiar o incluso de un cambio positivo en la comunidad.

Estuardo Mendoza, naturópata, comenta que el huerto es una farmacia viva que nos permite tener soluciones de alivia a un bajo costo, consumir menos químicos y además es un espacio para armonizar el hogar.

El experto agrega que un proyecto de huerto en casa, por muy pequeño que sea, al involucrar a la familia se convierte en la oportunidad de enseñar a los hijos a tener una conciencia ambiental, conocer los beneficios de las plantas y cuidarlas.

Lo anterior influye sutilmente en la unión familiar. Una actividad para compartir tiempo de calidad, conversar, aprender de responsabilidades y cuidados e incluso tomarse unos minutos para estar lejos de las pantallas y otros distractores, menciona Mendoza.

La propuesta puede llevarse más allá. A nivel social, comenta Mendoza, quien ha dado talleres al respecto de los huertos medicinales. Puede crearse un oasis urbano en zonas rojas, lograr que la comunidad se involucre y que juntos construyan un lugar que se armonice con las plantas y que integren otras actividades. Esto podría llevar a crear un mural y otras soluciones que logren un espacio dedicado a la salud.

Para sembrar utice todo tipo de recipientes. (Foto Prensa Libre: Pixibay)

Para el huerto requiere de aprovechar cualquier lugar disponible. Se puede hacer en un  pequeño balcón con macetas o recipientes adecuados o llevarlo a terrazas y jardínes.

El espacio de la salud

Todos debemos participar activamente en nuestra salud y en tratamiento de enfermedades. Prevenir es vital y cuando aparecen desequilibrios se debe trabajar en ellos, siempre con la guía del terapeuta o especialista adecuado.

Lo cierto es que cuanto más nos involucremos en los temas nutritivos y su aprendizaje, se está más preparado en ser protagonistas de la salud.

En el libro Recetas nutritivas que curan, de editorial Océano, se menciona que por siglos se han conocido las propiedades medicinales de las plantas.

En la historia se tienen documentos romanos, egipcios, griegos, persas y otros que demostraban que las plantas eran utilizadas para curar enfermedades conocidas.

La misma industria farmacéutica se basó en aislar estas propiedades para ofrecerlas en una forma más pura. Los herbolarios insisten en que la naturaleza dotó a las plantas medicinales de otros ingredientes que equilibran a los más potentes. Aunque son menos poderosos, trabajan de manera armónica con ellos.

Así que cuando se toma una planta medicinal, los procesos curativos del organismo aprovechan de una manera equilibrada los ingredientes que la naturaleza ha proporcionado.

Las plantas medicinales podrían ser utilizadas para un proyecto de unión familiar. (Foto Prensa Libre: Pixibay).

Es necesario cuidar el uso que se les da porque a pesar que son opciones con menos efectos secundarios su efecto puede ser poderoso.

Como tienen ingredientes activos, hay que reconocer que algunos de ellos podrían llegar a ser perjudiciales en un tratamiento recetado por un médico. Lo recomendable es consultar con un profesional en salud cuando se decide tomar un remedio.

En el libro se hace énfasis que todas las plantas de sabor amargo son medicinales. Las de un sabor agradable son menos tóxicas y pueden tomarse con más frecuencia, mientras las raíces y cortezas son fungicidas y bactericidas naturales.

Algunas plantas deben tomarse con fines curativos y durante períodos cortos. Si un síntoma persiste debe ser regla que visite a un médico para descubrir qué pasa en el organismo.

Recuerde también que los ingredientes activos de la mayor parte de las plantas medicinales son más potentes cuando están recién recogidas y frescas.

Aunque las raíces y cortezas y otras partes de las plantas conservan sus propiedades durante años siempre que se sequen y conserven adecuadamente.

La sábila es una planta con múltiples usos que no debe faltar en el hogar. (Foto Prensa Libre: Pixibay).

Cómo se utilizan

Se pueden aplicar de muchas formas. En casa está la opción de compresas, un trozo de paño que se sumerge en una solución caliente y fría que se coloca en el área lesionada.

Algunas se colocan en vinagre para hacerlas más potentes. Se dejan reposar una o dos semanas.

Las infusiones de las hojas, flores son otra manera de recibir sus beneficios. El ideal es que se pongan en remojo en agua caliente sin que hiervan para no afectar sus propiedades nutritivas.

Existen otros métodos en las que se transforman en aceites esenciales, extractos y tinturas, por mencionar algunas técnicas en las que también se aprovechan.

Cuáles sembrar

Según su espacio y planificación podría tener una variedad de plantas.

Harriet Gottlob, coordinadora de Chikach, proyecto de alimentación saludable, expresa que es necesario conocer las necesidades de cada planta para su cuidado. Es recomendable que tengan una tierra bien nutrida y un buen drenaje.

Mendoza agrega que para un concepto integral también se incluyan árboles frutales que den sombra al huerto. El limón y naranja son beneficiosos porque sus hojas también resultan importantes y sus frutos son ricos para la nutrición del cuerpo.

Las hojas resultan un tranquilizante natural y mejoran la digestión.

Aquí mencionamos una breve selección de ellas orientadas por los especialistas consultados. Búsquelas en viveros y mercados locales.

  • Ajo. Desintoxica el organismo y protege contra infecciones, así como para otras enfermedades.
  • Áloe vera o sábila. Ayuda a cicatrizar quemaduras y heridas. También tiene propiedades laxantes.
  • Apio. Se asocia con la reducción de presión arterial, mejora el apetito. Es antioxidante y sedante.
  • Menta. Mejora la digestión. Es beneficioso para cólicos, diarrea, dolor de cabeza.
  • Perejil. Disminuye los gases, estimula el sistema digestivo y refresca el aliento. Su consumo se ha relacionado con prevenir células cancerosas.
  • Té verde. Combate la fatiga mental, disminuye el riesgo de cáncer de esófago, estómago, colon y piel. Se debe tomar con mesura, en especial durante el embarazo y la lactancia.
  • Hinojo. Ayuda cuando hay cólicos y estimulan la leche materna. Útil para la acidez del estómago.
  • Romero. Combate las bacterias, relaja el estómago y estimula la digestión.
  • Ixbut. Una planta relacionada con mejorar la producción de leche materna.
  • Laurel. Alivia la indigestión y reduce los gases. También sirve para tratar afecciones del aparato respiratorio.

Contenido relacionado:

>Remedios naturales para controlar la pérdida de cabello
>Beneficios que puede obtener del aloe vera
>Plantas que son fáciles de cuidar y que puede tener en su oficina

0