Cambian las maras por el arte de ejecutar la marimba

Como una acción para evitar que más jóvenes caen en las redes de las pandillas, la Oficina de la Cultura de la comuna de Fraijanes, Guatemala, promueve el aprendizaje de marimba a través del proyecto Escuela de Marimba de Fraijanes, que enseña a 49 personas, entre niños y jóvenes.

Marimba Ecos Fraijanecos, integrada por jóvenes del municipio. (Foto Prensa Libre: Óscar Felipe Quisque)
Marimba Ecos Fraijanecos, integrada por jóvenes del municipio. (Foto Prensa Libre: Óscar Felipe Quisque)

El sonido de las melodías como el Ferrocarril de Los Altos, Luna de Xelajú y Celajes Tacanecos, entre otros, forman parte del repertorio del centro de estudios, el cual está integrado por jóvenes vulnerables a las pandillas.

Walver Blanco, maestro de música, se refiere al proyecto como estrategia para mantener ocupada la mente de los jóvenes y que de alguna manera beneficia a la población.

“Nos ha costado sacar adelante el proyecto, no ha sido nada fácil; sin embargo, tenemos 17 jóvenes graduados en marimba y que son jóvenes que han tenido muchos deseos de superación”, expuso Blanco.

El músico comenta que entre los alumnos hay mujeres y niños, desde los seis años, quienes se han interesado en la ejecución de la marimba y otros instrumentos.

La marimba lo integran hombres y mujeres de diferentes edades. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Grupo musical

Desde el 14 de septiembre del 2016 comenzó el proyecto de formar a nuevos marimbistas en Fraijanes, que dio paso a la creación de la Marimba Ecos Fraijanecos, integrada por los diez mejores estudiantes.

Esta marimba municipal está al servicio de la población para amenizar en bodas, bautizos, cumpleaños y convivios, entre otros, sin ningún costo.

Blanco comentó que en el 2017 únicamente en dos fines de semana no tuvieron presentación y que diciembre fue de agenda llena. “Los vecinos únicamente tiene que acudir con un mes de anticipación a la municipalidad para hacer la solicitud”, expuso Blanco.

Añade, que los integrantes de la marimba, en su mayoría son estudiantes de nivel medio, reciben un reconocimiento económico de parte de la comuna, de Q35 por hora, dinero que contribuye a la economía familias o para el pago de sus estudios.

Jordi Castillo, de 21 años, primerista en el puesto de marimba, es el más grande de la agrupación y más destacado, segura Blanco. A él se une Aroldo Morales y Estrella Gómez, ambos segunderos. También lo integran Jordi Castillo, Randy Hernández, Harol Hernández, Abner Pérez y Ray Lemus, entre otros.

De acuerdo a Luis Esquivel, jefe de la Policía Nacional Civil de Fraijanes, el municipio está afectado por la presencia de los grupos pandilleros y cada vez más niños están involucrado en hechos violentos y casos de extorsión.

Parte de los 17 graduados en el curso de marimba. (Foto Prensa Libre: Cortesía)