Política

Van 101 denuncias por lavado de dinero

La Superintendencia de Bancos (SIB) ha presentado 101 denuncias y ampliaciones de denuncias por lavado de dinero este año, hasta el 31 de julio pasado, las cuales se desprenden de 667 reportes de transacción sospechosa (RTS) que bancos, financieras y otras entidades han emitido.

Por Geovanni Contreras

El vicepresidente Alejandro Maldonado y el superintendente de Bancos, José Arévalo, en la reunión de la Copreclaft, en el Palacio Nacional.
El vicepresidente Alejandro Maldonado y el superintendente de Bancos, José Arévalo, en la reunión de la Copreclaft, en el Palacio Nacional.

El jefe de la SIB, José Alejandro Arévalo, indicó que en los 667 RTS resaltan 21 que corresponden a personas expuestas políticamente (PEP); es decir, funcionarios, diputados, alcaldes o quien desempeña un puesto público, y sus familiares.

Sin embargo, la Ley no permite divulgar la identidad de estas personas.

Arévalo explicó que las denuncias se hacen porque se encontraron indicios de delitos asociados con lavado de dinero, como extorsiones, tráfico de personas, corrupción y tráfico de armas.

Las 21 denuncias y ampliaciones de denuncias equivalen a Q1 mil 214 millones.

El flujo

El superintendente de Bancos detalló que todas las “personas obligadas” por la Ley, o sea, los bancos, financieras, aseguradoras, ventas de vehículos y joyerías, entre otras, deben vigilar a los usuarios bajo el principio de “conoce a tu cliente”.

Por ejemplo, si uno de ellos regularmente maneja Q10 mil en su cuenta y realiza una operación en la que aparecen Q500 mil, la persona obligada la clasifica como una “operación inusual”.

La entidad debe, entonces, averiguar cuál es la procedencia del dinero cuando se sale del perfil del cliente, y si este explica y demuestra que es producto de la venta de una finca, la institución financiera lo documenta y archiva el caso.

Pero cuando el usuario no da información satisfactoria, entonces se transforma en una “transacción sospechosa”, la cual debe ser reportada a la Intendencia de Verificación Especial (IVE).

A su vez, la IVE hace sus propias averiguaciones, y si en definitiva no se puede explicar la procedencia de determinados recursos, traslada el caso, en forma de denuncia, al Ministerio Público.

País, en evaluación

Arévalo brindó las declaraciones después de la reunión de la Comisión Presidencial contra el Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo (Copreclaft), en preparación de la visita de representantes del Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi) que harán una evaluación de campo en Guatemala en la materia.

“Guatemala, desde el año 2000, está siendo objeto de esa revisión. La última fue en el 2010, y esta revisión inició el 11 de mayo de este año. Ya estamos bajo análisis, y para eso el grupo evaluador ha requerido información del país que se le ha proporcionado hoy en la reunión de Copreclaft”, indicó el citado funcionario.

Agregó que de finales de noviembre a principios de diciembre harán la comprobación de campo de los avances de país contra el lavado de dinero, y la calificación del Gafi se conocerá a mediados del 2016.