Salud y Familia

Consejos para dejar encargada a la mascota durante los días de descanso

Muchas familias se preparan para salir de casa en estos días de descanso, pero es importante que no olviden a sus mascotas, ya sea, llevarlas con ellas, si hay posibilidades de hacerlo, siempre y cuando no les cause estrés, o encargar su cuidado a personas responsables.

Por Redacción Buena Vida

Las mascotas deben quedar en buenas manos cuando la familia sale de vacaciones.
Las mascotas deben quedar en buenas manos cuando la familia sale de vacaciones.

Hay animales más dependientes que otros y que requieren de cuidados especiales, por lo que hay que tomar en cuenta algunas recomendaciones del Arca de Noé:

Como primera regla, jamás dejar solo el animal en casa, aunque sea por unos días. Lo más probable es que no se acostumbre a la ausencia de su amo. Los animales domésticos dependen de nuestra compañía y de los cuidados que les brindemos.





Si se dejará la mascota al cuidado de un amigo, vecino o familiar, les deben de gustar los animales. No dejarla con personas que no se relacionen con mascotas o que nunca haya tenido una.

El cuidador debe tener disponibilidad de tiempo. A una personas que pasa mucho tiempo en el trabajo o que tiene una agenda social apretada le será difícil dedicar tiempo al animal, y puede que no cumpla con los horarios para darle alimento o para sacarlo a pasear.





Es importante que la persona que lo cuidará tenga el espacio adecuado para la mascota; por ejemplo, si se trata de un perro, un pez, una tortuga o un hámster, procurar que estos se sientan en un lugar cómodo y libre de peligro. Un can puede estar en el jardín o en el patio trasero, pero un animal en jaula, acuario o terrario requiere de un espacio apto para ello.





No olvidar contactar al cuidador todos los días que se esté de vacaciones, para saber cómo está la mascota, la cual espera con ansias el regreso de sus dueños.

Ante cualquier emergencia o consulta, darle su número de teléfono, el de algún familiar o de su veterinario, por si ocurriera alguna situación imprevista.

Planificar el tiempo en que se va a estar de vacaciones y comprarle la comida necesaria. Reunir los objetos de uso diario, como platos, cama, ropa, collar, cepillo y juguetes, y explicarle al cuidador cómo y cuando usarlos.





Si la mascota es un ave, animal acuático o roedor, entregarle un listado al cuidador con todas las indicaciones de cuidados específicos para que conozca las conductas y reacciones del animal. Por ejemplo, a qué hora y qué alimentos debe comer, con qué frecuencia, cuáles alimentos están prohibidos, a qué hora se debe sacar a pasear, qué accesorios usa o cómo limpiar el lugar donde habita.





Si al can se dejará en un hotel especial para perros, informarse del recinto y de la clase de servicio que prestan, para cerciorarse de que el animal estará en buenas condiciones. Consultar opiniones de conocidos que ya han utilizado este tipo de hoteles y visitar el lugar antes de tomar la decisión final.