Codedes registran pobre ejecución presupuestaria y algunos departamentos llevan 0%

La falta de conocimiento de la Ley de Compras y Contrataciones, intereses políticos, especialmente en un año preelectoral, y la burocracia han evitado que a las comunidades lleguen las obras esperadas, ya que en la mayoría de departamentos se refleja cero por ciento de ejecución.

Archivado en:

ciudadesCodedesGuatemala
Una planta de tratamiento en Zunil, Quetzaltenango, que no ha sido finalizada. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)
Una planta de tratamiento en Zunil, Quetzaltenango, que no ha sido finalizada. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)

Para este año, los consejos departamentales de Desarrollo (Codedes) tienen asignado un presupuesto total de Q2 mil 107 millones 334 mil 721 para ejecutar mil 943 proyectos aprobados. Sin embargo, la baja ejecución (hasta ahora se han desembolsado solo el 4% de los fondos aprobados) obligará a comenzar la ejecución de algunas obras en septiembre, por lo cual varias se quedarán como arrastre para el 2019.


De acuerdo con el portal de Control de Desembolsos y Transferencias a los Codedes  de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplán), 182 proyectos   están pendientes de aprobación, fueron rechazados 26 y otros 27 no aplican.

El especialista en poder local Eddy Cifuentes califica la baja ejecución financiera de proyectos como “un mal añejo”. Explicó que la carencia de ejecución financiera y avance físico de obras de construcción se debe a la incapacidad técnica de las comunas.

“Hay una enfermedad por la carencia de capacidades. El equipo técnico de la Secretaría de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia tiene experiencia y avanza, pero las municipalidades no responden a las exigencias para procurar los proyectos. En muchas ocasiones no se reportan avances y por esa razón no fluye el dinero”, expuso.

Según Cifuentes, hay muchas dificultades para plantear una obra de construcción. “Desde que se planifica en los consejos departamentales de Desarrollo hay carencias, y luego las comunas no pueden enmendar y hay retardos en tener eficacia para agilizar proyectos”, señaló.

Lea también: Roxana Baldetti podría perder una mansión y un extenso terreno

Marvin Flores, analista de Acción Ciudadana, considera que la falta de ejecución de proyectos por parte de los Codedes no es tanto por el traslado de fondos y obras de arrastre, sino que es un problema de planificación que va de la mano con el constante cambio de gobernadores, que además, se ven involucrados en la comisión de delitos.

Poco avance

Los 17 municipios de Guatemala representan el 3.25%  de la ejecución financiera de los Codedes y las obras tienen avance físico del 53%, porque comenzaron a ejecutarse en años anteriores.

De los más de Q260 millones asignados al departamento, en el primer semestre del año se ha desembolsado Q34 millones 712 mil 376 —13%—. Se planificaron 137 proyectos y las obras se enfocan en salud, educación, agua y red vial.

Guatemala se encuentra entre los cinco departamentos que registran avance en la ejecución financiera, aunque el uso del dinero es bajo, porque no pasa del 6%.

La construcción del Centro de Salud Tipo A en el área sur de El Estor, Izabal) se encuentra paralizada por falta de reasignación presupuestaria, la obra muestra un avance físico del 60 por ciento. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

La Red Departamental de Auditoría Social  señala retroceso, porque cada año se dejan de ejecutar unos Q50 millones en Huehuetenango, el segundo departamento con más fondos asignados para la inversión en obras.

Lea también: Pérez Molina y Roxana Baldetti despilfarraron millones, de acuerdo con información de la Fiscalía

El Codede ha ejecutado este año el 0.33% de los más de Q130 millones asignados para este año y los alcaldes del departamento solicitaron una ampliación mayor a los Q37 millones para el 2019, para alcanzar Q180 millones.

Manolo Ordóñez, presidente de la referida red, dijo que ven con preocupación la baja ejecución del presupuesto cada año. “No pudieron ejecutar Q50 millones, y ahora quieren que se les aumente Q37 millones justo en un año preelectoral. Esto es más bien campaña anticipada”, expresa.

El representante del Frente Huehueteco contra la Corrupción, Jorge Morales, señala que las unidades técnicas de las comunas contratan personal incapaz de planificar, que no tiene control y evaluación de proyectos, lo que causa que se venzan los plazos y las obras se pierdan.

Ely González, presidente de la Asociación Departamental de Alcaldes de Huehuetenango, afirma: “En la actualidad hay candados que la propia ley nos puso en el Congreso de la República, y eso no permite ejecutar”.


