Política

Se necesita mayor claridad en planes

Análisis del primer mes de gobierno de Jimmy Morales y Jafeth Cabrera indica que prácticas criticadas en marchas del 2015 han tenido lugar en el actual mandato.

Por Geovanni Contreras Corzantes

El presidente Jimmy Morales y vicepresidente Jafeth Cabrera asumieron el mando el 14 de enero pasado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El presidente Jimmy Morales y vicepresidente Jafeth Cabrera asumieron el mando el 14 de enero pasado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Un presidente con iniciativa pero tenso ante las preguntas de la Prensa, propositivo pero con secretos y dilaciones, con buenas intenciones pero que se ven en entredicho por las acciones de la bancada legislativa de FCN-Nación. El primer mes de Jimmy Morales se ha caracterizado por señales de alerta sobre viejas prácticas políticas, según advierten sectores consultados.

Los claroscuros de los primeros 31 días de la gestión presidencial de Morales van desde asumir un liderazgo para frenar la crisis en salud, pero opacado por la polémica de medicamentos vencidos, la marcha atrás en el nombramiento de la ministra de Comunicaciones Sherry Ordóñez por ser contratista del Estado y, en estos momentos, el hermetismo con que se maneja el análisis de perfiles para designar magistrados, titular y suplente, para la Corte de Constitucionalidad.

Otro factor de desgaste ha sido la ruptura de la promesa de no tolerar el transfuguismo en el Congreso, con la excusa de la independencia de poderes, aunque los mismos diputados oficialistas se encargaron de decir que Morales ya no era el secretario general del partido y no decidía.

Los aciertos

Uno de los dirigentes del movimiento #JusticiaYa, Gabriel Wer, señala como buena acción el que “aparentemente” haya buscado que las personas que asumen en los ministerios lleven un procedimiento “cuidadoso” en materia de transparencia.

Coincidió en ello el analista político Daniel Haering, al mencionar, por ejemplo, el nombramiento como ministro en Gobernación de Francisco Rivas, por tratarse de un técnico.

Jorge Luis Alvarado, catedrático universitario, señala como acciones acertadas el haber viajado en clase económica a una cumbre en Ecuador el mes pasado, pasarse a vivir a la Casa Presidencial y hacer pública su declaración patrimonial, como indicios de probidad.

El portavoz presidencial, Heinz Hiemann, enumeró como actos positivos la asignación de recursos oportunos para el restablecimiento de servicios, la reducción de homicidios en 6 por ciento en enero, en relación con el mismo mes del 2015 —aunque su gestión empezó a la mitad— y denuncias por hallazgos de gobiernos anteriores.

También el comienzo de un censo gubernamental para determinar el número de funcionarios y detectar si hay personas con dobles cargos, el cual finalizará en septiembre.

“Está la maximización de los recursos del Estado para alcanzar las metas, se dieron instrucciones para el mejoramiento de caminos rurales y se busca una readecuación del presupuesto”, explicó Hiemann.

Desaciertos

“La lista de desaciertos del presidente y su equipo es más que evidente. Los nombramientos de personas que tienen razones para no ser designadas, y no me refiero únicamente a la exministra de Comunicaciones Sherry Ordóñez, sino a otros”, dijo Lucía Mendizábal, del primer grupo de personas que, como #RenunciaYa, hicieron la primera convocatoria para manifestar contra el gobierno del Partido Patriota.

Mendizábal agregó: “La situación con los tránsfugas es de lo peor. Si creemos que el partido aceptó a los tránsfugas sin consultarle al presidente, quiere decir que es un presidente sin respaldo alguno ni partido que lo apoye y, si no es cierto, significa que es un mentiroso”.



Jimmy Morales, presidente de la republica en su segunda conferencia de prensa ante los medios de comunicacion, en el Palacio Nacional de la Cultura. Fotografia Esbin Garcia
Jimmy Morales, presidente de la republica en su segunda conferencia de prensa ante los medios de comunicacion, en el Palacio Nacional de la Cultura. Fotografia Esbin Garcia


Poca claridad

Wer lamentó que el gobernante, a diferencia de su discurso de toma de posesión, no ha presentado nada en concreto en cuanto a políticas y planes para hacer notar el cambio que ofreció. “Vemos que en algunos de sus funcionarios, en el tema de transfuguismo y en la forma en que maneja la crítica, rasgos que nos recuerdan la vieja política”, señaló el dirigente ciudadano.

Además de haber nombrado a Ordóñez como ministra, Alvarado precisó: “Tiene problemas de comunicación severos, porque no logra trasladar efectivamente los mensajes sobre los avances de su gestión. Esto le está generando cierta frustración y un carácter volátil con la Prensa”.

El experto considera prematuro hablar de regreso a la vieja política, y en relación con la bancada oficialista, considera que hay competencia de liderazgos, y eso lo convierte en un bloque que no es “consistente ni disciplinado”.

Además, señalaron que es el único que falta en hacer público el proceso de elección de los representantes del Ejecutivo ante la Corte de Constitucionalidad (CC).

Como desaciertos, Hiemann reconoció que el gobierno ha sido más reactivo que preventivo en cuanto a conflictos.

Asimismo, el vocero del mandatario ofreció “fortalecer mecanismos” con los medios de comunicación.

No se improvisa

Para Haering, Morales heredó fuertes problemas, y la población lo sabe; pero ello no significa que no esté atenta.

“En nuestras redes sociales recibimos diariamente denuncias o peticiones de que se fiscalice algo en el Ejecutivo o quejándose de eso. La ciudadanía permanece alerta”, comentó Wer.

Finalmente, hay algunas declaraciones desafortunadas que causan mala impresión y desgaste innecesario. Un ejemplo es la promocionada donación de medicinas, dentro de la cual había fármacos vencidos. El afán de negarlo causó descrédito, pero más aún cuando se restó seriedad al asunto, como cuando el vicepresidente Jafeth Cabrera afirmó que, como médico, había consumido medicinas caducas.