Día Internacional del Perro Callejero: canes encuentran quien los ame

Tuvieron una vida triste y dolorosa en la calle pero luego de ser rescatados, estos perros tienen una familia adoptiva que los cuida. Conoce sus historias en el Día Internacional del Perro Callejero.

La adopción cambia la vida de los perros. Foto Prensa Libre.
La adopción cambia la vida de los perros. Foto Prensa Libre.

Todos merecemos amar y ser amados, sin importar la especie, las circunstancias o el lugar. Estos perros rescatados en Guatemala iniciaron una nueva vida en el extranjero luego de haber sido adoptados.

Conoce la historia de cinco canes mestizos que pasaron por un cúmulo de vicisitudes antes de llegar a las manos adecuadas, que facilitaron su viaje al extranjero, donde encontraron hogares que les brindan el afecto y los cuidados que todo ser vivo merece.

Saba, una de las perritas rescatadas. Foto Prensa Libre, cortesía.
La perrita Dinga. Foto Prensa Libre, cortesía.

Saba y Dinga

Saba y Gringa fueron rescatadas de la calle por Nicté Yos, en Ciudad Peronia, Villa Nueva, quien siempre decía que solo muerta daría a sus perras en adopción. Poco años después, ella falleció y las canes pasaron al resguardo de su familia. El hermano de Nicté, Pablo Yos, director de la Asociación Guaus & Miaus, fue contactado por Mirna Flores, rescatista en EE. UU., a quien le conmovió el caso de las perras cuya dueña había fallecido, para poder llevarlas a ese país y darlas en adopción. Antes de viajar, el veterinario se dio cuenta de que el problema de la piel de Saba era genético.

La familia adoptiva de Saba y Dinga es numerosa. Foto Prensa Libre, cortesía.

Ambas fueron adoptadas por el veterano de guerra Ron Coe y su familia y viven en Ohio, donde tienen su propia habitación.

Él es Queso. Foto Prensa Libre, cortesía.

Queso

Queso fue rescatado por Priscilla de Yos, quien lo vio en la calle cojeando, con una corbata enrollada en la pata, a manera de un torniquete. Había sido atropellado y necesitaba urgentemente una cirugía que tenía un costo de Q7 mil 500, suma que no podía pagar la rescatista. Gracias a sus cuidados, el hueso roto y la herida sanaron. Un contacto en EE. UU. se comunicó con Priscilla para proponerle que fuera adoptado en ese país. El can viajó por tres días hasta Ohio, con escala en Houston y casi un día en Chicago, donde fue consentido en un hotel y spa para perros.

Queso vive con una familia en Estados Unidos. Foto Prensa LIbre, cortesía.

El can, de 9 años, estuvo en un hogar temporal por dos meses, hasta que fue adoptado definitivamente por Tom y Jennifer Wyatt. Queso disfruta de la compañía de su nuevo hermano, el pitbull Jeda.

Perrita Canela. Foto Prensa Libre, cortesía.

Canela

Canela es una perra dulce y tranquila que fue rescatada de la calle por Couny, una voluntaria alemana del refugio Animal Aware, en Sumpango, Sacatepéquez, fundado por la estadounidense Xenii Nielsen hace 20 años, a donde llegan extranjeros para ayudarla a cuidar y darle afecto a 350 perros y 60 gatos. Nielsen ha dado en adopción a varios canes a personas que viven en EE. UU., Canadá y Europa. Canela fue uno de los animales afortunados, quien viajó hace algunos meses con Michael, otro voluntario del albergue, hasta España, debido al alto costo del pasaje. A ese país llegó por ella Couny para adoptarla.

 

Couny y Canela congenian de maravilla desde que se conocieron y se hacen compañía una a la otra. Foto Prensa Libre, cortesía.

Contenido relacionado

>Las 10 preguntas más comunes sobre el cuidado de las mascotas>

>7 restaurantes a los que puede ir con su mascota

>Solovino, el perro que llegó hace 5 años al Teatro Nacional, ya tiene un área especial para vivir

 

 

0