El gobernador Ramiro Barillas dijo que él solo administra y que son los alcaldes los responsables de la ejecución.

En Sacatepéquez se ejecutarán obras hasta en septiembre y solo el 40% de proyectos tiene luz verde para comenzar procesos de licitación.

Quince de 35 proyectos planificados para este año con fondos del Codede cuentan con convenios para comenzar licitación en Guatecompras, por lo que la dirección técnica solicitó el desembolso del 20% de anticipo —Q13 millones—.

Rudy Muñoz, director ejecutivo del Codede, dice que el 15 de junio último el Ministerio de Finanzas (Minfin) entregó las 15 resoluciones de aprobación de las obras reprogramadas.

Según el Sistema de Contabilidad Integrada, el avance financiero del Codede alcanza el 0.19%. De acuerdo con Muñoz, para el 31 de diciembre podrían alcanzar el 80% de ejecución, similar a la del año pasado.

La construcción de alcantarillas en el sistema de drenajes de San Benito, Petén, no se ha logrado ejecutar por atrasos que se registran en el Codede. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

Otto García, delegado de sociedad civil ante el Codede, asegura que solo 13 proyectos cuentan con convenios y más de 18 están pendientes de aprobación. “Lo más seguro es que esas obras se convertirán en arrastre para el otro año y el problema es que siempre pierden las comunidades necesitadas de proyectos”, opina.

La gobernadora Andrea Gaytán asegura que no fue citada por el Congreso y desconoce lo que sus colegas expresaron; sin embargo, responsabilizó a los directores de las oficinas de planificación municipal de no cumplir con todo el procedimiento para la aprobación de  proyectos y justificó que no se avanza porque no se aprobó el presupuesto 2018.

Occidente

Quetzaltenango no se escapa del  problema para ejecutar obras en los 22 municipios. Entre las tareas del Codede está agilizar la terminación de las obras del 2017.

La baja ejecución, explica José Villatoro, director del Codede, se debe a múltiples deficiencias.

Villatoro identifica dos inconvenientes en el proceso de los expedientes de las obras. Primero, los errores técnicos que identifican en las planificaciones y, segundo, los plazos que estableció el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural para presentar proyectos. 

Lea también: Q400 mil de Pérez Molina y Roxana Baldetti pasan a poder del Estado

La baja ejecución, según la Asociación de Alcaldes de Quetzaltenango, se debe a la exigencia de cumplir con las leyes y en Guatecompras con la transparencia del proceso.

En el 2017, solo Salcajá y Huitán cumplieron al ciento por ciento la ejecución de proyectos, mientras que Quetzaltenango, Palestina de Los Altos, San Ostuncalco y Zunil adeudan Q1 millón en obras.

El jefe edil de Salcajá, Miguel Ovalle, reconoce que hay inconvenientes para ejecutar las obras y que concluyó las del año pasado porque tiene personal calificado en la dirección de planificación, por lo que recomienda a los alcaldes contratar personal con conocimiento en gestión de proyectos e identificar obstáculos.


En dos oportunidades se buscó la opinión del gobernador Juan Rosales, pero su secretaria justificó que  estaba ocupado, y tampoco respondió las llamadas a su celular.

San Marcos no ha avanzado en ningún proyecto. Según el sitio de Segeplán, ese departamento cuenta con Q135 millones aprobados, para 106 proyectos de los 31 municipios, pero no han tenido ningún desembolso.

Al Codede de Quiché se le asignaron Q121.9 millones  de los que se ha ejecutado el 3.61%.

De 21 municipios, Santa Cruz del Quiché fue al que se le asignaron más recursos, para 27 proyectos que no se han comenzado. Uno de ellos es la ampliación del centro de Salud de la zona 4, donde se debe instalar un laboratorio de calidad del agua y alimentos, para uso de todo el departamento.

Francisco Pérez Reyes, alcalde de la cabecera, tiene confianza de que en Finanzas se forme un bolsón para cubrir el presupuesto de los proyectos detenidos en esa ciudad. Además, se amplió el plazo para la firma de convenios, para que no se pierdan los fondos.

El gobernador Reynabel Samayoa manifestó que el poco dinero transferido se ha ejecutado. “Estamos entre los departamentos que más han ejecutado este año. El año pasado finalizamos con el 87 % de ejecución y tenemos la confianza de que este año se supere”, señaló.

El Codede de Sololá cuenta con más de Q90 millones para 63 proyectos, pero solo Concepción ha recibido una transferencia de Q821 mil 373, que no se ha ejecutado.

