¿Mi mascota puede infectarse de covid-19?

Estudios recientes señalan que los animales de compañía pueden enfermarse de covid-19. Este virus no representa un peligro para ellos y no son fuente de contagio para los humanos.

Los gatos son más susceptibles a contagiarse de Covid-19, por lo que es ideal mantener la mascarilla si usted está contagiado del virus. (Foto Prensa Libre: Shutterstock).
Los gatos son más susceptibles a contagiarse de Covid-19, por lo que es ideal mantener la mascarilla si usted está contagiado del virus. (Foto Prensa Libre: Shutterstock).

Hasta la fecha continúan los estudios acerca de cómo se desarrolla y comporta el covid-19 en las personas. Además, últimamente se han enfocado investigaciones acerca de si el virus puede propagarse de personas a animales lo cual es positivo. En el caso de las mascotas, los perros y los gatos son los que más han sido infectados, principalmente después de que estuvieran en estrecho contacto con un humano infectado por covid-19.

El síndrome respiratorio agudo severo Coronavirus-2 (SARS-CoV-2) es el agente patógeno que causa la enfermedad del covid-19. De acuerdo con la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), se piensa que SARS-CoV-2 surgió de una fuente de origen animal y que saltó a la población humana. Pese a ser genéticamente cercano a los virus que se han aislado de los murciélagos Rhinolophus, aún no se ha establecido ni la fuente exacta de virus ni la ruta de introducción en la población humana.

La pandemia actual se mantiene a través de la transmisión de humano a humano. Varios países han notificado infecciones en animales por SARS-CoV-2 y se ha demostrado la susceptibilidad de varias especies animales a la infección, ya se sea de manera natural y/o por infección experimental.

“En capacidad de transmision e infección natural, hasta el momento no hay evidencia de que los cerdos, aves de corral y ganado vacuno sean susceptibles al virus. Pero, sí se han reportado infecciones naturales en perros, gatos domésticos, leones, tigres, pumas, leopardo de las nieves, hurones, pinzones y gorilas. De los anteriores, que son de vida silvestre, se han reportado en animales que están en cautiverio, mientras que el pinzón, se ha visto casos en los que son criados en países bajos, China y Polonia”, explica Jackeline Noriega, veterinaria de la Unidad de Bienestar Animal del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga).

Las mascotas  

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos indican que algunas mascotas, incluidos perros y gatos, también han sido infectadas con el virus que causa el covid-19. Esto ocurre principalmente después de que los animales están en estrecho contacto con personas infectadas con este tipo de coronavirus.

“Se sabe que, respecto a las mascotas, los gatos, conejos y hámsteres son animales que tienen una susceptibilidad de infección alta; mientras que los perros presentan una susceptibilidad más baja”, dice Cristian Wholers, veterinario.

Los especialistas enfatizan en que el riesgo de que los animales transmitan el virus a las personas se considera muy bajo. Es decir, las mascotas no tienen un papel significativo en la propagación del covid-19.

Los perros

En el caso de los perros, hay evidencia de que sí pueden contraer el virus, pero solo cuando han tenido contacto muy estrecho con una persona positiva  de covid-19. Hasta el momento, los estudios indican que estos animales no presentan signos de la enfermedad, por lo que no pone en riesgo su salud. No se descarta que en algún momento puedan tener algunas molestias muy leves.

Noriega comenta que el riesgo de que los perros contagien a un ser humano es muy bajo. La recomendación es que, si la persona es positiva a covid-19, utilice mascarilla cuando esté cerca de su mascota, ya que, aunque no replique la enfermedad, sí puede funcionar como un fómite -un objeto inanimado que en el cual se puede alojar el virus y, al momento de que otra persona lo toque, se pueda contagiar-.

Los gatos

El comportamiento del virus en los gatos es diferente, ya que en estos se ha determinado que sí son altamente susceptibles a la enfermedad, por lo que sí manifiestan signos como dificultad para respirar y secreción nasal, principalmente. En algunos casos se han visto signos más severos, pero se trata de gatos que ya tienen comprometido el sistema inmunológico por otra enfermedad.

Estos animales también adquieren el covid-19 por tener contacto estrecho con una persona positiva al virus. Además, se ha demostrado que pueden transmitirlo a otros animales de su misma especie. Es decir, a otros gatos. Sin embargo, al igual que los perros, la probabilidad de que contagien a los humanos es muy baja.

“Al igual que los perros, los gatos pueden ser portadores del virus y contagiar a una persona si esta los toca y luego no se lava las manos; pero el riesgo es bastante bajo”, dice Wholers.

¿Qué hacer si hay signos del virus?

En ambos casos, de perros y gatos, si han tenido contacto estrecho con una persona infectada de covid-19 o si presentan signos de la enfermedad, lo ideal es comunicarse con su veterinario y explicarle el caso. Lo recomendable es que no lleve al animal a la clínica sin antes advertir la situación, para evitar que los humanos puedan contagiarse.

El médico puede ofrecer una consulta por videoconferencia o vía telefónica. El veterinario determinará el tipo de tratamiento, según los signos que presente la mascota. En algunos casos se podrían hacer análisis de laboratorio, para determinar cómo está el sistema inmunológico del animal.

Evite acudir a lugares con aglomeraciones de personas o en donde haya más animales, para que sus mascotas no se contagien. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Cómo protegerlos

Los especialistas indican que la mejor forma de proteger a las mascotas del covid-19 es hacerlo como trataría a sus familiares humanos. Estas son algunas recomendaciones:

  • No automedique a sus mascotas. Consulte a su veterinario ante cualquier signo de la enfermedad.
  • Evite que sus mascotas sean acariciadas por personas desconocidas.
  • Mantenga a los gatos en espacios interiores cuando sea posible, y no los deje deambular libremente al aire libre.
  • Pasee a los perros con correa manteniendo una distancia de al menos 6 pies de los demás para evitar que interactúen con personas que no son miembros del hogar.
  • Cuando regrese del paseo con su mascota, desinfecte la correa, la pechera y demás accesorios que utilice, como los dispensadores para recoger las heces o un pachón con agua.
  • Evite los lugares públicos donde se reúnen grandes cantidades de personas y animales.
  • No coloque mascarillas a su mascota, ya que podrían causarle daño al no dejarlos respirar adecuadamente.