Internacional

Arrestan en Italia a nigeriano sospechoso de torturar hasta la muerte a migrantes

La policía italiana anunció este martes la detención de un traficante de humanos de origen nigeriano, de 25 años, quien se hace llamar "Rambo" y es sospechoso de haber torturado, violado y asesinado a migrantes detenidos en Libia.

Por AFP

Archivado en:

Italia Migrantes Tortura
John Ogais al momento de su detención.
John Ogais al momento de su detención.

"Una vez, vi a Rambo, el nigeriano, asesinar a un migrante al que había amordazado y torturado durante largo tiempo", declaró un migrante ante los investigadores en Agrigento (Sicilia, sur de Italia), según testimonios citados en un comunicado por la policía.

Otro aseguró haber visto "personalmente a dos personas ser golpeadas hasta la muerte por Rambo", un menor y un hombre, asesinado ante su hermano.

"Cuando estaba en ese gueto, era imposible escaparse", explicó otro. "Mi primo y otros lo intentaron pero fueron atrapados y torturados casi hasta la muerte", añadió.

John Ogais, de 25 años, fue ubicado y detenido en Isola di Capo Rizzuto, en un gran centro de acogida en el sur de Italia, escenario de un vasto golpe el mes pasado contra las redes mafiosas, sospechosas de haber desviado decenas de millones de euros destinados a la alimentación de los migrantes.

Varios verdugos de campos de detención libios, que se hacían pasar por migrantes, ya han sido detenidos en los últimos meses en centros para migrantes en Italia tras haber sido reconocidos por exprisioneros.

Seis años después de la caída de Muamar Gadafi, Libia, desgarrada por las luchas por el poder y la violencia, se ha vuelto un punto clave de la emigración clandestina hacia Europa. Redes muy violentas multiplican los secuestros, extorsiones y asesinatos de migrantes, que son considerados como mercancías.

Muchos migrantes socorridos en embarcaciones precarias frente a las costas de Libia y trasladados a Italia muestran las marcas de torturas y mencionan condiciones de vida de pesadilla. Algunos fueron enterrados vivos o abatidos en la playa por negarse a embarcarse en naves que consideraban demasiado frágiles.

Pero, el tráfico no se agota: casi 71 mil migrantes han llegado este año a las costas italianas, según el ministerio del Interior; en tanto casi 2 mil han muerto o desaparecido en el mar, según un último balance, brindado este martes, por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).