Puentes en ruta al Pacífico tienen daños luego de primeras lluvias

Los puentes Carlos Castillo Armas y Achiguate, ambos en la ruta al Pacífico, corren riesgo de colapsar, debido a que necesitan mantenimiento y podrían sucumbir ante la época lluviosa que apenas empieza.

Puente Carlos Castillo Armas sobre el km 178 de la ruta al Pacífico. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Puente Carlos Castillo Armas sobre el km 178 de la ruta al Pacífico. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Las fuertes lluvias que han azotado a Retalhuleu debilitaron uno de los aproches del puente Carlos Castillo Armas que se encuentra en el km 178, por lo cual personal de la zona vial 4 de Caminos trabaja contra reloj para evitar que colapse. 


Los trabajos comenzaron el martes último. Dentro de los problemas también se cuenta un agujero que constantemente se forma a la orilla del puente, y que se ha rellenado con piedra y arena; sin embargo, por las lluvias el material no ha sido suficiente. 

Pedro Tarasena, jefe de esa zona vial, indicó que los trabajos tendrán una duración de al menos 10 días, porque se rellena con piedras y cemento por debajo del aproche para evitar que el agujero siga creciendo.

“Hemos estado trabajando pero las fuertes lluvias hacen que el río Samalá crezca y se tienen que suspender las labores por la seguridad del personal, pero hacemos todo lo posible para mitigar este problema”, expuso Tarasena.

Lea también: Pobladores de Cuyotenango y Mazatenango bloquean ruta al Pacífico por pésimo estado de carretera

El gobernador Ángel Martínez comentó que la situación es complicada porque las lluvias son constantes y el agujero representa un peligro para los automovilistas.

Carlos Rodas, piloto que usualmente transita por ese lugar, comentó que el agujero está desde hace un mes y las autoridades solo lo rellenan con piedras y arena, y eso no es seguro porque las correntadas de agua corroen el material y el peligro continúa.

Este es el agujero que se forma cada vez que llueve sobre el puente Castillo Armas. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Maquinaria trabaja bajo el puente Carlos Castillo Armas. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Lea también: Estas son las cuatro carreteras más dañadas de Guatemala

Samuel Xulú, automovilista, indicó que a diario pasa por el puente Carlos Castillo Armas y en ocasiones ha observado que motoristas se han salvado de caer por esquivar el agujero, principalmente cuando llueve.

En Escuintla

Con la llegada de la época de lluvia se incrementan los temores de pilotos que circulan por el puente sobre el río Achiguate, km 73 de la ruta al Suroccidente, Escuintla, pues temen que colapse en cualquier momento.

La preocupación se debe a que la estructura tiene daños en un aproche -unión-, y debido a las correntadas del río, las bases son impactadas por el agua y piedras que corren hacia la parte baja del afluente.

Martín González, piloto, indicó que en ese lugar hay dos puentes y que la parte dañada está en el carril que de Escuintla conduce a Siquinalá. “Cuando pasan los automóviles vibra más de lo normal”, aseguró.

Oswaldo Barrios, vecino, dijo que los daños han sido a consecuencia de los múltiples accidentes que se registran en el lugar, ya que hay una curva y muchos pilotos pierden el control de sus vehículos y chocan con el puente, lo que ha dañado la base principal.

Lea también:  ¿Qué puesto ocupa Guatemala sobre la calidad de las carreteras?

“Es urgente que las autoridades evalúen y hagan los trabajos necesarios para evitar una desgracia y que miles de personas que circulan por esta importante carretera se queden incomunicados”, comentó Barrios.

“Uno de los accidentes más fuertes ocurrió el año pasado, cuando un tráiler chocó contra el puente y lo dañó, por lo que quedó inhabilitado durante varios días. Las autoridades hicieron unas reparaciones, pero no quedaron bien, y con la llegada del invierno se está socavando la base del aproche”, expresó Santos Dávila, otro piloto.

Las lluvias también han ocasionado que uno de los aproches del puente Achiguate se empiece a socavar. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Fabián Rodríguez, vecino, señaló que por esta ruta circulan camiones con mercadería procedente de México, El Salvador, Nicaragua, Honduras y Costa Rica.

“Creo que vale la pena que las autoridades busquen solución al problema, para que no se afecte la economía, pues son miles de camiones con mercadería los que circulan por esta ruta”, dijo Rodríguez.

Le puede interesar: Entre paredes rajadas: así viven mil 550 familias por hundimiento de la vieja Chinautla

“Las correntadas del río Achiguate son fuertes, ya que proceden del Volcán de Fuego y descienden restos de lava, que tienen gran fuerza y son capaces de derribar la debilitada base del puente”, dijo Rodríguez.

Guillermo Domínguez, gobernador de Escuintla, indicó que buscarán una solución al problema. “En los próximos días se pedirá a expertos que hagan un análisis del problema, por lo que pedimos precaución y paciencia a las personas que pasan por este lugar”, dijo Domínguez.

Una de las reparaciones que se la han hecho al puente Achiguate, en Escuintla, cuyas bases están dañadas.

Una de las bases del puente Achiguate, km 73 de la ruta al Suroccidente tiene serios daños, debido a la colisión de un camión, en el 2017.

Las lluvias también han ocasionado que uno de los aproches del puente Achiguate se empiece a socavar.

Contenido relacionado 

>Puente que comunica a Totonicapán y Quiché está a punto de colapsar
>
Carretera de la Costa Sur: 140 kilómetros de martirio
>
Derrumbe deja incomunicados a vecinos de San Cristóbal El Alto