Salud y Familia

Mamá después  de los 40 años

La planificación  antes del embarazo es un pilar para lograr el milagro de la vida  a cualquier edad.

Por Yadira Montes

Cada vez es más evidente que para muchas mujeres la maternidad no es prioridad hasta después de haber alcanzado proyectos profesionales, laborales, tener un mejor equilibrio emocional, psicológico y económico.

Eso ha contribuido a que la maternidad, a diferencia de décadas atrás, llegue hasta después de los  40 años. Sin embargo, un embarazo a esta edad puede  representar una serie de complicaciones y riesgos, si no se tiene un control médico meticuloso para detectar a tiempo cualquier problema y tratarlo.

Sara Ortiz, ginecóloga y obstetra, explicó durante  El Consultorio, que se transmite por www.prensalibre.com,  que el embarazo es un proceso de cambios y que sin importar la edad hay algunos cuidados específicos que permitirán el desarrollo del nuevo ser y así obtener un alumbramiento sin complicaciones.

“La edad ideal para procrear es de los 24 a los 35, pero con esto no quiero decir que una mujer no pueda embarazarse después de este rango;  pero será necesario planificar y preparar el cuerpo de la mujer con algunos multivitamínicos que le permitan obtener los requerimientos que su organismo  necesitará para albergar a ese  nuevo ser”, enfatizó  Ortiz.

Importante saber

Después de los 35 años  es más difícil la concepción debido a que los folículos de los ovarios  disminuyen y hacen difícil la concepción. Esto deben saberlo las mujeres para que estén conscientes de que un embarazo probablemente no ocurrirá cuando lo tengan planeado, sino deban esperar un poco más.

Otras de las dificultades que enfrentan las embarazadas mayores de 40 años  son los riesgos de un aborto, diabetes gestacional, desprendimiento de la placenta,  hipertensión lo que puede provocar que desarrolle preeclampsia.

“Las malformaciones en el útero como la fibromatosis —una especie de masa que no  es cancerígena—, durante el embarazo puede provocar que el bebé no se desarrolle bien y tenga bajo peso al nacer”, añade la experta.

La ginecóloga  Sara Ortiz habla de cuidados prenatales, en El Consultorio.

Cuidados

Ortiz recalcó que las futuras madres deben tener un control prenatal  desde antes de la concepción, así como luego de esta,  visitas cada tres semanas con el ginecólogo obstetra, y una serie de exámenes para asegurar el bienestar del bebé y  la madre.

Mantener un estilo de vida saludable, antes y durante del embarazo, también es fundamental para que el embarazo llegue a exitoso término”, concluyó.

Control

Los  chequeos médicos frecuentes aseguran la salud del bebé y la madre.

  • De la  semana 30 a la 37, visitar al médico  cada tres semanas.
  • A partir  de la semana 37 hasta el nacimiento (semana 40) acudir  al médico una vez a la semana.
  • En embarazo  de alto riesgo, será el médico quien recomiende con que frecuencias debe ser atendida la futura madre.

Riesgos en el bebé

Si el embarazo se da después  de los 40 años hay riesgo de:

  • Nacimientos prematuros, lo que provoca  deficiencia en el  funcionamiento de los pulmones.
  • Aumentan las  malformaciones genéticas, congénitas  y cromosómicas.