Los psicólogos que le enseñaron a la CIA técnicas “únicas” para torturar (y por las que recibieron US$80 millones)

BBC News Mundo

Cuando Jalid Sheij Mohammed, el pakistaní considerado autor intelectual de los ataques del 11-S, volvió a cruzar el martes los pasillos de la corte militar de Estados Unidos en la Base Naval de Guantánamo, se encontró por primera vez en muchos años con un viejo conocido.

La atroz desaparición forzada de un niño

Opinión

Aquel lunes 6 de octubre de 1981 fue un día aciago para la familia Molina Theissen. Un grupo de hombres armados ingresó a su casa, ubicada en la colonia La Florida, zona 19, en busca de la joven Emma Guadalupe Molina Theissen, de 21 años, que había sido secuestrada por efectivos militares en Quetzaltenango, pero que había logrado fugarse. Mientras los desconocidos cateaban la casa, mantenían engrilletado al niño Marco Antonio, de 14 años, hermano de Emma Guadalupe. En venganza por la huida de la joven, los individuos se llevaron al niño, engrilletado y cubierto con un costal, frente a la mirada angustiada de su madre. Era el reino del terror del general Romeo Lucas García.