Economía

El café de Santo Domingo Xenacoj conquista Japón

Durante el 2016 se estableció una empresa familiar que fundó en Japón la marca Darks a través de la RK Corporation que comenzó a exportar 30 quintales oro del café de Santo Domingo Xenacoj, Sacatepéquez.

Por Julio Sicán / Guatemala

Los caficultores de Santo Domingo, Xenacoj, Sacatepéquez participaron en el primer taller de catación para conocer la calidad de su propio grano. (Foto Prensa Libre: Julio Sican)
Los caficultores de Santo Domingo, Xenacoj, Sacatepéquez participaron en el primer taller de catación para conocer la calidad de su propio grano. (Foto Prensa Libre: Julio Sican)

Los hermanos Carlos y Henry Ramírez, fundaron hace siete años, la empresa RK Corporatión que registró la marca DARK y entre otras actividades, crearon el primer micro beneficio artesanal tecnificado que para la cosecha del 2017 unificaron esfuerzos con Anacafé y esperan replicar la experiencia en todo el país porque consideran que el café es uno de los motores productivos que fortalecen la economía familiar.

“No se trata de vender el café maduro sino en pergamino, o abrir una venta de café aquí o en el extranjero con el grano de Xenacoj por su condiciones de altura y calidad”. Explicó.

Santo Domingo Xenacoj, cuenta con 25 manzanas de café cultivado y tiene una producción de 90 quintales por manzana de café maduro. En los tres años de asistencia técnica la producción ha aumentado de cuatro a seis quintales  por cuerda de terreno sembrado.

Cincuenta y cinco caficultores de Xenacoj participaron en el primer festival del café para promocionar su grano de calidad. (Foto Prensa Libre: Julio Sicán)
Cincuenta y cinco caficultores de Xenacoj participaron en el primer festival del café para promocionar su grano de calidad. (Foto Prensa Libre: Julio Sicán)

En la cosecha 2016 se procesaron 15 quintales de café pergamino con un rendimiento de 4.6 de café uva por un quintal de pergamino, y en la de 2017 se procesaron 35 quintales de café pergamino con un rendimiento de 4.7 quintales de café uva por un quintal de pergamino.

Primer festival

El primer festival del Café de Santo Domingo Xenacoj, Sacatepéquez, expuso uno de los mejores granos de altura que se puede degustar en una taza de café de calidad estrictamente duro, de las variedades que predominan en esa zona de porte alto y bajo que pertenecen a las especies, arábica, bourbon, caturra y catuai.

Cincuenta y cinco caficultores de Xenacoj participaron en el primer festival del café para promocionar su grano de calidad. (Foto Prensa Libre: Julio Sicán)
Cincuenta y cinco caficultores de Xenacoj participaron en el primer festival del café para promocionar su grano de calidad. (Foto Prensa Libre: Julio Sicán)

El festival reunió a 55 pequeños caficultores de dos grupos que cultivan el grano en unas 25 manzanas de tierra  y que en el 2016 fundaron la agrupación de microproductores impulsados por la Municipalidad con la marca Kapé Nakoj y la Asociación Integral de Cafetaleros de Xenacoj (Aicadex).

Durante el evento los vecinos y turistas participaron de, cataciones, conferencias, degustaciones, exposición de cafés diferenciados, venta de productos agrícolas y servicios técnicos.

Cataciones

Previo al festival, los caficultores participaron de la primera catación que se llevó a cabo en el municipio con el fin de conocer las diferentes variedades del café que se producen en el país y de su propio grano, en base al mercado que se están enfocando, además de exigir un precio justo por la calidad de su café, explicó, Juan Luis Alvarado, coordinador del laboratorio de Catación de la Asociación Nacional del Café (Anacafé).

Dulce Barrera, campeona nacional de catación de café  que se llevó a cabo en Budapest, Hungría, en mayo pasado,  fue invitada al festival y manifestó que el café de Xenacoj es de mucha acidez, con sabores frutales de buena calidad y estrictamente duro lo que lo hace recomendable para compradores y consumidores locales.

La catadora internacional Dulce Barrera participó del primer festival del café en Santo Domingo Xenacoj. (Foto Prensa Libre: Julio Sicán)
La catadora internacional Dulce Barrera participó del primer festival del café en Santo Domingo Xenacoj. (Foto Prensa Libre: Julio Sicán)

José Mario Chile, caficultor, agradeció a los organizadores del festival por la oportunidad de vender su producto en Japón. “Le doy gracias Dios porque los 15 quintales de cafecito que cosecho al año ya tienen mercado”, dijo. En tanto, María Alejandra Chocoyo, espera que los 12 quintales que producen por cosecha también se exporten al mismo destino para sostener a su familia.

El alcalde, Mario Aquino, aseguró que el café podría convertirse en un potencial económico para el desarrollo del municipio, así como otros productos agrícolas y artesanales que son impulsados por la oficina municipal de desarrollo local.