Padres de niños que murieron aparentemente por dengue señalan deficiencias en diagnóstico

Los vecinos de la colonia El Paraíso, en zona 18, están alarmados debido a la muerte de cinco menores en las últimas semanas, y que se sospecha fallecieron por dengue hemorrágico.

Karen Mazariegos y Andy López muestran las recetas y el acta de defunción de Keila, señalan negligencia del sistema de salud. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)
Karen Mazariegos y Andy López muestran las recetas y el acta de defunción de Keila, señalan negligencia del sistema de salud. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

En la casa de la familia López Mazariegos se guarda el luto por el fallecimiento de Keila, de 6 años. La pequeña falleció el 1 de julio pasado y los síntomas que tuvo son propios del dengue hemorrágico.

En la colonia El Paraíso la muerte de Keila no es el única que se sospecha que fue por dengue; José Torreblanca murió el domingo último con los mimos síntomas, por eso los vecinos están alarmados y piden a las autoridades atender con fumigaciones y “seriedad en el trato de las enfermedades similares al dengue”.

Además, los vecinos aseguran que tres niños más murieron por “dengue hemorrágico” en junio pasado y otros están enfermos. Incluso, colegios privados han programado fumigaciones y el recorte de maleza cercana a sus instalaciones para evitar la presencia del mosquito Aedes aegypti, el transmisor del virus de dengue.

La casa de Keila y José están a 100 metros de distancia, tenían la misma edad y los vecinos los describieron como niños sanos que tuvieron “el infortunio de enfermarse e ir a un centro de Salud que nos los atendió como se debió”.

Karen Osorio, madre de Keila, luego de 19 días del fallecimiento de su hija se mostró decidida a esclarecer las circunstancias de la muerte de la pequeña. En la sala de su vivienda está colgada una fotografía de Keila y en un sobre guarda las recetas que emitieron médicos del centro de Salud y del Hospital General San Juan de Dios, según la madre cada documento es la evidencia de la “negligencia”.

El acta de defunción de Keila no registra su fallecimiento por dengue, el reporte dice que murió por “fallo multiorgánico”. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

Karen entre su dolor dice sentirse con fuerzas para denunciar el caso y pide al Ministerio de Salud que revele los nombres de los médicos que atendieron a Keila porque está dispuesta a interponer denuncias en el Ministerio Público.

Mencionar a Keila evoca recuerdos en Karen, después de su fallecimiento dice que solo le queda honrar su memoria “evitando más muertes” de niños.

“No quiero que la muerte de mi hija quede en el olvido y al menos que Keila haya fallecido para que no mueran más niños, en este caso hubo médicos negligentes de un sistema de Salud que no funciona para atender casos de dengue, eso quedó evidenciado”, criticó Karen.

Keila fue a atención médica a la Clínica Periférica de El Paraíso tres veces desde el 24 de junio al 28 de junio pasado, Karen señala que no le hicieron análisis de sangre para corroborar o descartar dengue.

“Lo que me dijeron es que era una gripe, en la segunda ocasión que fui -al centro de salud-me explicaron que era amigdalitis, pero Keila no mejoraba y por eso empecé a dudar. Incluso, un médico me señaló de ser una madre negligente porque no la estaba atendiendo, y es mentira, le compré el antibiótico y el paracetamol que dijeron para la supuesta amigdalitis y resultó que no era eso”, lamentó Karen.

Keila estuvo hospitalizada el 29 de junio último en el Hospital General San Juan de Dios y por la noche fue dada de alta, según Karen.

“En el hospital me dijeron que Keila se estabilizó y que me la podía llevar a casa, pero en la noche al llegar a hogar empezó con crisis de nuevo y regresé. Se quedó para amanecer el domingo en observación y ese día sangró, ahí fue donde los médicos dijeron que era dengue y le extrajeron sangre: los resultados de esos análisis aún no me informan”.

La preocupación de Karen no terminó, su hijo mayor de 12 años también tiene dengue, pero debido a lo que ocurrió con Keila decidió tratar esa enfermedad en una clínica privada para “no arriesgar” a otro hijo.

El hijo mayor de Karen fue diagnosticado con dengue en el Hospital San Juan de Dios, y en el reporte se determinó: “paciente con antecedentes de que su hermana falleció por dengue -se refieren a Keila-“.

