Opinión

Hagamos la diferencia

Jóvenes líderes emprendedores

Samuel Reyes Gómez

Samuel Reyes Gómez

En medio de las desalentadores noticias en las que vemos involucrados a jóvenes guatemaltecos que lideran secuestros, extorsiones, actos reñidos con la ley, aparecen ejemplos de que no todo está podrido, pues en nuestra juventud hay capacidad, liderazgo, energía,  decisión, emprendimiento.

Diez jóvenes líderes guatemaltecos fueron aceptados para el Programa de Becarios Profesionales de la Iniciativa Jóvenes Líderes de las América (Ylai). Se seleccionaron dentro de más de tres mil solicitudes de la región. El programa se desarrollará en cinco semanas, patrocinado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, y reunirá en EE. UU. a 250 jóvenes de 36 países de América Latina y el Caribe, para que amplíen sus proyectos y compartan mejores prácticas. El programa iniciará con una conferencia en la ciudad de Atlanta, luego participarán en un plan de estudios de emprendimiento, orientados y guiados por empresas anfitrionas, y concluirá con una cumbre de clausura en Washington, D.C., enfocada en liderazgo y capacitación en desarrollo de habilidades empresariales. La idea es que regresen con nuevas habilidades, recursos, apoyo continuo de contrapartes estadounidenses y una red de contactos actualizada y renovada.

Los jóvenes escogidos fueron: Andrea Benavente, cofundadora de Inversiones Corgam, S.A., empresa que, junto a artesanos guatemaltecos, comercializa productos caseros locales en tiendas y en línea, participando en el codiseño de sus productos; Aarón Bendfeldt, fundador y director ejecutivo de la empresa Grønn, que fabrica vasos, vasijas y otros productos reutilizando botellas de vidrio recolectadas en la ciudad de Guatemala. El trabajo se realiza a mano, proporcionando trabajo a mujeres guatemaltecas; Stephany Dávila, fundadora y directora general de La Morena, empresa que procesa café utilizando cantidades reducidas de agua, lo que hace una diferencia contra el proceso tradicional, que utiliza grandes volúmenes de agua; Andrea Fión Góngora, fundadora de La Bendecida, empresa que comercializa productos naturales de abejas en coordinación con productores locales; Nery Guzmán, fundador y gerente general de BlackBox Solutions, empresa que se dedica al análisis y visualización de datos, lo que permite tomar decisiones documentadas tanto a nivel privado como público; Roberto Haeussler, cofundador de Granja Avícola Agua Blanca, que produce huevos de gallinas de rango libre con entrega a domicilio. Sus empleados están obligados a enviar a sus hijos a la escuela y la empresa les cubre sus gastos de libros y uniformes; Gwendolyne Moino, cofundadora y gerente de la empresa Prana, que planifica eventos con ideas creativas, originales y prácticas; Jonathan Porta, cofundador de UTZ, plataforma de comercio electrónico que proporciona un mercado digital para recibir artesanos y ayudarles a acceder a los mercados internacionales; Perla Villagrán, cofundadora de Flowerfull, empresa que fabrica productos promocionales, invitaciones y joyas con flores suculentas orgánicas; Jenny Whitehead, fundadora de El Mercadito de Lola, restaurante sostenible de granja a mesa, crían sus propios animales.

Felicitamos a estos jóvenes y les instamos a que continúen desarrollando su emprendimiento con enfoque social como lo han venido haciendo y que sirvan de estímulo para nuestra juventud, que ha sido asediada por malas noticias, que les ha llevado a desear salir del país o desarrollarse en otras latitudes, pues queremos a nuestros jóvenes involucrados en el engrandecimiento de este país. La juventud es la esperanza de Guatemala, apoyémosles.

samreygo@yahoo.com