Economía

Pobreza sube a 59.3%: son 9.6 millones de guatemaltecos los afectados

La pobreza en el país se disparó y llegó a 59.3%, un incremento de 8.1 puntos porcentuales con respecto del 2006, según la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi (2014) que se divulga este jueves.

Por Rosa María Bolaños y Acan EFE

La pobreza se ha incrementado en el país. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La pobreza se ha incrementado en el país. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Ese dato significa que unos 9.6 millones de guatemaltecos viven en pobreza, tomando en cuenta la proyección de población que hizo el INE para el año 2015 en 16.1 millones de personas.

En el 2011 ese indicador se registró en 53.71%, sin embargo ejecutivos del Banco Mundial, que apoyó la elaboración de varias encuestas refieren que no es comparable con ese año porque se usó otra metodología.

También se disparó la pobreza extrema nacional la cual en el 2014 subió a 23.4% mientras que en el 2000 y 2006 se registró en 15.7% y 15.3% respectivamente refiere la Encovi 2014 efectuada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y apoyada por el Banco Mundial.

Banco Mundial 

  • El Banco Mundial  (BM) a través de su representante en Guatemala, Carlos Sobrando, manifestó hoy su preocupación por la subida de los índices de pobreza en el país centroamericano.
  • La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida  (Encovi 2014) , cuyos datos fueron divulgados este jueves, señala que de 56.4 % en 2000, la pobreza se incrementó a 59.3 % el año pasado.
  • Mientras que la extrema pobreza pasó de 15.3 a 23.4 por ciento en ese mismo periodo.
  • “Es un hecho que Guatemala fracasó en los Objetivos de Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad la pobreza en el 2015” , declaró Sobrado.

En número de población significaría que 3.7 millones viven en extrema pobreza.

Por departamento

Por departamento los departamentos de Alta Verapaz y Sololá muestran porcentajes de pobreza por encima del 80%, seguidos por Totonicapán con 77.5%, se informó.

En el departamento de Sacatepéquez, el 41.1% de la población se encuentra por debajo de la línea de pobreza, y en Guatemala, la tercera parte (33%) de la población no alcanza a consumir los Q10 mil 218 quetzales por persona al año.

La Encovi del 2014 también detectó que de los 22 departamentos del país 18 aumentaron su porcentaje de pobreza entre 2006 y 2014 y solo cuatro lo disminuyeron.

El mayor aumento en la incidencia de pobreza en este período, se dio en el departamento de Guatemala con 17 puntos porcentuales, se agrega.

Línea de pobreza general y extrema suben 137% y 201%

En el caso de la línea de pobreza total o general, que significa el monto mínimo que se  necesita para cubrir el costo de alimentación más bienes y servicios, subió en 14 años 137%.





En el año  2000, el valor total era de Q4  mil 319 mientras que en el 2014 se registró en Q10 mil 218.

Mientras que la línea de pobreza extrema era de Q1 mil 911 quetzales en el año 2000 y para el 2014 aumentó en 201% llegando a Q5 mil 750. En el 2006 se registró en Q3 mil 206.

La brecha para cubrir ese mínimo vital aumento a 5.9% en el segmento de pobreza extrema.

pobreza.JPG

Por etnicidad

En el año 2000 el 27.1% de la población indígena se encontraba en pobreza extrema, indicador similar en el 2006, pero aumentó 12 puntos porcentuales y llegó a 39.8%.

La población no indígena también muestra crecimiento con respeto del 2000 y 2006 cuando se registró en 7.8% pero en el 2014 subió a 12.8%.

La Encovi 2014 también registra datos de desigualdad y objetivos del milenio.

Cifras dan vergüenza

El presidente Alejandro Maldonado dijo hoy que los altos índices de pobreza dan “vergüenza” , por lo que hay que combatirlos desde el minuto cero. “Son signos alarmantes y tenemos que ponerle cuidado y atención, porque son indicadores sociales que pueden darle vergüenza a cualquier guatemalteco”, proclamó enfático el mandatario a preguntas de los periodistas.

Dijo que es necesario enviar copias de esta documentación “lo más pronto posible”  a todos los actores sociales y políticos del país, porque la información es “correcta, verídica y lamentable”  y requiere de “inteligencia y decisión”  el poder alcanzar una solución.

A su juicio, es necesario que la sociedad reflexione, porque no se puede pensar en una posible equidad social cuando estos indicadores están aumentando.

“Es evidente que es un asunto de urgencia, tenemos que verlo inmediatamente” , y tomar decisiones para combatir este flagelo, en el que influyen muchos factores como la falta de empleo o la corrupción.