Tecnología

¿Qué hacer con la basura tecnológica?

¿Es usted  como la mayoría de consumidores de tecnología, que cada vez que adquiere un nuevo producto y lo utiliza por meses o años,  lo vende o lo regala; y si este deja de funcionar, lo tira a la basura?

Por Redacción Tecno

Cuando se reclican los gadgets se les retiran los contaminantes. Los demás componentes —plástico, aluminio, cobre o vidrio— se procesan para fabricar nuevos productos, indica Xataka. (Foto: Hemeroteca PL).
Cuando se reclican los gadgets se les retiran los contaminantes. Los demás componentes —plástico, aluminio, cobre o vidrio— se procesan para fabricar nuevos productos, indica Xataka. (Foto: Hemeroteca PL).

Si el dispositivo pasa a manos de otro usuario, esta persona probablemente hace lo mismo y así sucesivamente, hasta que, al final de su ciclo, el gadget termine en la basura.

Este puede parecer el “ciclo natural” de los dispositivos, pero de natural no tiene nada, ya que los desechos tecnológicos están acompañados de varios contaminantes como gases tóxicos y compuestos que además de amenazar el medioambiente, ponen  en riesgo la salud de millones de personas. 

En los últimos años muchos países y  personas, entre ellos,  Guatemala, han impulsado campañas de reciclaje de basura electrónica y los usuarios se han informado más de la importancia de darle a los gadgets un mejor final.

Consejos

El consumidor  responsable sabe que el reciclaje de gadgets es posible, pero además de eso  implementa otras acciones como reducir el uso de aparatos y saber reutilizarlos.

Es importante conocer bien los dispositivos que se adquieren y sacarles el máximo rendimiento para evitar la compra de aparatos innecesarios, como por ejemplo, comprar otro celular solo porque tiene un sistema operativo más reciente.

Otro consejo consiste en reparar o regalar los gadgets a un familiar para extender su vida, en lugar de sustituirlos rápidamente por otros.

En cuanto al reciclaje, en el país existen organizaciones y empresas que se dedican a recoger basura tecnológica —desde cables y reproductores de música hasta televisores o consolas de videojuegos—.

Aquí compartimos algunos: