Testeo en animales en Guatemala (qué es, por qué se promueve su bienestar y qué dice la ley del país)

La campaña “Salvemos a Ralph” busca poner fin a las pruebas en animales con fines de cosmetología. ¿Qué dice la Ley de Bienestar y Proyección Animal en Guatemala y qué tipos de pruebas se hacen en el país?

Publicado el
La campaña "Salvemos a Ralph" tiene como objetivo que se ponga fin a las pruebas de ingredientes cosméticos en los animales.
La campaña "Salvemos a Ralph" tiene como objetivo que se ponga fin a las pruebas de ingredientes cosméticos en los animales.

A inicios de abril 2020, se hizo viral el cortometraje del conejo Ralph, quien narra cómo es su rutina al trabajar como animal de laboratorio. La animación Salvemos a Ralph es una campaña de la Humane Society Internacional (HSI), una organización sin fines de lucro que promueve el bienestar de los animales a nivel mundial, con el objetivo de que se ponga fin a las pruebas de ingredientes cosméticos en los animales.

“Mi nombre es Ralph, soy un conejo como pueden ver. Soy ciego del ojo derecho y en esta oreja -la derecha- no escucho más que un pitido”, dice el personaje en el largometraje en el que, a modo de falso documental, un hombre lo entrevista para conocer cómo es la vida de un animal de experimentación de cosmetología. “Sé que tal vez se vea mal, pero la manera en que yo lo veo es que estoy haciendo mi trabajo. Si tan solo un humano no tuviera la ilusión de un lápiz labial o un desodorante más seguro”, agrega.

El video es protagonizado por el director Taika Waititi. Cuenta con las voces de Ricky Gervais como el documentalista y de Zac Efron como uno de los compañeros conejos que no quieren morir a manos de los humanos.

Los productos químicos cosméticos se introducen a la fuerza en sus gargantas, se les gotean en los ojos o se les untan en la piel, explica HSI en su página web. Por ello la organización, junto con sus socios, tratan de prohibir las pruebas cosméticas en animales en los mercados de belleza más grandes en influyentes del mundo.

Prohibición de testeo en animales a nivel mundial

De acuerdo Vanessa Granados, veterinaria oficial del comité de ética de uso y cuidado animal de la Universidad del Valle de Guatemala, la primera Ley de Bienestar Animal se aprobó en el Reino Unido en 1856 cuando un grupo de personas se indignó por los experimentos crueles a los que era sometidos varios animales. Luego, fue hasta 1966 que se aprobó la Ley de Bienestar Animal (AWA por sus siglas en ingles), en Estados Unidos. Conforme a los años, ambas legislaciones han tenido modificaciones y se han escrito leyes y normativas en muchos otros lugares.

Así, en el mundo, la decisión de tener una legislación que proteja a los animales del uso de la industria cosmética ha sido apoyada por países como Turquía, Israel, India, Taiwán, Corea del Sur, Nueva Zelanda, entre otros. Respecto a Latinoamérica, Guatemala fue uno de los primeros países en aprobar una ley que prohíba el testeo en animales en la industria cosmética, en todas las etapas, desde los ingredientes hasta el producto final.  Luego, en el 2020, Colombia creó su legislación que sanciona a empresas que hagan pruebas en animales para probar la efectividad de productos cosméticos.

Cómo saber si un producto es testeado en animales

Cada vez son más las empresas que se unen a campañas como Salvemos a Ralph y evitan el testeo en animales para producir su mercadería.  Cruelty Free Internacional, una organización que trabaja para acabar con los experimentos con animales, indica que uno de los métodos para acabar con este tipo de pruebas es identificar los productos de las empresas que continúan haciéndolas y ya no consumirlas.

Para verificar si un producto ha sido testeado en animales es importante revisar el envase. Ya sea detrás, debajo o en un lateral tendrá un logo o símbolo de “no testado en animales”. La mayoría de los logos se identifican con un conejo o tienen leyendas como “Cruelty free” o “Not tested in animals”. Además, los productos con sello vegano también están libres de crueldad hacia los animales, ya que todo su proceso de fabricación es libre de uso animal.

Si un producto no lleva este tipo de símbolos o leyendas, también puede buscarlo en la página de Cruelty Free Internacional, ellos tienen un buscador dividido por categorías como: productos cosméticos y de cuidado personal: productos de limpieza y para el hogar; productos de animales de compañía, en los cuales puede encontrar el nombre o la marca del producto.

También hay aplicaciones para saber si un producto es testeado en animales:

  • Cruelty cutter
  • Bunny free
  • Choose crulety free
  • Cruelty-free.
  • Happy Bunny: Shop Cruelty-free.
  • Think dirty

¿Qué testeos en animales se pueden hacer en Guatemala?