En el sitio de Segeplán aparece asignado como único proyecto para la cabecera la construcción de un mercado y la fase VI de un centro comercial municipal, con una inversión de Q11.4 millones.


El alcalde  Andrés Iboy manifestó que por el  tipo  del proyecto no podría ser autorizado por el Minfin, por lo que los fondos se usarán en un sistema de agua, techado de un mercado y el mantenimiento de la red de caminos rurales, pero no se han ejecutado porque aún no están autorizados.

“Aquí hay corresponsabilidad compartida entre el Legislativo, las municipalidades y el mismo sistema, que no permite avanzar en la ejecución”, comentó Alejandro Salazar, gobernador de Sololá.

En Chimaltenango,  Mynor Semayá, director financiero del Codede, explicó que se encuentran en la firma de convenios con las comunas para continuar con los procesos de licitación.

Ludvin Tacam, director de la Oficina Municipal de Planificación, aseguró que siete proyectos relacionados con saneamiento se encuentran en la firma de convenios para que comiencen a ejecutarse en dos meses.

En los primeros seis meses del año, Totonicapán no ha ejecutado nada de los Q77.6 millones aprobados.

El gobernador Juan Yax justificó el atraso con que no se han firmado convenios y que la baja ejecución se debe a las obras de arrastre del 2017.

La población esperaba para este año la ampliación del área de maternidad del hospital, la construcción de centros educativos y puestos de Salud en la cabecera y los demás municipios, mejoramiento de centros educativos y construcción o ampliación de sistemas de agua entubada en varias comunidades.

En el Sur

El presupuesto asignado al Codede de Suchitepéquez, Q97.1 millones, es para 74 obras de arrastre del 2017, algo que no es bien visto por la sociedad civil organizada.

Mazatenango cuenta con tres de esos proyectos de arrastre, se trata de dos plantas de tratamiento de aguas residuales y la introducción de agua entubada, por más de Q4 millones.

Para Henry Ayala, presidente de la Asociación de Alcaldes de Suchitepéquez, uno de los factores que afectan la ejecución es la reprogramación.

Juan Cianí, integrante de la Sociedad Civil, considera que hay debilidad en las municipalidades por falta de compromiso y responsabilidad de velar por el desarrollo de las comunidades.

Ninguna de las nueve municipalidades de Retalhuleu ha iniciado los proyectos priorizados para este año y según las autoridades locales, se debe a que fueron reprogramados.


El gobernador Ángel Martínez informó que ninguna municipalidad ha iniciado  los proyectos y hay alcaldes que aún tienen problemas para llenar los requisitos.

Guillermo Domínguez, gobernador de Escuintla, expresó que el primer problema que enfrentan para la ejecución de proyectos este año fue que no había presupuesto aprobado, por lo que se reacomodaron las obras con el mismo presupuesto que viene desde el 2016 —más de Q80 millones—.

Abraham Rivera, alcalde de Escuintla, señaló que hasta el mes pasado que se resolvió la incertidumbre de si habría o no fondos, lo cual perjudica el proceso de adjudicación de las obras. “Consideramos que por todos estos atrasos vamos a empezar a ejecutar hasta en septiembre u octubre, y debido a esto vamos a tener otra vez problemas en el 2019, pues llevaremos obras de arrastre”, señaló.

Nororiente

A la fecha, ninguna de las 17 municipalidades de Alta Verapaz ha firmado convenios para licitar proyectos, informó el alcalde de Cobán, Jorge Córdova.

Marco Tulio Leonardo, de Segeplán, dijo que en Alta Verapaz se tienen 78 obras nuevas para este año, de las cuales ya fueron aprobadas 26 y que están listas para firmar el convenio. Además, hay 12 obras de arrastre, en los 17 de municipios.

José Quej, integrante de la sociedad civil, explicó que además de todos los procesos administrativos que se deben cumplir, la dificultad para las municipalidades es conseguir el aval del ente rector, como los ministerios de Salud, Educación o Ambiente.


Cuatro de los ocho municipios de Baja Verapaz lograron que los proyectos pasaran los filtros para firmar convenios y en tres semanas se espera que el resto llegue a ese paso.

El primer alcalde en firmar convenios de los 11 proyectos presentados para este año fue Adán Ixtecoc, de San Miguel Chicaj.

Otros municipios con convenios son Santa Cruz El Chol, San Jerónimo y Cubulco.

