Los hijos y los “premios” por sus notas

Algunos padres ofrecen recompensas para que los niños mejoren en sus calificaciones.

Publicado el
Los hijos y los “premios” por sus notas
Se recomienda que se les brinde regalos o premios a los niños en ciertas fechas u ocasiones especiales. Foto Prensa Libre: picjumbo.com en Pixabay

¿Qué tan aconsejables son los premios por buenas notas para los niños? He escuchado que a veces obsequiarles algo puede ser un incentivo, pero también luego puede convertirse en una condicionante.

 Se considera que no es saludable que los niños interioricen que están estudiando para obtener una recompensa. El mayor premio que puede obtener un niño es haber el aprender y el poder aprobar sus clases gracias a su esfuerzo y capacidades.

Recordemos que todos como seres humanos, no importando la edad, tenemos derechos y obligaciones. Es por ello que estudiar debe de ser una de sus responsabilidades para un niño y no algo por lo que tendrá una recompensa. Ahora bien, se puede motivar a un niño a cultivar el gusto por aprender, que este sea un medio para descubrir el mundo, desarrollarse y crecer como persona.

Para reforzar positivamente un buen desempeño en lo relacionado con el estudio, se recomienda que sea mediante la motivación intrínseca.

Busque fomentar en el niño un impulso interno que lo guíe y que estudie para crecer en conocimiento, en habilidades, en creatividad, etc. En fin, que disfrute el proceso de aprender y no que sea con el objetivo para obtener una recompensa nada más. Por ejemplo, enfocarnos en el esfuerzo que un niño hace al estudiar, les enseña a valorar sus esfuerzos y fomenta su perseverancia al enfrentar desafíos:

  • “Mira tu boleta de notas. Esto refleja que hiciste un esfuerzo por estudiar y entregar todos tus trabajos. ¡Felicitaciones, mi hijo!”.
  • Otra forma de ayudar en los hijos a desarrollar su motivación interna es enseñar con el ejemplo, que vean a sus padres comportarse con la actitud que ellos quieren fortalecer en sus hijos: el demostrarles una buena ética de trabajo, el gusto por hacer una tarea bien hecha o seguir las reglas, aunque nadie nos esté supervisando. Estos son ejemplos de oportunidades para modelar a nuestros hijos cómo ser y comportarse en la vida.
  • También se recomienda dialogar con los hijos sobre cómo alcanzar metas en la vida. Esto permite darles herramientas y estrategias que los guíen sobre cómo comportarse y facilita el desarrollo de la autosuficiencia. Comuniquemos a nuestros hijos cómo un buen hábito nos ayuda a avanzar en la vida.

Cabe mencionar que se recomienda que se les brinde regalos o premios a los niños en ciertas fechas u ocasiones especiales, ya que el exceso de regalos materiales para un niño puede afectar su madurez personal.

Referencia Bibliográfica:  Berger, K. S. (2007). Psicología del Desarrollo. Infancia y adolescencia. Ed. Médica Panamericana. I Marin, M. C., & i Lleonart, J. S. (2006). AMAME PARA QUE ME PUEDA IR: De la familia obligada a la familia escogida. Padres e hijos, desde la ecología emocional. Editorial AMAT.

Envíenos sus preguntas relacionadas a temas de familia a buenavida@prensalibre.com.gt. Especialistas del Departamento de Psicología de la Universidad Landívar responderán sus dudas.

 

Encuentre más información sobre estos temas en https://landivarencasa.url.edu.gt