Coronavirus: ¿Por qué la diabetes nos hace más vulnerables?

Los pacientes con diabetes están entre el grupo vulnerable de contagio de coronavirus. El médico Enrique Caballero, de la Universidad de Harvard, comenta la importancia de controlar esta enfermedad no solo durante esta época, sino el resto del año.

Enrique Caballero durante una conferencia en Guatemala sobre el tratamiento de diabetes.  (Foto Prensa Libre: Unipharm).
Enrique Caballero durante una conferencia en Guatemala sobre el tratamiento de diabetes. (Foto Prensa Libre: Unipharm).

El médico y  profesor de Harvard Enrique Caballero es director de la Facultad de Educación en Diabetes, Educación Médica de Postgrado en Harvard Medical School.

Caballero es endocrinólogo, investigador clínico y educador. También es director de la Facultad de Programas Internacionales de Innovación y dirige el desarrollo e implementación de programas en el campo de la diabetes y los trastornos relacionados que benefician a los profesionales de la salud y a los pacientes de todo el mundo.

Fundó la Iniciativa de Diabetes Latina en el Centro de Diabetes Joslin y el Programa de Diabetes dentro de la Clínica Española en el Hospital Brigham and Women’s, ambos afiliados a la Escuela de Medicina de Harvard. Actualmente es científico asociado en la División de Equidad en Salud Global en el Hospital Brigham and Women’s de Boston.

En esta entrevista exclusiva con Prensa Libre habla de ciertos aspectos de la enfermedad y de la necesidad de mantenerla en control siempre para evitar complicaciones, no solo durante la pandemia sino para tener una calidad de vida.

¿Cuál es la situación actual de la diabetes en nuestra región?

La diabetes es una enfermedad común y crónica, representa otro tipo de epidemia en el mundo porque existen muchas personas con la enfermedad.

Es consecuencia de que el páncreas no produce la cantidad de insulina y no permita que la azúcar llegue a su destino en los distintos tejidos del cuerpo, existen dos tipos de diabetes la tipo 1(más común en niños y jóvenes, se caracteriza porque el páncreas no produce nada de insulina)  y tipo 2 (10 veces más común y el páncreas produce insulina, pero no suficiente).

La tipo 2, se manifiesta porque los niveles de azúcar están elevados, no solo es problema del azúcar  sino está acompañada de otros problemas de salud como el exceso de peso, obesidad, presión alta, problema de grasas en la sangre, así como el colesterol bueno en un nivel bajo, y el riesgo de complicaciones a nivel cardiovascular, riñones o si tienen diabetes descontrolada podrían perder la vista, entre otros aspectos.

En Guatemala y Centroamérica existe un riesgo de predisposición genética y frente a esto no es posible modificar, pero lo que sí es posible modificar es el estilo de vida que influye en la diabetes que se presenta por una nutrición inadecuada, obesidad y falta de ejercicio.  Las estadísticas dicen que en Guatemala, la prevalencia de la enfermedad es  9 a 10 por ciento de adultos tienen diabetes tipo 2 y por cada caso conocido, uno o dos no se han diagnosticado, pero se encuentran en prediabetes, una etapa silenciosa.

¿Qué es la prediabetes?

Es una etapa previa que podría durar algunos años, en la  que los niveles de azúcar no son normales.  Por ejemplo, si se hace prueba de sangre para glucosa en ayuno, esta debe estar en 100 miligramos y después de 101 ya no es normal, quiere decir que está alterada.  Muchas personas viven con prediabetes y no lo saben porque no hay síntomas.

Como parte de una actualización médica, Grupo Unipharm realizó en el país una convención médica con el aval de la Asociación Latinoamericana de Diabetes y  uno de los invitados fue el médico Enrique Caballero. (Foto Prensa Libre: Universidad Autónoma de Guadalajara).

¿Cuando se habla de prediabetes o de la diabetes es posible revertir o detener la enfermedad?

En prediabetes se puede retrasar el aparecimiento o desarrollo de la enfermedad.  Para ello, el estilo de vida es fundamental.  Una buena nutrición y el ejercicio son fundamentales.  Hemos hecho un estudio grande de prevención de diabetes en Estados Unidos donde le hemos dado seguimiento a más de 3 mil personas con diabetes en un seguimiento por 20 años, aprendimos que las personas con prediabetes con solo bajar el 10 por ciento de su peso, disminuyen el riesgo de la enfermedad en un 58 por ciento.  Ni siquiera se trata de llegar a su peso ideal, sino con esta baja de peso ya ve cambios en su cuerpo.

El mantener los niveles de azúcar es importante y clave de ello es la alimentación y el ejercicio. (Foto Prensa Libre: Pixibay).