En Chiquimula están programados 75 proyectos nuevos y 36 del año pasado. En el 2017 entregaron 89 obras en el departamento.

El mejoramiento de Escuela de Educación Primaria de Shastutu, Zacapa, en su fase inicial de trabajos. La obra tardó varios meses, debido a retraso financiero. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

El Codede pidió que se solicitara información sobre la ejecución de obras por medio de una carta, y aún después de entregado el documento se negaron a informar al respecto.

Rolando Aquino Guerra, alcalde de Chiquimula, manifestó: “Hemos trabajado de la mano con vecinos de comunidades y del casco urbano para plantear obras que traigan el desarrollo del departamento”.

Los proyectos de Zacapa están en similares condiciones. Con fondos de este año se han pagado obras del 2017.

Lea también: El corrido mexicano que reclama corrupción a Pérez Molina

De acuerdo con Salvador Cordón, gobernador de Zacapa y presidente del Codede, el cien por ciento de la ejecución de proyectos del 2017 se logrará a través de una ampliación presupuestaria de Q13 millones aprobada  por el Congreso y que no afectaría el presupuesto del año actual.

Este año no se ha ejecutado ninguno de los 102 proyectos aprobados. En el 2018, el presupuesto continúa siendo el mismo del 2017, y hasta el momento no se ha ejecutado ninguna obra. 


El Codede de Jalapa tiene Q137 millones para los 76 proyectos aprobados para este año, y la cabecera es la que cuenta con más proyectos.

Se trató de conocer las versiones del gobernador Mynor Monroy Soberano, pero una persona contestó que estaba fuera, y del alcalde de la cabecera, Mario Alejandro Estrada, pero fue imposible lograr comunicación con la comuna.

A El Progreso se le asignaron más de Q51 millones para este año y se ejecutan 93 proyectos de distinta índole. San Agustín Acasaguastlán es el municipio con más presupuesto y San Cristóbal Acasaguastlán es el que tiene menos.

Se intentó vía telefónica conocer la versión del gobernador Gustavo Adolfo Sosa, pero no respondió las llamadas ni los mensajes enviados a su celular.

El alcalde de San Agustín Acasaguastlán, Mario Augusto Castro Telles, indicó que estaba en reunión y pidió que se le devolviera la llamada, pero al final no habló.

En Jutiapa no hay ejecución de los Q81.9 millones asignados. Los Cocodes planificaron y presupuestaron 115 proyectos, pero no han invertido en ninguno y el 58% de las obras son de arrastre.

Lea también: Pérez Molina habría simulado venta de finca

El gobernador Pedro Corado, se limitó a explicar que no se ha invertido en los proyectos y justificó que “no tenía la información disponible para dar una razón”.


En Izabal, el Codede ha recibido el 8.66%  de los fondos asignados en tres municipios.

La gobernadora Aneth Orellana expresó que en una reciente reunión del Codede se aprobaron tres planes operativos con base en los proyectos que las comunidades han priorizado y que se evalúan los proyectos de arrastre para obtener el financiamiento necesario.

Los proyectos de Petén, el departamento más grande del país, están retrasados y los alcaldes señalan que no se han concretado los convenios que en otros años se hacen en marzo. El departamento solo ha recibido Q1 millón de los Q93 millones   asignados.

En Santa Rosa tampoco hay ejecución de obras en Chiquimulilla, Cuilapa, Pueblo Nuevo Viñas, Barberena, Nueva Santa Rosa, Santa Rosa de Lima, Oratorio, San Juan Tecuaco, San Rafael Las Flores, Taxisco, Santa Cruz Naranjo, Guazacapán y Casillas.

En la dirección de planificación de la Municipalidad de Guazacapán se informó que aún esperan la asignación de fondos, dentro de uno o dos meses, con lo cual prevén culminar el proyecto más importante, que es una planta de tratamiento de aguas residuales.

En la comuna de Taxisco se indicó que se llevan a cabo varios proyectos, pero desconocen la razón por la cual en el portal aparecen sin ejecución.

Con información de Cristian Icó, Dony Stewart, Eduardo Sam, Enrique Paredes, Héctor Cordero, Julio Sicán, María José Longo, Mynor Toc, Mario Morales, Mike Castillo, Rolando Miranda, Oscar García, José Manuel Patzán y Edwin Pitán.

Contenido relacionado

> MP investiga proyecto paralizado en El Guarda donde ya se invirtieron Q7 millones 
> CIV investiga obras en ruta hacia México
> Obras abandonadas por corrupción un problema añejo que se repite desde hace años