Tener perro o gato beneficia nuestra salud

Tener perro o gato no solo significa disfrutar de su compañía y ocuparse de su cuidado adecuado con responsabilidad toda su vida, sino también puede beneficiar nuestra salud física, mental y emocional.

Tener perro o gato beneficia nuestra salud
Disfrutar de la compañía de un perro o gato nos ayuda a controlar el estrés y ansiedad, a mejorar la salud cardiovascular, a aumentar la sensación de felicidad y a promover la actividad física, entre otros beneficios. (Foto Prensa Libre, Shutterstock)

“Tener una mascota puede hacer muy feliz a la persona, le ayuda a formar una rutina y a experimentar una gran compañía, lo cual tiene potencial para mejorar su calidad de vida, su salud mental y disfrutar de una sensación de bienestar”, indica la médica veterinaria Vanessa Granados Barnéond, catedrática de Bioética, Legislación, Investigación y Pensamiento Científico y Fisiología Animal, en la Universidad del Valle de Guatemala. Entre los beneficios físicos y mentales de convivir con una mascota, se pueden mencionar estos.

Fomenta el ejercicio

Perros y gatos necesitan hacer ejercicio como parte de su rutina diaria, y que puede variar de acuerdo a la especie, raza, edad y temperamento del animal. Hacer ejercicio con la mascota no significa hacer un entrenamiento intenso, pero sacar a pasear al perro o jugar con el gato puede representar unos 150 minutos de actividad física moderada a la semana, lo cual beneficia la salud del dueño como la del animal.

Controla el estrés

Científicos de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, han realizado varios estudios sobre el vínculo entre el estrés y las mascotas, y descubrieron que tener perro o gato tiene la capacidad de reducir el estrés, la ansiedad y de mejorar la memoria. Diversas investigaciones han hallado, además, que contribuye a la salud cardiovascular y a la salud mental, gracias al sentimiento de orgullo, compañía o responsabilidad del cuidado de otros, indica Granados.

Aporta a las relaciones sociales

La falta de conexiones sociales aumenta de manera significativa el riesgo de padecimientos o problemas de salud. Las mascotas no solo han sido una gran compañía durante la pandemia, a causa del confinamiento domiciliar, sino también pueden aportar a las relaciones sociales, expone la veterinaria.

“Nuestros compañeros de cuatro patas pueden representar una gran oportunidad de conexión con otros cuidadores o amantes de los animales. Cuidar bien de una mascota nos enseña el significado práctico de valores como el respeto, la empatía, la responsabilidad, la compasión y la paciencia, que se reflejan también en nuestras relaciones interpersonales”, dice Granados.

Apoyo emocional

Cuando una persona experimenta o enfrenta pérdidas físicas o emocionales, se manifiestan sentimientos de vacío existencial, por lo que se recomienda acompañamiento profesional o espiritual. Sin embargo, si tiene un perro, este puede ser una compañía para transitar el proceso de pérdida, expone el psicólogo y educador emocional Estuardo del Águila.

“La incorporación de un perro en las etapas de duelo puede aliviar los sentimientos de tristeza y pesimismo y ayuda a reducir la sensación soledad”, añade Del Águila.

En momentos de duelo, desconsuelo o soledad, perros y gatos ayudan a llenar vacíos existenciales. (Foto Prensa Libre)

Aumenta la felicidad y propósito en la vida

Cuando existe un vínculo entre personas y mascotas, sobre todo, si se ha tenido la oportunidad de iniciarlo con buen ejemplo desde edad temprana, los neurotransmisores como la dopamina, la serotonina y la oxitocina aportan al estado de ánimo y, consecuentemente, aumenta nuestra sensación de felicidad y optimismo.

Complementa terapias

En muchas ocasiones, los perros aportan beneficios a niños con y sin discapacidad, pues contribuyen a estimular las relaciones sociales, el lenguaje y la motricidad, así como funciones ejecutivas como planificación, organización, guía, revisión, regularización y evaluación del comportamiento necesario para adaptarse con eficacia al entorno para alcanzar metas, dice el psicólogo.

Se ha demostrado que las personas que realizan algún tipo de voluntariado en un refugio de rescate de animales pueden recibir estos beneficios, afirma la veterinaria y catedrática.

“Se le debe brindar al perro y gato una buena calidad de vida, que cubra sus necesidades de alimentación, cuidados veterinarios, recreación y espacio dentro de casa, pues ellos absorben energías tanto positivas como negativas”, asevera Del Águila.

“Compartir tu vida con una mascota es un privilegio y debe resultar en una relación beneficiosa tanto para ti como para ella. Es importante recordar que una mascota representa un compromiso que puede durar varios años”, refiere Granados.

 Estudio en España

  • Resultados de un análisis del Observatorio Fundación Affinity, sobre el vínculo entre personas y animales de compañía:
  • Este trabajo de investigación, llevado a cabo en el 2013, reveló que el 63% de los propietarios afirmó contarle a su perro cosas que no compartía con nadie.
  • Nueve de cada 10 dueños aseguraron que su can siempre está cuando necesitan consuelo, afecto, seguridad o motivación.
  • El 76% dijo besar a su perro, como mínimo, una vez al día.
  • La mayoría refirió que su can es motivo para levantarse cada día.
  • Otro dato relevante fue que las personas que tienen perro van un 15% menos al médico.