Triglicéridos altos, ¿qué son y cómo controlarlos?

Los triglicéridos se definen como un tipo de lípidos que circulan en la sangre. Es necesario mantenerlos en los niveles adecuados para no afectar la salud.

Publicado el
Triglicéridos altos, ¿qué son y cómo controlarlos?
Los triglicéridos son una medición importante en la salud cardiovascular. (Foto Prensa Libre: Karolina Grabowska/Pexels)

Una vez al año es recomendable conocer cómo están los niveles de colesterol y triglicéridos a través de un examen de sangre.  Esto es beneficioso para tomar acciones si algunos de estos niveles están descompensados y así evitar complicaciones.

Clínica Mayo explica que los triglicéridos almacenan las calorías no utilizadas y proporcionan energía al cuerpo, mientras el colesterol se utiliza para construir células y ciertas hormonas.  Ambos en desequilibrio provocan problemas cardiovasculares.

En el caso de los triglicéridos, la nutricionista Carmen Rosa Guillén explica que los triglicéridos se acumulan por excesos en especial cuando la comida es densa en calorías, como la comida chatarra y aquella que incluye mucha grasa, azúcar y harina y esos excedentes se acumulan en forma de grasa.

No debería estar arriba de 150 miligramos por decilitro (mg/dl).  Se considera alto de 200 a 499 mg/dl y muy alto cuando pasa de 500 mg/dl.

Los estudios epidemiológicos y clínicos sugieren que los niveles elevados de triglicéridos son un biomarcador de riesgo cardiovascular. (Foto Prensa Libre: Karolina Grabowska/Pexels)

Estos lípidos en niveles altos contribuyen a endurecer las arterias, así como al engrosamiento de las paredes arteriales (arterioesclerosis), lo cual influye en aumento del riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, así como cardiopatías o tener un ataque cardíaco.  Se ha asociado también con pancreatitis.

La página de Clínica Mayo también refiere que los niveles altos son un signo relacionado con diabetes tipo 2, prediabetes, problemas en la tiroides y otras afecciones.   Se ha descrito que algunos medicamentos podrían provocar su aumento.

Además, está condición hace que la sangre se ponga espesa y en lugar que se vea como rosa de Jamaica se ve como una jalea, explica de una forma más gráfica Guillén.

Iris Cotto, nutricionista del Centro de asesoría en alimentación y nutrición CEAAN, de la Usac, explica que esta acumulación puede ser por comer en exceso azúcar y grasa de origen vegetal.  En el caso del azúcar, cuando es demasiado el cuerpo no lo puede procesar y la transforma en grasa por lo que llega a convertirse en tejido adiposo, pero en la sangre circula en forma de triglicéridos.

Además, Cotto refiere que el hecho que la sangre este más espesa también hace que la circulación sea más lenta de lo que pueda ser.  Esto hace que todos los nutrientes y oxígeno lleguen en una forma  más lenta y se den mareos, hormigueos en las piernas, entre otras cuestiones.

Los expertos comentan que para disminuirlos es importante enfocarse en hábitos saludables en los que influye incluso dormir mejor y aprender a manejar el estrés.  Aquí compartimos más ideas al respecto:

Más comida sana

Controle el consumo de comida chatarra y prefiera alimentos y comida más natural. A la vez, vigile porciones de grasas de origen vegetal, como la margarina, aceites y otros.

Aumente el consumo de fibra. Esta se encuentra en el chan y linaza, en vegetales y fruta, en especial aquellos que se consumen con su cáscara.

Cotto comenta que durante la pandemia se han incrementado el aumento de azúcar y esto hace que se eleven los triglicéridos.

Busque distintas formas de cocción.  En ocasiones las personas se limitan a las propuestas fritas. Al tener dudas sobre cómo comer mejor es recomendable buscar el apoyo de especialistas.

Sí al Omega-3

La Fundación Española para el Corazón explica que es importante inclinarse por ácidos grasos monoinsaturados, como el aceite de oliva y aquellos en los que predominen los ácidos grasos omega-3, que se encuentra en la sardina, salmón, nueces y el aceite de canola.

Las primeras observaciones sobre el efecto cardiosaludable de los omega-3 se realizaron en las poblaciones de esquimales de Groenlandia, cuya dieta está basada en el pescado, mamíferos marinos y aceite de pescado, y, por lo tanto, es muy rica en omega-3, refiere la página.

La mortalidad por enfermedades cardiovasculares en esta población era mucho menor que en otros lugares con menos consumo de pescados.

Una rutina de ejercicios

Incluya más movimiento a su vida diaria.  Un mínimo de 30 minutos diarios enfocados en usted y en tener un espacio para hacer yoga, tai chi, caminatas, hacer dinámicas al aire libre u otro tipo de opciones que le permitan sentirse al cuerpo saludable.

Tomar medicamentos

Dependiendo los niveles de triglicéridos es posible controlarlo únicamente con la alimentación.  Cuando son demasiado elevados algunos médicos recomendarán tomar durante cierto tiempo medicamentos para bajarlos.

Cuidado con el alcohol

En general las bebidas alcohólicas tienen niveles altos en calorías y azúcar e influyen en los triglicéridos.  Cuide la cantidad de consume.

Ojo con la salud

Es indispensable además mejorar el peso cuando hay obesidad y sobrepeso, además de mantener controlada la diabetes.