Economía

Ocho hombres poseen igual riqueza que la mitad más pobre del planeta

La brecha entre ricos y pobres nunca ha sido tan grande como en la actualidad y la creciente desigualdad podría llevar a una mayor inestabilidad, advierte un informe de la organización humanitaria Oxfam publicado hoy de cara al encuentro del Foro Económico Mundial (FEM) en Davos (Suiza).

Por Davos / DPA

La riqueza mundial está concentrada en pocos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La riqueza mundial está concentrada en pocos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Las ocho personas más ricas del mundo, todos ellos hombres, poseen la misma fortuna que la mitad más pobre del planeta, señala el reporte, según el cual el uno por ciento más rico de la humanidad poseía en 2015 más que todo el resto.

"La creciente desigualdad amenaza con dividir nuestras sociedades. Hace aumentar la criminalidad y la inseguridad, al tiempo que mina la lucha para poner fin a la pobreza. Deja a más gente viviendo con miedo y menos con esperanza", señaló Oxfam, que agrupa a numerosas organizaciones no gubernamentales y que tiene su sede en Gran Bretaña.

Millonarios

  • Los hombres —Bill Gates, Warren Buffett, Carlos Slim, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg, Amancio Ortega, Larry Ellison and Michael Bloomberg— tienen una fortuna colectiva de US$426 mil millones.
Para su análisis, la organización humanitaria tuvo en cuenta diferentes fuentes. Por ejemplo combinó las estimaciones de la revista "Forbes" sobre los ocho más ricos del mundo con las del banco Credit Suisse sobre la riqueza mundial. Aunque los datos no son siempre completamente comparables, muestran que la desigualdad ha ido en aumento, argumenta la organización.

En números absolutos, estos ocho multimillonarios tienen una fortuna de US$426 mil millones, frente a los US$409 mil millones que poseen en conjunto los 3 mil 600 millones de personas más pobres del planeta.

Los ingresos crecieron en todo el mundo de 1988 a 2011 en un 11.9 por ciento, pero el diez por ciento más rico de la población fue el que más se benefició, pues obtuvo un 45 por ciento de ese aumento, según Oxfam.

Mientras que los ingresos del diez por ciento más pobre de la población mundial aumentaron en menos de tres dólares por año en ese periodo, los del diez por ciento más rico se multiplicaron 182 veces.

Campaña contra la desigualdad:



Oxfam cree que las causas están en un desarrollo equivocado a nivel político y empresarial y exige que los países cooperen de forma más estrecha en vez de competir entre sí a ver quién tiene el impuesto de sociedades más bajo.

Además, deben desarrollar estrategias de negocios menos centradas en los inversores y más en los trabajadores y los efectos sobre el medio ambiente, exige la organización.

Debido al aumento de las tensiones sociales y el éxito de los populistas, el 47 Foro Económico Mundial (FEM) de Davos quiere abogar este año por una dirigencia "flexible y consciente de su responsabilidad".

A partir del martes se reúnen en la localidad suiza de Davos unos 3 mil políticos, empresarios, científicos y líderes de ONG para buscar posibles respuestas a los problemas actuales.

El encuentro se celebra este año en medio de la incertidumbre en torno al nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien asumirá el cargo el viernes, último día del FEM.

Los negocios son la savia de la economía de mercado, pero no cuando favorecen sólo a los más ricos, añade el informe. En un esfuerzo por lograr mayor rendimiento para los accionistas y la cúpula directiva, las corporaciones se ven arrastradas a exprimir a sus trabajadores y productores, a evadir impuestos e influir en las políticas a través del amiguismo, agrega Oxfam.

"Necesitamos construir juntos un nuevo consenso para diseñar un modelo económico que beneficie al 99 por ciento, no al 1 por ciento".

Además, la teconología debería ser utilizada para reducir la desigualdad y el trabajo de las mujeres debería estar más reconocido, sentencia.