Justicia

PDH revela precariedades en cárceles preventivas de Huehuetenango

Personal de la PDH determinó que los internos de las dos cárceles preventivas, para hombres y mujeres, de Huehuetenango duermen en colchonetas, hacinados y se bañan con guacales por la falta de ducha.

Por Glenda Sánchez / Huehuetenango

Privados de libertad de Huehuetenango duermen en colchones. (Foto Prensa Libre: PDH)
Privados de libertad de Huehuetenango duermen en colchones. (Foto Prensa Libre: PDH)

El primer recorrido fue en el centro Preventivo para Hombres y entre los hallazgos la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) informó que persiste el hacinamiento y el incumpliento de los plazos del Organismo Judicial (OJ) para acudir a las audiencias.

“Fue evidente la sobrepoblación, el centro tiene capacidad para cien personas y actualmente hay 267 internos, no hay suficientes camas, hay reos que duermen en colchonetas”, declaró Jordán Rodas, procurador de Derechos Humanos.

Agregó que un baño lo utilizan 87 privados de libertad, la comida que reciben es de mala calidad y no tienen atención médica.

Durante la visita, Jordán Rodas pudo observar la sobrepoblación de los lugares.
Durante la visita, Jordán Rodas pudo observar la sobrepoblación de los lugares.
También visitó el centro preventivo para hombres, en el mismo departamento.
También visitó el centro preventivo para hombres, en el mismo departamento.
El procurador de Derechos Humanos, Jordán Rodas, vistió anoche y parte de la madrugada centros preventivos en Huehuetenango.
El procurador de Derechos Humanos, Jordán Rodas, vistió anoche y parte de la madrugada centros preventivos en Huehuetenango.
El preventivo para mujeres también fue supervisado por el procurador.
El preventivo para mujeres también fue supervisado por el procurador.
Privados de libertad denunciaron que a veces reciben comida de mala calidad.
Privados de libertad denunciaron que a veces reciben comida de mala calidad.

En el caso de la cárcel para mujeres, Rodas reportó que los sanitarios no tienen instalación de servicio de agua y no hay camas. “Duermen en el suelo con colchonetas que no reúnen las condiciones dignas, no tienen ponchos ni sábanas”, aseveró Rodas.

Además, dijo que no hay duchas ni agua caliente, se bañan con guacales y un sanitario es utilizado hasta por 22 personas.

“Hay una privada de libertad con su hija, de uno dos años, que nació en el presidio y también sufre esas condiciones. En ese lugar también fue recurrente la queja por la demora judicial”, indicó.

El Procurador dijo que hará un “llamado de atención” a las autoridades competentes para que se tomen las acciones que el caso amerita. Aseguró que se tiene que dignificar a la población carcelaria.

“Las condiciones en las que se encuentran no son dignas de seres humanos, no estoy pidiendo un hotel de cinco estrellas para los privados de libertad; sin embargo, hay que ser conscientes de que no pueden estar en ratoneras como actualmente viven”, concluyó el Procurador.





Ambas presiones están a cargo de la Policía Nacional Civil, pues no son parte del Sistema Penitenciario. La visita a los centros carcelarios es parte de una gira de trabajo que efectúa la PDH.