¿Una persona con diabetes tiene más riesgo de contagio de coronavirus?  

La diabetes por si misma no es una enfermedad que afecte el sistema inmunológico sino  es la diabetes descontrolada la que provoca esta situación.  Cuando los niveles de azúcar están realmente elevados una persona con diabetes puede tener una disminución en la actividad en su sistema de defensa que permite que las infecciones sean más severas, pero si una persona está controlada no tiene mayor riesgo de enfermarse, al mismo nivel que una persona que no tenga diabetes.

Este momento es fundamental para cuidarnos, pero si sucediera que el cuerpo se infecta con este nuevo virus es preciso estar preparados y saludables para enfrentarlo.

¿Qué es necesario cambiar que nos lleve a controlar la enfermedad?
Una manera sencilla de considerar es el método del plato.   Cuando se come, se divide el plato en cuatro, dos partes tienen que dedicarse a ensaladas y vegetales, mientras que un cuarto es para carbohidratos como papa, tortilla, pan, arroz, plátano o maíz, todo lo que se convierte en azúcar  y el otro cuarto de proteínas, es decir carnes.

Al finalizar podría comerse una fruta de postre.  También se sugiere preferir la fruta y no los jugos, porque aunque sean de frutas aumentan los niveles de azúcar.  Al hablar de las grasas debemos enfocarnos en las buenas como la del aguacate, semillas y aceite de oliva.

La otra parte es el ejercicio 150 minutos semanales.  Ahora con el coronavirus, en casa se debe ser creativos para no pasar sentados frente al televisor o la computadora sino moverse dentro de casa.  El tercer punto esencial es el tratamiento farmacológico, la metformina es una piedra angular.

Aprender a comer es básico par controlar la diabetes. (Foto Prensa Libre: Servicios).

¿Por qué se afectan otros órganos cuando el azúcar está elevada?

El azúcar debe estar  en la sangre y guardada en algunas partes del cuerpo, pero si esta en exceso se va a los ojos, se va a los nervios de las piernas,  riñones, corazón y  empieza causar muchos problemas.  Ahí vienen las complicaciones.

Una sugerencia es que todas las pacientes deben conocer su hemoglobina glucosilada, es decir, tomar una prueba periódica que diga cómo ha estado su azúcar los últimos tres meses.  Debe conocer estos números como saber su nombre, número de teléfono o dirección.  Si solo se hace la prueba pinchándose el dedo solo sabrá de su azúcar en ese instante, pero no del comportamiento de la azúcar a lo largo del día.

¿Qué quisiera dejar con su trabajo en el mundo de la diabetes y cómo quisiera ver la evolución de esta enfermedad en el mundo?

Creo que cada uno de nosotros tiene la posibilidad en su vida personal, profesional y social de influir en la vida de otras personas y me gustaría ser junto a otros un elemento que pueda facilitar y acelerar el proceso a nivel comunitario y social.  Mi padre y  mis suegros tenían diabetes y todos fallecieron, no por implicaciones de la enfermedad, pero el problema estaba ahí.  Duele ver gente que pierde años de vida por algo que no tenía que suceder.  Necesitamos como sociedad tomar mejores decisiones.  El ideal es encontrar la cura de la enfermedad, pero no está lista aunque se ha adelantado en investigación.

Por ahora ya e posible que se formen células del páncreas que producen insulina, células beta, a través de células madre, desafortunadamente todavía no funcionan al 100 por ciento, tal vez algún día se convierta en una opción.

A pesar del adelanto  científico, la mayoría de personas no están bien controlada.  Existe un espacio y vacío entre lo que sabemos y el alto desarrollo científico, una desconexión porque hace falta educación conciencia y hablar o fortalecer factores para que una persona se cuide mejor.  Necesita educación, motivación y apego a sus tratamientos, no verlo como problema personal sino familiar y social.  En una familia  si alguien tiene diabetes, el resto esta afectado y los cambios nutricionales deben hacerse a nivel comunitario.

¿Por ahora qué tecnologías están disponibles?

Están los aparatos medidores continuos que están conectados a un teléfono o sistema que lee las cifras de azúcar, así como las bombas de insulina, que regularmente son utilizadas en pacientes con diabetes tipo 1.  Podría utilizarse en la tipo 2, pero no es para todos.  Existen nuevos medicamentos y terapias que van saliendo y estamos en una buena etapa de la diabetes, pero la alimentación y el ejercicio siguen siendo la base par estar mejor.

————————————————————–

Compartimos también un vídeo de la médico Georgina Sposetti quien habla sobre cómo ver la enfermedad como una oportunidad.  Las fases de aceptación y otros detalles.