Petén

Consulta popular crea controversia entre peteneros

La luz verde que dieran los diputados al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para realizar una consulta popular en el caso Guatemala-Belice, causa controversia entre vecinos peteneros. Unos están a favor y otros en contra. 

Por Rigoberto Escobar

Zona de adyacencia entre Guatemala y Belice. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Zona de adyacencia entre Guatemala y Belice. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

“No estoy de acuerdo con la consulta popular, ya todos sabemos por dónde caminamos, tenemos entendido que los beliceños no nos quieren, ellos nunca van a aceptar que su territorio pertenezca a nuestro país, ese dinero que se gastará en consultar, mejor que se divida y se otorgue a los campesinos de la zona de adyacencia”, indicó Gonzalo Ochaeta Requena, vecino de San Benito.

Hugo Hérnandez Guerra, residente de Santa Elena, Flores, indicó que el problema se ha originado porque a los gobiernos anteriores no les ha interesado solucionar el conflicto ya que “como no han visto un beneficio personal, optan por retirarse”.

Pero no todos opinan lo mismo, para Salvador Cutzal Mijangos, mediador de conflictos de la zona de adyacencia en Petén, es un problema de años que no se había planificado solucionar de esta manera, por lo cual “autorizar una consulta popular es positivo”.

Agregó que no se trata sólo de realizar una consulta, ya que se debe visitar las comunidades asentadas en las cercanías de la zona de adyacencia, para explicarles cómo y en dónde se llevará el proceso, que podría poner fin a una problemática que afecta alrededor de 15 mil campesinos de 55 comunidades.

Tomasa Cuc Yap, vicepresidenta del comité de Prevención del Delito, comunidad Monte de los Olivos, Dolores, indicó que solucionar el problema del diferendo podría traer beneficios a la población petenera ya que existirían aduanas y se generarían fuentes de empleo, lo que podría convertir al área fronteriza en una zona pujante.

El Congreso de la República aprobó el pasado 2 de agosto el acuerdo 22-2017, a través del cual se faculta al Ejecutivo para que, “en forma inmediata”, presente al Tribunal Supremo Electoral (TSE) la solicitud para celebrar una consulta popular sobre el diferendo territorial con Belice.

El objetivo es preguntar a la población si está de acuerdo  en que Guatemala llegue a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para resolver en definitiva el diferendo territorial,  como parte de un compromiso suscrito entre ambas naciones en diciembre del 2008.

En la zona de adyacencia, beliceños y guatemaltecos comparten en fraternidad. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
En la zona de adyacencia, beliceños y guatemaltecos comparten en fraternidad. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)