En el 2017 el Congreso de la República aprobó la Ley de Protección y Bienestar Animal, bajo el Decreto 05-2017. En el artículo 54 indica que se prohíbe el uso de animales de experimentación e investigación en la industria cosmética y sus ingredientes.

Sin embargo, sí se permite condicionalmente hacer uso de animales para la investigación y docencia. En el artículo 43, la ley indica que es uso exclusivo de las universidades o empresas que hagan investigaciones y que deben justificar su uso, así como deben formar Comités Institucionales de Ética en el Uso y Cuidado Animal, los cuales deben estar registrados en la Unidad de Bienestar Animal.

Estos comités serán integrados por, al menos, un médico veterinario, un ciudadano notable, un científico y personas que se requieran para la investigación.

Granados explica que la ley guatemalteca se adhiere a estándares interinstitucionales e internacionales, como la creación de los comités de ética, conocidos como Cicual. Además, se incluye el concepto de 3R de Russel y Burch, el cual busca reducir el uso de animales en la investigación científica. Por ello, para hacer investigación con animales debe incluir este concepto que se integra por 3 erres:

  • Reducción: la cual hace alusión a reducir el uso de los animales en la investigación. Es decir, a no usarlos sin justificación ni usarlos para fines frívolos.
  • Reemplazo: se trata de siempre que se pueda reemplazar al animal por otro modelo de prueba, debe hacerse. Por ejemplo, modelos matemáticos, maniquíes, simulaciones, cultivos in vitro, tejidos, o si es para la docencia, se pueden usar vídeos explicativos, entre muchas otras actividades didácticas.
  • Refinamiento: quiere decir refinar las técnicas, que sean las más actualizadas dentro de la medicina veterinaria para trabajar con animales.

Además de estos tres conceptos, en Guatemala se añaden otros tres:

  • Relevancia: hace énfasis en que el estudio para el que será usado el animal debe ser de relevancia científica suficiente y sus resultados aporten verdaderamente al avance en la salud humana y animal.
  • Redundancia: no se debe usar a los animales para los mismos estudios o para algo que ya está aprobado, publicado o forma parte del conocimiento científico conocido.
  • Regulaciones: la investigación debe respetar las regulaciones nacionales e internacionales de los Cicual.

En Guatemala se ha realizado testeo en animales con fines médicos. Por ejemplo, para enfermedades transmitidas por vectores o aquellas endémicas que podrían estar en crecimiento en alguna comunidad. “Se han hecho estudios acerca de qué tanto daño pueden causar las chinches al mantenerse en los animales domésticos de una comunidad. Esto no se hace en un laboratorio específicamente, sino en el campo para solucionar un problema puntal de salud”, comenta la investigadora.

Estefany de León, veterinaria investigadora del Instituto de Investigaciones del Centro Universitario de Zacapa de la Universidad de San Carlos (Cunzac), indica que también es común el uso de animales de bioterio. Estos son animales de laboratorio con fines de investigación. “Son específicamente de laboratorio, nacen, crecen y se reproducen ahí. Los usamos, por ejemplo, en el área de microbiología queremos agares especiales para poder hacer  cultivos o siembras de bacterias, necesitamos parte de esos fluídos para hacerlos conservar”.

La experta explica que los Comités de ética también evalúan el bienestar de los animales tomando en cuenta las cinco libertades que se establecen en el artículo 14 de la Ley:

  • Vivir libre de hambre, de sed y de desnutrición
  • Libre de temor y de angustia
  • Libre de molestias físicas y térmicas e incomodidad
  • Libre de dolor, de lesión y de enfermedad
  • Libre de manifestar sus comportamientos naturales.

¿Por qué se experimenta con animales?

Para muchos científicos es útil y necesario experimentar con animales. En una entrevista al medio El País, el genetista Lluís Montoliu, presidente del Comité de Ética del CSIC, dijo que algunas veces hay que hacer investigaciones con animales para asegurar que lo descubierto es del todo extraordinario.

“Todas y cada una de las vacunas tuvieron que validarse antes no en uno, sino en diferentes modelos animales. Se validaron primero en ratones (a los que hay que hacerles una pequeña modificación genética para que sean infectables por este coronavirus), también en hámsteres (que sí se infectan) y, finalmente, en los más parecidos a nosotros, que son los primates, especies de macacos en las cuales se han validado las vacunas de Pfizer, de Moderna, de Astrazeneca, de Janssen, de Sputnik”, respondió ante la pregunta de si para las vacunas del covid-19 se hizo experimentación con animales.

De León explica que los animales se usan para testeo con el fin de obtener beneficios para la salud, ya sea para los demás animales o para los humanos. Por ello, los testeos en animales consisten en poner a prueba su salud o bien someterlos a una evaluación. Cuando un animal es usado para este tipo de pruebas, lo que se pide es que se cuide su bienestar, se trabaje con ética y evitar a toda costa el maltrato y su uso innecesario.