En este reporte del hospital general San Juan de Dios confirma que el hermano de Keila tiene dengue y ella falleció por ese virus. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

Karen señala que “el sistema de atención falló”, los médicos no supieron atender el caso y así pasó con “José”.

Tristeza por José

En la casa de la familia Torreblanca hay silencio, es la tristeza por el fallecimiento de José es evidente y los vecinos dicen que su madre no ha salido a la calle desde el domingo último cuando el menor fue enterrado.

El rostro fuerte de la familia es Gabriel Torreblanca, el padre de José, quien relató en pocas palabras el fallecimiento de su hijo.

“Mi esposa está destrozada, ella fue quien veló por la mejoría de José, pero nos dijeron que era una infección en la garganta y era dengue hemorrágico. No entendemos cómo los médicos recetaron medicina para infección y no trataron a José por dengue, eso no se entiende y está malísimo”, lamentó Gabriel.

El padre de José brindó la entrevista en la puerta de su casa, justo antes de salir a trabajar como recolector de desechos de la Municipalidad de Guatemala. Gabriel explicó que le quedan dudas por el acta de defunción de su hijo porque dice que la muerte “está en análisis” y no les entregaron los resultados de la sangre analizada.

Gabriel Torreblanca en la puerta de su casa relató que hubo “mal diagnóstico” en el caso de su hijo José, quien falleció el domingo último. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

La limpieza

La vecina Blanca Chay dijo: “Les avisamos a los del Ministerio de Salud que vengan a fumigar y solo quieren pasar a hacer esa limpieza en las casas en donde vivían los niños que murieron y en las otras no, eso no es correcto y el personal de vectores no respondió: no hay insumos”.

Los vecinos se han organizado para limpiar áreas verdes frondosas en la temporada de lluvia. Juan Carlos Mejía con un machete arranca la maleza y lo hace frente a la casa de Keila.

“Supimos lo de la niña y por eso nos organizamos entre los vecinos para limpiar. Estamos asustados porque todos los niños de acá -El Paraíso- están en riesgo, nadie quiere que esto vuelva a pasar”, lamentó Mejía.

Coincidentemente a la muerte de menores, delegados de la comuna capitalina efectúan limpieza de la maleza en áreas públicas de El Paraíso, incluso del centro de Salud.

La Clínica Periférica del Paraíso, en zona 18, está siendo limpiada por la Municipalidad de Guatemala para evitar la propagación del mosquito transmisor del dengue. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

“Casos no están confirmados”

Manuel Sagastume, jefe del Departamento de Epidemiología de Ministerio de Salud, explicó: “Tenemos conocimiento de dos casos, que necesitan investigación, se necesita de muestras sanguíneas, que son enviadas al laboratorio nacional de Salud, que se demora más o menos una semana”.

Sagastume expuso que “no se usan pruebas rápidas porque son poco sensibles y poco específicas y pueden confundirse con cualquier otra enfermedad. Adicionalmente necesitamos ampliar las condiciones en las cuales los niños se hayan infectado” y se requiere de un historial clínico de cada uno de los pacientes y “con base en los dados restantes, datos epidemiológicos, determinar si son dengue o no”.

El jefe del Departamento de Epidemiología argumentó que “hasta no tener esa información los casos los clasificamos como sospechosos y están en investigación. Tenemos 31 casos más que se están investigando, de los cuales tenemos 10 muertos”.

“Lo que está ocurriendo en la zona 18 es dengue, sin embargo, en los casos graves y que fallecen si no tenemos la confirmación por laboratorio o podemos decir que eso sea dengue grave”, indicó Sagastume.

Contenido relacionado:

Lluvia, calor o frío: las inclemencias del tiempo no perdonan a estudiantes en el salón de clases

Estudiantes aprenderán a cuidar hortalizas en la colonia Primero de Julio

Alerta: ríos bajan de nivel por preocupante disminución de lluvia

2

Jose G. Hace 7 meses

El sistema de salud nacional y el propio IGSS es una basura, mi hijo también enfermó y también dijeron que era una amigdalitis sin embargo lo llevamos a otro lado y resulta que no era eso, gracias a Dios mi hijo ya está bien pero desgraciadamente los doctores que se creen que lo saben todo realmente no saben nada, un consejo les doy, si sienten en su corazón que algo no está bien busquen ayuda en otro lugar

    Jose G. Hace 7 meses

    Sin mencionar que mientras tanto político corrupto se roba el dinero de nuestros impuestos nuestra gente se está muriendo