¿Usted ronca o duerme con alguien que ronca? Existen algunas soluciones

El ronquido en adultos es una causa común de angustia para los pacientes y sus compañeros de cama. Para dejar de roncar se requiere asesoramiento, evaluación diagnóstica y tratamiento adecuados.

Publicado el
Hombres y mujeres podrían tener problemas de apnea del sueño y que el roncar no les permita un buen descanso.  (Foto Prensa Libre: Servicios).
Hombres y mujeres podrían tener problemas de apnea del sueño y que el roncar no les permita un buen descanso. (Foto Prensa Libre: Servicios).

La noche no para todos es tranquila.   Quien ronca interrumpe su sueño y podría llegar a repercutir en su salud, y si duerme junto a alguien también podría representar un problema para la otra persona y afectar su buen descanso.

El ronquido puede manifestarse como un fenómeno independiente o puede ser un síntoma de un trastorno del sueño, como la apnea obstructiva del sueño.

En ocasiones este tiene un tratamiento muy simple.  Se soluciona con cambiar la posición al dormir, bajar de peso o cambiar algunos hábitos alimenticios.

Mientras en otros casos podría requerirse otro tipo de tratamientos que van desde el uso de algunos aparatos hasta intervenciones, explica el neurólogo Fernando Ceballos.

Es un problema en su mayoría relacionado con hombres, pero también mujeres sufren de esta condición como lo mencionan médicos en  el siguiente video de la Clinica Mayo. Se estima que una de cada 10 mujeres padece de la apnea del sueño, en especial después de la menopausia, lo cual la pone en riesgo de más posibilidades de enfermedades cardíacas, entre otras consecuencias.

La evaluación diagnóstica del ronquido se basa en la historia y el examen físico. En ciertas situaciones, se debe realizar un estudio especializado del sueño para obtener un resultado más certero.

Cuando se diagnostica la apnea del sueño se trata de una patología en la que se tienen pausas en la respiración de manera repetida mientras se duerme, las pausas se intercalan entre los ronquidos.

Las mismas duran entre pocos segundos y varios minutos.  Ocurren unas 30 veces o más por hora.  Esto no permite un sueño reparador sino una experiencia fragmentada.

Se ha comprobado que un mal descanso influye en problemas de hipertensión arterial, diabetes y enfermedades cardíacas. (Foto Prensa Libre: Servicios)

En las consecuencias de un mal descanso están desde la somnolencia excesiva durante el día, dificultad para concentrarse y también se ha relacionado con la presión arterial alta, problemas cardíacos, entre otras enfermedades que ponen en riesgo la vida de los pacientes”,  agrega Ceballos.

Además, después de no descansar se presenta una necesidad más grande de comer, existen más posibilidades de tener accidentes y de cambios de humor.

La literatura médica también menciona la relación de un mal descanso con un menor conteo de espermas, diabetes, algunos tipos de cáncer y el riesgo de muerte temprana.

No se puede dejar de mencionar que para algunas parejas podría llegar a representar un grave problema que ha llevado a separaciones, agrega el neurólogo.

Múltiples tratamientos

Como se menciono con anterioridad.  En ocasiones el problema mejorará si se baja de peso porque se facilita la respiración.

Dormir de lado o el uso de las almohadas también influye.  Si se acuesta boca arriba, la lengua cae hacia atrás a la garganta y se estrechan las vías respiratorias.

Las tiras nasales o los dilatadores nasales externos podrían ayudar a mejorar la respiración.  Esto en casos leves, pero cuando se tiene apnea podría no funcionar.

Un mal sueño también se ha asociado con problemas de depresión. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Se deben evitar antes de dormir las bebidas alcohólicas y estimulantes como café, té o refrescos de cola porque estos afectan los músculos faríngeos.

Algunos adultos son candidatos a intervenciones quirúrgicas para corregir tabiques desviados, problemas en el paladar y otras condiciones que dificulten la respiración.

El médico podría recomendar utilizar aparatos de presión positiva continua de la vía aérea, es decir el empleo de una máscara sobre la nariz o la boca al dormir.  Este envía aire presurizado para mantener las vías aéreas abiertas.

Selvin Rodas, director ejecutivo de Airway Health comenta que en ocasiones también tiene que ver con la forma de la boca y posición de los dientes, “Los odontólogos podrían tener un impacto y apoyar a las personas a revertir esta condición”, agrega.

Podrían utilizarse aparatos especiales bucales que permiten un mejor flujo del aire.  En adultos estos tendrían que ser de por vida, mientras en niños en cuestión de meses se solucionaría la condición, agrega Rodas.

Los niños no roncan

Ceballos también hace énfasis en que los niños no deberían de roncar nunca y si esto sucede se requiere de un seguimiento médico inmediato.

Si se presentan ronquidos en niños se requiere de un seguimiento médico porque podría influir negativamente en su salud. (Foto Prensa Libre: Servicios).

En ocasiones los ronquidos en los menores es por un problema en amígdalas y adenoides, que son de mayor tamaño.

Para ellos se requiere una intervención quirúrgica, la mayoría de veces y con esto los niños dejarán de roncar.

El médico Ceballos también hace énfasis que es indispensable buscar apoyo por la necesidad básica del buen descanso en los menores, ya que mientras duermen es el tiempo en que se presenta una mayor liberación de la hormona de crecimiento.

Contenido relacionado:

>Crean pastillas para tratar la apnea del sueño
>Los audífonos inteligentes y otras tecnologías que bloquean el sonido de los ronquidos y de ruidos molestos
>Dígale adiós a los ronquidos con este novedoso aparato