Opinión

urbanismo y sociedad

Una pausa para cavilar

Alfonso Yurrita

Alfonso Yurrita

Antes del siglo XXI se afirmaron estilos y movimientos arquitectónicos en “La Antigua” y “Guatemala de la Asunción” sobre las teorías en arquitectura, que son dos: Las teorías temáticas, que son las que buscan el cumplimiento de un fin principal, frecuentemente a costa de otros fines habituales de la construcción donde se encuentran las obras más significativas: las teorías de síntesis buscan cumplir varios fines. Estos paradigmas son comúnmente aplicados en los proyectos de construcción convencionales y son hasta la fecha: estilo dórico, jónico y corintio, y sus variedades en la antigua Grecia y Roma, estilos románico y gótico. El Renacimiento, Barroco, Rococó y Neoclásico: de los cuales se encuentran en la mayor parte de la arquitectura de “La Antigua”. El Neoclásico, que se dio más en la Nueva Guatemala de la Asunción con la Catedral como su expresión máxima. El diseño “estructuralista” se dio a mediados del siglo XIX, el cual pone el énfasis en la estructura con las grandes construcciones de acero como puentes y grandes salones. Tras el Gótico vino el Art Nouveau, que incluyen la filosofía de Viollet-le-Duc, que se convirtió en la primera instrucción de diseño sobre el uso de ornamentos originados en la naturaleza: Grammar of Ornament (1856), una expresión ecléctica que incluye una síntesis de estos movimientos. Entre estos movimientos está el llamado Revival, que fue resucitar estilos de otras épocas tales como el Neo Colonial, como las obras del periodo del presidente Ubico, como su palacio Neo-Renacentista, con murales y vitrales. El funcionalismo: enfatizó los requisitos funcionales de la industria de la construcción que buscó la economía. Expresiones de este movimiento en Guatemala se dieron a partir de los edificios del Centro Cívico con influencia del muralismo mexicano como el Banco de Guatemala, la Municipalidad, el Crédito Hipotecario y el IGSS, estandartes considerados patrimonio nacional.

Arquitectura, naturaleza y religión de Antonio Gaudí, quien trabajó influenciado por su pasión a esto. [wp] Él consideró cada detalle integrando dentro de la arquitectura como cerámicas vidriadas, vitrales, hierro forjado y carpintería. El brutalismo de Louis Khan (1901-1974), quien desarrolló sus edificios de ladrillo y hormigón, visto con exposición de los materiales de la construcción. En Guatemala hay un ejemplo en la capilla de Nuestra Señora de las Angustias (Yurrita), que es una mezcla entre un Gaudismo y Brutalismo, aplicando ladrillos pintados en sus fachadas, pero que fueron borrados por la municipalidad a finales de los 80, pintándolas de un solo color, obviando los principios de Restauro.

En la segunda mitad del siglo XX se dio el Neo Brutalismo, que en Guatemala se expresó en viviendas, edificios como el Infom, la Universidad Rafael Landívar y grandes estructuras, como puentes y pasos a desnivel de la ciudad de Guatemala. El Organicismo de Frank Lloyd Wrigth o de Félix Candela, una integración de los espacios, como el anterior edificio del aeropuerto. Postmodernism: Complexity and Contradiction in Architecture (1966), Arq. Robert Venturi, como reacción al International Style.

En el siglo XXI, en Guatemala se debe buscar producir edificios prácticos para el término medio de las personas, densidades, medio ambiente, en que la altura máxima de edificios sea 1.5 veces el ancho de calles y no sobre el valor de la tierra, uso del suelo, ubicación y circulaciones. Soluciones para los sectores populares en que “El suelo sea el pilar de la vida” (Habitat), que todo esté organizado bajo parámetros urbanos, pues ocupamos los últimos lugares en urbanización, según el Banco Mundial.

alfonsoyurrita@yahoo.com