Migrante dirige museo en EE. UU.

Migrante originario de El Progreso migró de manera ilegal al condado de Oxnard, California, EE. UU., donde trabajó como jardinero en un reconocido museo, del cual ahora es gerente.

Por Eduardo Sam

Archivado en:

Mi pueblo Migrante Morazán
René Corado muestra algunos huevos de la colección del museo.
René Corado muestra algunos huevos de la colección del museo.

René Corado, originario de El Chical, Morazán, El Progreso, tuvo una infancia desfavorable, por lo que migró de manera ilegal al condado de Oxnard, California, EE. UU., donde trabajó como jardinero en un reconocido museo, del cual ahora es gerente y tiene a su cargo la colección de huevos de aves más grande del mundo. Además, es conferencista motivacional y escribió un libro autobiográfico.

Su esfuerzo y dedicación lo llevaron a prepararse académicamente, por lo que posee un título universitario en oología —estudio de los huevos de los animales, especialmente de aves—, que pocas personas en el mundo poseen.

“Luché duro porque no me gustó comer de la basura. A los 8 años tenía que buscar en los vertederos del mercado La Parroquia —en la capital— restos de aguacate o banano para comer y a veces peleaba con los perros de la calle por un pedazo de fruta, y por eso luché para que mis hijos no pasaran por ese sufrimiento”, recuerda Corado, quien durante mucho tiempo lustró zapatos.

El científico cuenta que cuando tenía 21 años viajó a EE. UU. y después de varios intentos alcanzó el sueño americano. Agregó que llegó sin documentos, sin familia y sin conocer el idioma; además, solo tenía sexto grado de primaria. En ese país laboró como lavaplatos, pintor y jardinero.

“Cuando llegué al museo trabajé de jardinero y mensajero. Me llamó la atención lo que hacían los biólogos en el lugar y en mi hora de almuerzo iba a ver lo que hacían. En una oportunidad el dueño —del museo— me preguntó si quería ser biólogo y yo le dije que sí, pero que solo tenía sexto primaria y me respondió que debía continuar mis estudios”, relató.

Luego de haber obtenido su título universitario se especializó en oología y actualmente es gerente de la Western Foundation of Vertebrate Zoology, donde se encuentra la colección de huevos más grande del mundo con más de un millón y medio de aves disecadas y más de 20 mil nidos. Además, es el primer latino a cargo de ese museo.

Recientemente estuvo en Guatemala en la promoción de su libro El Lustrador, en el que narra como la pobreza lo hizo viajar ilegalmente a EE. UU. y pasó de trabajar como limpia botas a ser un científico reconocido. Su historia ha tenido tanto éxito que se filmará una película.

Corado apoya a los niños migrantes que se encuentran en escuelas públicas de Oxnard, las cuales utilizan su libro como material de lectura.

“Les digo que los sueños se pueden alcanzar. Tendré una película que se filmará en octubre y que tratará sobre mi libro y mi vida, y parte de las ganancias se destinarán para becas estudiantiles para niños de escasos recursos de Guatemala”, agregó el connacional.