Los perros también se enferman de infecciones en los oídos

La higiene y salud de nuestras mascotas es muy importante. Por eso es necesario tomar medidas para prevenir enfermedades y evitar que se desarrollen enfermedades como las infecciones en los oídos.

(Foto Prensa Libre: Servicios).
(Foto Prensa Libre: Servicios).

Tener una mascota implica distintas responsabilidades como cuidar de su higiene, la alimentación, sacarlo a pasear y tomar medidas para prevenir el desarrollo de enfermedades. Así es, su fiel compañero también puede enfermarse. El problema es ¿cómo saber si presenta algún síntoma? Aunque no pueden hablarnos y decirnos exactamente cómo se sienten, podemos notar cambios en sus actitudes.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Los perros pueden desarrollar ciertas enfermedades que podemos detectar a través de cambios en su conducta, dice Estuardo Ruano, veterinario, y añade que, cuando se enferma “la mascota se deprime y no quiere comer”. Por lo que, si nota que su perro está actuando de manera distinta a lo habitual, preste atención y busque la ayuda de un médico.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Infecciones de oídos

La otitis es una enfermedad muy común en los perros y, de acuerdo con Ernesto Mejicanos, veterinario, consiste en la inflamación de varias partes del oído. Esta puede ser externa, media o interna, según el lugar en el que se desarrolla.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Asimismo, Mejicanos explica que las infecciones de los oídos en los perros pueden ser causadas por infecciones bacterianas, fúngicas y parasitarias, así como por la presencia de cuerpos externos como plantas, espinas y jabón, e incluso por traumatismos, es decir, golpes.

La otitis podría desarrollarse si se mantiene humedad en los oídos.  (Foto Prensa Libre: Servicios).

De acuerdo con Ricardo Figueroa, veterinario, hay razas de perros que están más propensas a sufrir otitis, “principalmente aquellas que tienen orejas caídas y pesadas, así como abundante pelo”, dice. Y Mejicanos añade que esto se debe a las características anatómicas, pues dificultan la aireación.

La otitis también podría desarrollarse por la presencia de bacterias y de cuerpos extraños como hojas.  (Foto Prensa Libre: Servicios).

“Cuando no hay un buen paso del aire, hay humedad, y esto estimula que se produzca una otitis”, dice Mejicanos, y explica que la presencia de vello en el conducto auditivo también podría predisponer a su mascota a desarrollar una infección.  En este caso, es importante que lleve a su perro a una clínica estética, donde le depilen el área para facilitar dicha aireación.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

¿Cómo saber si mi perro tiene otitis?

Si comienza a notar cambios en el estado de ánimo de su mascota y se rasca en la zona del oído, si nota que tiene dolor y sacude con frecuencia la cabeza, entonces podría tratarse de una otitis, dice Ruano, y agrega que, según el tipo de infección, podría también presentar cerumen. “Si es café, se trata de una infección por ácaros; si es blanca, entonces hay pus”, explica.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Asimismo, de acuerdo con Figueroa, es fácil identificar cuando nuestra mascota presenta problemas en el oído, ya que “no tiene paz y, en algunos casos, hay mal olor como producto de la infección” y añade que, el momento ideal para tratarlo es en la fase inicial, pues podría desarrollarse y agravarse, por lo que es importante obtener un diagnóstico lo más pronto posible.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Si usted nota estos síntomas en su mascota, no dude en llevarlo a chequeo con un profesional, pues, si al rascarse se lastima, podría ser muy peligroso y agravaría la situación. Según Mejicanos, una causa secundaria de la otitis es el otohematoma, “que es la acumulación de sangre en el pabellón auricular y, en estos casos, es necesaria una cirugía”, añade.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Asimismo, Mejicanos explica que la otitis afecta el equilibrio de los perros. “Dentro del oído interno está el sistema vestibular, que contiene células sensitivas que, a través de los nervios, transmiten información al cerebro que ayuda a mantener en equilibrio”. Al haber una inflamación en esa área, los perros caminan en círculo, con la cabeza ladeada y se tropiezan.

¿Qué tratamientos recibe mi mascota con otitis?

Tomando en cuenta que la otitis se desarrolla a partir de distintas causas como la presencia de bacterias, hongos, parásitos, cuerpos extraños y lesiones causadas por algún trauma, Figueroa explica que es importante realizar el diagnóstico, pues, según la causa, es el tratamiento.

Es importante llevar a cabo un diagnóstico antes de administrar un tratamiento.  (Foto Prensa Libre: Servicios).

Para determinar la causa, dice Mejicanos, se realiza una exploración con exámenes de laboratorio; en algunos casos se requiere de rayos x para observar el interior del oído y, según los resultados, así será la administración del tratamiento.

En algunos casos podría tratarse de la extracción de cuerpos extraños o de los vellos para que mejore la aireación. También es recomendable que se apliquen limpiadores de oído específicos para animales, que permitan sacarlos.

“Lo ideal es depilar el oído para que no quede húmedo, pues la humedad forma un medio adecuado para que se proliferen las bacterias, hongos y parásitos”, explica Ruano.

Es importante recortar el vello que crece en los oídos, para evitar que la otitis se desarrolle.  (Foto Prensa Libre: Servicios).

En otros casos, cuando todavía es leve y se trata de una otitis externa, se le administran gotas al perro, pues este sacude la cabeza y esto hace que saque la suciedad que contenga en el oído. De igual forma, se le receta tratamientos antibacterianos o antifúngicos, según sea el cuadro clínico.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Cuando se trata de otitis medias o internas, “se necesitan antibióticos sistémicos y antiinflamatorios sistémicos, pues estos son más fuertes”, dice Mejicanos, y añade que “si el caso está muy avanzado, podría requerirse una cirugía en la cual “se hace una ventanita para ayudar a la aireación del conducto”.

“La cirugía es en casos extremos”, dice Figueroa, y recalca la importancia de identificar el agente que causa la otitis para determinar el tratamiento adecuado.

De acuerdo con Mejicanos, es fundamental que, como dueño, siga todas las instrucciones del médico veterinario en cuanto al tiempo del tratamiento y el horario. “Al notar cierta mejoría, muchas personas dejan de aplicar el medicamento y esto hace que las bacterias y hongos sean más resistente, y el remedio deja de funcionar. Se necesita dueños conscientes de la salud de su mascota”, expresa.

¿Cómo podemos prevenir este problema?

Como parte de la higiene de nuestros perros, debemos bañarlos periódicamente. Para esto, dice Figueroa, debemos tener cuidado con los jabones que utilizamos. “Si usamos jabones muy irritantes, puede causar una lesión interna”, dice el médico veterinario, y añade que es importante tener cuidado de no dejar jabón dentro de las orejas.

Otra recomendación de Figueroa al momento del baño es que, si su perro presenta problemas en los oídos, antes de bañarlo, coloque algodón en sus oídos para cubrir el conducto. Al terminar el baño, revise que el área quede seca. Si es necesario tomar otras medidas, evite mojar la cabeza de su mascota.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Asimismo, Mejicanos recomienda que, en razas a los que les crece mucho el vello, depilar el área mensualmente. También aconseja visitar periódicamente al veterinario para prevenir el desarrollo de enfermedades.

Finalmente, Figueroa sugiere revisar constantemente los oídos, que el área no esté enrojecida y evite que cualquier sustancia o cuerpo externo se introduzca a los oídos de su mascota.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

 

Contenido relacionado:

>Es dañino cortarles las orejas y la cola a los perros

>Descubre por qué tu mascota cambia de pelo/piel/plumas

>¿Cuál es el mejor alimento para mi mascota?

0