Qué son las infecciones vaginales y cómo identificarlas

Las infecciones vaginales las pueden padecer las mujeres que están activas sexualmente y las que no lo están. Además afectan a mujeres de todas las edades, por lo que es importante que usted esté informada al respecto.

Archivado en:

mujeresSalud
Los síntomas de una infección de este tipo son secreciones vaginales anormales, picazón o irritación, micción dolorosa y dolor durante las relaciones sexuales. (Foto Prensa Libre: Servicios)
Los síntomas de una infección de este tipo son secreciones vaginales anormales, picazón o irritación, micción dolorosa y dolor durante las relaciones sexuales. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Al igual que el resto de órganos, la vagina, el órgano del aparato genital femenino que conecta el útero con el exterior del cuerpo, también puede verse afectado por infecciones y enfermedades.

El término profesional para la inflamación en éste órgano es Vaginitis. También puede afectar la vulva, la parte externa de los genitales de la mujer, causando los siguientes síntomas:

  • Picazón
  • Dolor
  • Secreción distinta a la normal
  • Dolor o irritación al orinar o tener relaciones sexuales
  • Olores fuertes y desagradables

Expertos de la Clínica Mayo explican que los tipos más comunes de vaginitis son los siguientes:

  1. Vaginosis bacteriana: Inflamación de la vulva o vagina causada por un cambio en el equilibrio de las bacterias vaginales. No es una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Las duchas vaginales y tener relaciones sexuales con una nueva pareja son algunas de sus causas. Si padece este tipo de infección es posible que tenga flujo vaginal grisáceo, espumoso y con un fuerte olor desagradable.

    Un cambio en el equilibrio de las bacterias vaginales es una de las razones más comunes de la vaginitis. (Foto Prensa Libre: Servicios)
  2. Candidosis vaginal: Provocada por la proliferación de Candida albicans, un hongo que reside naturalmente en la vagina. En este caso, acorde a una publicación de Planned Parenthood, organización que provee servicios de salud reproductivos en Estados Unidos y en el mundo, el flujo generalmente es espeso y blanco. También puede tener una cubierta blanquecina dentro y alrededor de la vagina.
  3. Tricomoniasis: Provocada por un parásito llamado Trichomonas vaginalis y comúnmente transmitida a través de las relaciones sexuales. Un síntoma característico de esta infección es tener un flujo espumoso, de color amarillo o verde, de mal olor y en algunas ocasiones, puede tener también algunas pequeñas manchas de sangre.

La ginecóloga Pamela Juárez afirma que una vaginitis ocurre cuando se presenta una alteración en el equilibrio químico normal en la vagina o como causa de una reacción negativa ante productos con los que el órgano haya tenido contacto. Entre estos últimos menciona protectores diarios, toallas perfumadas o tampones, productos de higiene femenina perfumados, papel higiénico de color, espermicidas y ropa interior que no tenga algodón en la entrepierna.

 

Algunos lubricantes y preservativos pueden causar este problema. (Foto Prensa Libre: Servicios)

“La composición química presente en los genitales de su pareja puede cambiar el equilibrio de levaduras y bacterias en la vagina. La fricción causada durante las relaciones sexuales, algunos lubricantes y condones también pueden causar irritación”, explica.

Expertos de Planned Parenthood, explican que la falta de estrógeno también puede conducir hacia un tipo de vaginitis llamado vaginitis atrófica. Esta se desarrolla cuando la vagina está irritada, pero el flujo vaginal es normal. Entre las causas de la falta de estrógeno están la lactancia materna,
menopausia y daños en los ovarios.

No se automedique en estos casos. Visite siempre a su profesional de confianza. (Foto Prensa Libre: Servicios)

El tratamiento varía según el tipo de infección y la paciente. Algunas veces se recomiendan antibióticos (algunos de una sola dosis), tratamientos orales o bien tópicos como gel o crema. Si usted padece algún síntoma de los mencionados anteriormente no dude en visitar a un profesional para que realice un diagnóstico y asigne el tratamiento adecuado.

Para prevenir este tipo de infecciones la doctora Juárez comparte las siguientes recomendaciones:

  1. Utilice ropa interior de algodón
  2. Use preservativos de látex (algunas personas son alérgicas a este material, por lo que si es su caso debe seguir con las indicaciones de su médico en cuanto a este tema)
  3. No utilice jabones perfumados o muy potentes para su zona íntima
  4. Evite utilizar toallas sanitarias o protectores perfumados

Contenido relacionado:

> Seis cosas sobre el microbioma vaginal que quizás no sabías (y que los hombres también deberían conocer)

> ¿La depilación de los genitales es buena idea?

>Cuál es el método anticonceptivo más efectivo y por qué apenas se utiliza

0