Salud y Familia

Aceite de pepitas de uva muscadine ayuda a reducir la obesidad

El aceite extraído de las pepitas de la variedad de uva estadounidense muscadine produce un tipo de vitamina E que puede ayudar a reducir la obesidad, según estudio divulgado el miércoles por la Universidad de Florida (UF).

Por EFE / Miami

Las uvas muscadine puede ayudar a mitigar la formación de nuevas células de grasa, gracias al tocotrienol. (Foto Prensa Libre, tomada de ufl.edu)
Las uvas muscadine puede ayudar a mitigar la formación de nuevas células de grasa, gracias al tocotrienol. (Foto Prensa Libre, tomada de ufl.edu)

El aceite de semillas de uva muscadine “puede ayudar a mitigar la formación de nuevas células de grasa” gracias al tocotrienol, una forma de vitamina E no saturada, explicó en un comunicado Marty Marshall, profesora de Ciencias de la Alimentación y Nutrición Humana de la Universidad de Florida (UF).

Los científicos de la institución académica encontraron que el consumo de alimentos elaborados con aceite de semillas de uva muscadine puede “reducir el exceso de peso reduciendo la obesidad”.

Es no solo una fuente única de tocotrienol, sino de ácidos grasos mono y polisaturados, añadieron. Antes de la realización del estudio, los expertos de la UF atribuían la mayor parte de los beneficios del tocotrienol a la palma roja y el aceite de salvado, este último también muy recomendado para bajar los niveles de colesterol.

Sin embargo, con los nuevos hallazgos, el aceite de semilla de uva muscadine puede considerarse una “fuente superior de tocotrienol”, agregó Marshall.

Para la elaboración del estudio, los científicos recogieron uvas muscadine de viñedos ubicados cerca de Tallahassee, la capital de Florida, y experimentaron con ellas en el laboratorio de la Facultad de Ciencias de la Alimentación y Nutrición Humana de la UF.

El resultado de las investigaciones demostró que el “contenido de ácidos grasos no saturados llegaba al 85 o 90 por ciento del total de ácidos grasos”.

  • La variedad de uva muscadine, de piel gruesa y pepitas grandes, se da en el sur del estado y se emplea para elaborar vino y jugos.
  • Cada año, apuntó la UF, miles de toneladas de orujo residual acaba en los vertederos, aunque algunas bodegas utilizan los residuos para elaborar aceite.