Política

Triunfo de Trump agita los temores de guatemaltecos

Empresarios y migrantes guatemaltecos mostraron una mezcla de sorpresa, preocupación y esperanzas luego de confirmarse la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos para el período 2017-2021, debido a las medidas que podría impulsar, de acuerdo a los agresivos mensajes que lanzó como candidato, mismos que ayer fueron rechazados por miles de manifestantes en ciudades de varios Estados.

Por Redacción

"Trump no es mi presidente" reza el cartel de una mujer que protesta afuera de la Torre Trump en Chicago. (Foto Prensa Libre: AFP)
"Trump no es mi presidente" reza el cartel de una mujer que protesta afuera de la Torre Trump en Chicago. (Foto Prensa Libre: AFP)

Aunque ayer, al festejar su victoria, el tono de Trump fue más bien mesurado y conciliador, es latente el tempor por un incremento en las deportaciones y redadas masivas de migrantes indocumentados.

Por otra parte, los empresarios están a la expectativa sobre el impacto en el comercio entre ambos países, aunque hace falta tiempo para ver si Trump buscaría cambios en el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-Cafta), que fustigó como candidato.

Rolando Paiz, presidente de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), dijo que la victoria del republicano significa un voto en contra de la política tradicional pero a la vez no se conocen aún sus prioridades.

“Esperamos que Trump sea un líder visionario y deje por un lado los comentarios negativos que dijo durante la campaña”, señaló Paiz.

Es difícil pensar que se pueda cambiar en el corto plazo la política exterior, y por ello Guatemala debe seguir trabajando en fortalecer sus exportaciones a su socio comercial más importante, agregó.

Andrés Castillo, expresidente de la cúpula empresarial de Guatemala, opinó que se debe estar atento a cómo Trump va a tratar la política internacional, pues los negocios van más allá de las fronteras. “Ahora hay muchas organizaciones internacionales que velan porque los países o personas no interrumpan la facilitación del comercio”, advirtió el empresario.

A Fernando López, expresidente de la Cámara de Industria de Guatemala, le preocupan algunas de las afirmaciones del ganador, en especial su rechazo al libre comercio y sus posturas en el caso de la inmigración y comentarios orientados a crear división.

Para Ricardo Castillo Sinibaldi, presidente del Instituto de Recreación de los Trabajadores de la Empresa Privada (Irtra), “no pasará absolutamente nada”, pues Estados Unidos es un país con una política de contrapesos.

“Lo que se cree acá es que Trump demostrará que cumple lo que prometió con un programa de deportación, pero afectará la economía”. Juan Pocasangre, líder migrante en EE. UU.

Antonio Malouf, empresario del sector textil, opinó que la economía estadounidense no será afectada en el largo plazo. “No creo que Trump vaya a poder cambiar las reglas del Cafta, pues esto tendría que pasar por el Congreso”, afirmó.

Un aspecto positivo, según Malouf, es que el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica no pasará en esa administración y es una de las promesas de campaña que sí cumplirá.

El empresario agregó que se debe dar el beneficio de la duda y no tener pánico, pues si el nuevo presidente saca adelante a su país, eso ayudará a Guatemala.

Temen deportaciones

Los migrantes que radican de manera ilegal en EE. UU. están preocupados, ya que durante la campaña Trump anunció que endurecería las leyes, incrementaría las deportaciones y que construiría un muro entre México y su país para evitar la migración, en especial de centroamericanos.

Claudia Carías, líder migrante en Nueva York, indicó que muchos sabían que la contienda estaba muy cerrada.

“En este momento se ve mucha gente enojada, frustrada y con temor a que el nuevo presidente cumpla con los temas de campaña; pero en el discurso de victoria el tono de voz cambió y fue un discurso de unidad”, explicó la lideresa.

“Los guatemaltecos y latinos seríamos afectados si llega a cumplir con las deportaciones y todo lo relacionado con el tema de migración”, afirmó.

La lideresa manifestó que lo positivo que ha salido de la elección es que este candidato sacó a luz pública lo que siempre ha existido y que la mayoría de estadounidenses se negaba a aceptar, “y es que este es un país racista”.

Para Hillary Clinton y para los demócratas en general, la derrota en las urnas es un golpe grande, porque los republicanos tienen el control del Ejecutivo, el Senado y la Cámara Baja, sostuvo.

Angustiados

Lágrimas y desesperación de guatemaltecos es lo que se percibe en varias ciudades de EE. UU., donde los migrantes sin una estadía legal avizoran una posible deportación, como lo anunció el presidente electo.

