Bebidas energizantes, ¿qué producen en el organismo?

Eliminar el cansancio, evitar el sueño, mejorar el rendimiento físico y dar energía son algunas de las promesas de las bebidas energizantes. Pero, ¿qué es lo que realmente pueden producir en el organismo de quien las consume?

El consumo excesivo de cafeína, el componente más importante de las bebidas energéticas, puede conducir a efectos negativos para la salud como náuseas, diarrea, alteraciones del sueño y problemas cardiovasculares. (Foto Prensa Libre: Servicios)
El consumo excesivo de cafeína, el componente más importante de las bebidas energéticas, puede conducir a efectos negativos para la salud como náuseas, diarrea, alteraciones del sueño y problemas cardiovasculares. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Con la promesa de dar más energía y normalmente bajo la imagen de deportistas reconocidos, las bebidas energéticas suelen ser consumidas sin que se tenga conocimiento pleno de los efectos que pueden causar en la salud.

De acuerdo con el médico Engels López, este tipo de bebida mezcla altas cantidades de cafeína con taurina y guaraná.

López asegura que una lata de estas bebidas puede contener la cafeína de entre tres y cinco tazas de café y esto es un exceso para cualquiera. “Consumir altas cantidades de cafeína conlleva a un problema cardiovascular, produce taquicardia, respiración acelerada y falta de coordinación (temblor en las manos, por ejemplo)”, puntualiza el médico.

Además, explica que la taurina es un neurotransmisor que provoca estímulos. Se utiliza en cantidades bajas de manera natural en el cuerpo, pero estas bebidas contienen dosis demasiado altas, poniendo en riesgo la salud de quienes las consumen.

Asimismo agrega que la guaraná es una planta que tiene efectos similares a los de la cafeína. Sus efectos secundarios varían según la dosis que se consuma, pero pueden ser  insomnio, nerviosismo e irritabilidad, náuseas, vómitos, frecuencia cardíaca alterada, temblores y otros efectos secundarios.

“La población que está principalmente contraindicada para ingerir estos productos son los niños porque ellos tienen un límite de azúcar dependiendo de la edad. Los adultos mayores también deben evitarlas porque normalmente a una edad avanzada las personas suelen tener problemas cardiovasculares, los cuales empeorarían”, explica López.

Algunos estudios

En un artículo publicado por el Hospital HIMA San Pablo se menciona que los ingredientes no regulados en las bebidas energéticas pueden interactuar con ciertos medicamentos, causando serios problemas de salud para niños que sufren de convulsiones, anomalías cardíacas, trastornos del humor y del comportamiento. Además, las grandes cantidades de azúcares presentes en estas bebidas pueden causar decadencia dental, así como aumento de peso excesivo. ” El consumo excesivo de bebidas energéticas puede causar pérdida de densidad mineral ósea. Muchos estudios sugieren que la cafeína presente en las bebidas energéticas puede interferir con la absorción de calcio en el cuerpo, lo que lleva a los huesos débiles”, puede leerse también.

Los jóvenes son el público que ingiere más este tipo de bebidas e incrementan aún más el riesgo para su salud cuando las mezclan con bebidas alcohólicas. “Hacer esto produce una potencia en el efecto del alcohol, lo cual puede producir una intoxicación etílica de mayor complicación. Además, el consumo excesivo en jóvenes puede causarles diabetes, hipertensión y otras enfermedades”, agrega López.

Whisky y vodka son los licores más utilizados para mezclar con las bebidas energizantes. Muchos jóvenes no conocen el riesgo que corren al tomar esta potente bebida. (Foto Prensa Libre: Servicios)

 

Acorde a medios internacionales un adolescente puede tomarse entre tres o cinco latas de estas bebidas mezcladas con licor en una noche y esta alta ingesta de cafeína, que equivale a 30 tazas de café, podría generar un coágulo que tape arterias y produzca un infarto.

El efecto que producen estas bebidas es temporal, razón por la cual las personas suelen envolverse en un círculo vicioso en el que consumen una lata tras otra, para mantener un nivel de energía continuo.

Si usted desea mantenerse con más energía, el doctor Engels López recomienda dejar de lado estas bebidas y enfocarse en modificar su estilo de vida. Cambiar su dieta, dormir ocho horas diarias y hacer ejercicio, práctica que puede ser un estimulante de energía natural que libra endorfina, la cual produce la sensación de saciedad, bienestar y relajación, es la solución. “Si desea mantenerse saludable lo ideal es hacer 30 minutos diarios de ejercicio o el equivalente de 150 minutos por semana. Si desea bajar de peso se recomienda que haga 45 minutos por día, entre 200 y 300 horas a la semana”, puntualiza el experto, quien además sugiere que en este último caso también se consulte su opinión a un nutricionista.

Contenido relacionado:

>Así puede reducir el consumo de azúcar en la dieta de los niños

> Consejos para preparar las loncheras de los pequeños del hogar

>Estos son los 9 aminoácidos esenciales que debe buscar en los alimentos (y dónde encontrarlos)

0