Moretones: ¿cómo saber si son graves y cómo cuidarlos?

Los moretones son muy comunes, ¿pero sabe qué debe hacer al momento de observar uno en su piel? Aquí le contamos qué pasos seguir y cómo determinar si necesita asistencia médica profesional.

Los principales síntomas de un hematoma son dolor, inflamación y decoloración de la piel. (Foto Prensa Libre: Servicios)
Los principales síntomas de un hematoma son dolor, inflamación y decoloración de la piel. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Lo que la mayoría de personas suele reconocer como un moretón es en realidad algo llamado hematoma y consiste en la acumulación de sangre causada por una hemorragia interna que normalmente aparece como consecuencia de un golpe, contusión o una magulladura. En el sitio Medline plus se explica que estas señales antiestéticas ocurren cuando una lesión rompe los vasos sanguíneos pequeños, pero no rompe la piel. Al momento de que los vasos se abren, dejan salir la sangre por debajo de la piel.

Los niños suelen ser propensos a estas heridas porque suelen hacer actividades como correr, salir en bicicleta y otras, pero también suelen ser comunes en los adultos mayores porque tienen una mayor fragilidad capilar y problemas en el tejido conjuntivo que sostiene la piel. Con el paso de los años, la piel se vuelve delgada y por consiguiente pierde una parte de la capa de piel que ayuda a cuidar los vasos sanguíneos de las heridas.

El uso de cascos, rodilleras, codilleras y otras protecciones ayudarán a disminuir estas marcas en los más pequeños del hogar. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Profesionales de la Clínica Mayo explican que algunos medicamentos que suelen consumir las personas mayores como la aspirina, los medicamentos anticoagulantes y los antiplaquetarios reducen la capacidad de coagulación de la sangre y por eso también suelen ser más propensos a estas marcas. Asimismo explican que los antibióticos también pueden estar asociados a los problemas de coagulación. Como consecuencia, el sangrado que se produce a causa del daño capilar puede demorar más en detenerse, y esto hace que se filtre sangre y se forme un moretón muy grande.

En cuanto a los primeros auxilios que puede aplicar al momento de un golpe y cómo cuidar de un moretón, aseguran que puede aplicar técnicas sencillas pero muy eficientes. Sugieren que aplique la técnica RICE, que son las siglas en inglés equivalentes a reposo, hielo, compresión y elevación. Para ello debe seguir los siguientes pasos:

  • Repose la zona del moretón si es posible.
  • Aplique una compresa de hielo envuelta en una toalla sobre el moretón. Manténgala  sobre la zona entre 10 y 20 minutos. Repita esto varias veces al día durante uno o dos días, según sea necesario
  • Comprima la zona del moretón con una venda elástica si está inflamada. No la ajuste demasiado.
  • Si la piel no está lastimada, no es necesario utilizar una venda.

Si siente mucho dolor, tome analgésicos de venta libre por los primeros dos días.

La desaparición de un moretón puede llevar meses, pero la mayoría dura aproximadamente una semana y media. Comienzan de un color rojizo, luego se vuelven de color azul y morado o amarillo verdoso; antes de que la piel vuelva a su coloración normal. En el sitio KidsHealth se alerta sobre la duración que tienen estas manchas. Profesionales de dicha organización sugiere que si pasan de dos semanas y no ve mejora en la piel, lo mejor es visitar a un médico.

Si no observa mejoría en 10 días, lo más recomendable es que visite a un doctor porque el moretón podría ser señal de algo más grave. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Finalmente, tome en cuenta los siguientes aspectos destacados por profesionales de la salud de Clínica Mayo, como factores que indican que debe visitar a un médico con urgencia, pues estos signos y síntomas pueden indicar un problema más grave, como un trastorno de coagulación o una enfermedad relacionada con la sangre.

  • Presenta una inflamación muy dolorosa en la zona del moretón
  • Sigue teniendo dolor tres días después de una lesión aparentemente menor
  • Se le forman moretones grandes o dolorosos con frecuencia, sobre todo si estos aparecen en el tronco, la espalda o el rostro, o parecen producirse por razones desconocidas
  • Tiene una tendencia a la formación de hematomas y antecedentes de sangrado considerable, como durante un procedimiento quirúrgico
    Observa un bulto sobre el moretón
  • Tiene un sangrado anormal en otras partes del cuerpo, por ejemplo, de la nariz o las encías
  • Repentinamente, comienza a tener moretones, pero no tiene antecedentes de esto
  • Tiene antecedentes familiares de formación de hematomas con facilidad o sangrado

Contenido relacionado:

> La enfermedad reumática que ataca a los jóvenes

> Limpiar el rostro es un hábito necesario. Acá le contamos cómo hacerlo

>  Consejos para recuperarse de las quemaduras del sol