En Queens, Nueva York, radica una comunidad de connacionales de Totonicapán, Sololá, Quetzaltenango y Quiché, principalmente. Todos se dedican a la construcción, jardinería y restaurantes, y ahora temen ser detenidos en sus trabajos y deportados.

“En este momento se ve mucha gente enojada, frustrada y con temor de que el nuevo presidente cumpla con los temas de campaña”. Claudia Carías, lideresa migrante en EE. UU.

Juan Carlos Pocasangre es un líder migrante que apoyó a los guatemaltecos sin documentos. Afirmó que desde el martes estas personas están pensando que las expulsiones comenzarán de inmediato.

“Se están comunicando a Guatemala para decir que se deben regresar, y otros se piensan regresar antes de que los deporten”, indicó.

Aunque Trump toma posesión el 20 de enero próximo, las personas temen encontrar un policía porque creen que los detendrán. Ahora van directos de su trabajo a su casa y viceversa.

“Lo que se cree acá es que Trump demostrará que cumple lo que prometió con un programa de deportación. A corto plazo, sí hará deportaciones; pero se dará cuenta de que afectará la economía”, indicó Pocasangre.

Un sacrificio

El líder migrante enfatizó en que quizá exista un sacrificio del 25 por ciento de indocumentados que sean retornados a sus países, pero eso servirá para demostrar que los migrantes cuentan mucho para ese país.

“Los dueños de negocios reclamarán porque habrían miles de restaurantes que cerrarán sus puestas porque el 80 por ciento de sus trabajadores son indocumentados”, opinó.

Wálter Batres, otro líder migrante, consideró que para los guatemaltecos que radican de manera ilegal aún tienen esperanzas, ya que quienes integrarán el Senado y la Cámara baja no llegaron ahí con el apoyo de Trump.

“El presidente Trump supo conectar con la clase que sufre cuatro elementos importantes: fuga de empleos bien pagados a Asia, que principalmente se ha reflejado en desempleos; temor e inseguridad contra el terrorismo; una inmigración que no se detiene y que supera los recursos del Estado, y mano dura contra el aborto y homosexualismo”, comentó Batres.

Llaman a la calma

El ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Raúl Morales, manifestó que la Cancillería hizo un llamado a los guatemaltecos que residen en EE. UU., a través de la red consular, para que guarden la calma, que no tomen decisiones precipitadas, y que observen y respeten la ley del país donde viven.

“La mayor parte de guatemaltecos deportados desde Estados Unidos es porque han violado la ley. Se les pidió guardar la calma, porque existe nerviosismo en algunos compatriotas que viven allá y se puso a la orden de los migrantes el call center de la Cancillería por asistencia que requieran”, puntualizó el funcionario.

Postura presidencial

Al ser consultado sobre las expectativas que se tienen con la elección de Trump como presidente., el mandatario Jimmy Morales respondió: “Creemos, como he respondido en muchas otras oportunidades, que Estados Unidos es un país muy institucional y creemos que sus políticas seguirán manejándose de esa forma”.

“El tratado comercial entre Centroamérica y Estados Unidos es complementario y sus economías difícilmente podrían ser afectadas”. Wálter Flores, experto en comercio exterior.

Morales resaltó que esa nación es la principal socia comercial para Guatemala y el segundo país donde hay más guatemaltecos residiendo.

“Nuestras relaciones deben permanecer bien y cordiales”, aseguró.

El gobernante agregó que hizo llegar una felicitacióna las nuevas autoridades electas.

Protestas en varias ciudades

Inéditas manifestaciones  en contra de la elección de Donald Trump se registraron ayer en  ciudades de Estados Unidos, donde los manifestantes expresaron su  rechazo al discurso racial y de odio que lo lleva al poder, así como al sistema de colegios electorales, pues Clinton obtuvo más sufragios que Trump.

En Washington DC, centenares de manifestantes se reunieron frente a la Casa Blanca para realizar una vigilia desde la tarde,  en la que llamaron  sexista, racista y xenófobo a Trump.

En Nueva York, los manifestantes se reunieron en Union Square, y portaban varios carteles de rechazo. Se dirigieron luego a la  Torre Trump, propiedad del magnate.

En Los Ángeles y San Francisco, California, estudiantes de secundaria y universitarios protestaron y no asistieron a clases.

En Oregón, Pensilvania, y Texas  también hubo concentraciones, que se prolongaron hasta la noche. Entre los manifestantes figuraban hispanos que demandaban respeto y repudiaban las amenazas de Trump de expulsar a miles y erigir un muro. (AFP)